!Pensilvania de luto!

Pensilvania
Pensilvania, Caldas.

 
Román Ramírez Sepúlveda
(Entrañable amigo)
Señora Muerte que se va llevando / todo lo bueno que en nosotros topa!… (León De Greiff).
“Algo se muere en el alma cuando un amigo se va”. (copla andaluza).
‘Nada nos envejece tanto, como la muerte de aquellos que conocimos durante la infancia. (Julián Green).
Lamentable y emotiva noticia (la de su muerte).
Querido hermano, te voy a echar de menos en mis siempre ambicionados, suspirados regresos al terruño amado.
Me queda tu recuerdo. ¡¡Paz en la tumba!! de quien por años fue mi contertulio, mi compañero de juveniles andanzas, ilusiones.
Te pensaré, cada uno de los días que me quedan de vida.
Guardaré la esperanza, de que en un futuro -quizás muy cercano-, nos reencontraremos ‘en ese más allá que llaman cielo’ -como dice la canción-, para el que partiste, callada, impensadamente.
Fraterno, excepcional, irremplazable, irrepetible amigo -de todos los tiempos- que falta me vas hacer.
Con profunda tristeza, incancelable nostalgia, te despido con este dolido adiós.
Que en la gloria estés. Q. e. p. d.
Un solidario saludo y afectuoso abrazo a la inconsolable familia.
Deposito una flor y una lágrima en tu última morada.
Hasta siempre dilecto amigo.
Que los dioses del Olimpo te tengan a buen cuidado.
Requiescat in pace.
Amén.
mario arias gómez
Manizales, septiembre 15 de 2019
Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario