Productores ganaderos tienen cada vez menores márgenes de ganancia debido a los bloqueos

Compártelo:

Tomado de Contextogandero.com

Aunque hay algunas zonas del país que no han sentido los bloqueos con la misma intensidad que en otras, ganaderos y agricultores están sintiendo las consecuencias de un transporte paralizado, específicamente por el alza de los costos que hacen menores sus ingresos.

Jorge Luis Veloza, representante de la Asociación de Productores de Leche de Calamar (Asoproleca), municipio de Guaviare, relató que la situación más crítica se vivió cuando impidieron el paso de camiones de ganado, pero ya el paso se normalizó.

Sin embargo, los productores están notando que aun cuando tienen suministro de insumos, su costo se está elevando poco a poco, haciéndose más difícil de adquirir.

En este momento, todos los productos como fertilizantes y abonos están costosos. Pero no solo eso, sino que como aquí solo se cultiva la yuca y el plátano, lo demás se compra (haciendo referencia a otros cultivos)”, detalló el representante de la asociación.

Según Veloza, el incremento ha sido entre un 10 y 20 %, lo que reduce el margen de ganancia de los productores. Ante esta situación, muchos han optado por vender sus ganados aprovechando que el precio de estos también se ha elevado, a más de $6000 el kilo.

Y si bien estos propietarios no han sentido una carga más alta por el transporte de sus animales, hay casos donde los trabajadores del campo están sintiendo un mayor cobro en este rubro, como es el caso de los agricultores en Cabrera, población de Cundinamarca.

Allí, Sandra Milena Dimaté, presidente de la Asociación Agrícola de Productores Comercializadores de Productos Agropecuarios del Sumapaz (Afrijosum), contó que sus cultivos se están vendiendo a menor precio, como los del tomate de árbol o la granadilla.

La gente no está recogiendo sus cosechas de los frutales por miedo que no los recojan y por los precios tan bajos que les dan, mientras que los insumos sí están caros”, aseguró.

La productora explicó que los costos de fumigar pueden alcanzar hasta el millón de pesos por cada quincena. En cambio, por el tomate de árbol reciben $25 000 por canastilla de 25 kg, y por la caja de granadilla le ofrecen $10 000, en tanto que antes les ofrecían $35 a $40 000.

“Nosotros no alcanzamos a vender cuando la caja de granadilla pareja estuvo a $80 000. Hace como 15 días la vendimos a $45 000 en Bogotá, pero es que a $10 000 nadie puede”, dijo.

Así como los trabajadores rurales de Calamar y Cabrera, hay cientos de miles en otras partes del país que están viendo cada vez más reducidos sus márgenes de ganancia, con unos insumos más costosos y unas ventas mínimas por sus productos.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario