Balance electoral

Compártelo:

Por Bernardo Henao Jaramillo.

El pasado 13 de marzo se cumplió la obligada cita con las urnas. Nuevamente el abstencionismo superó a la votación. Los escrutinios aún no han concluido y conforme a los datos de la Registraduría se depositaron en las urnas 16.278.961 votos válidos, 730.831 votos nulos y 1.056.670 votos en blanco. Votos nulos para el senado 819.911 y para la Cámara de Representantes 955.338. Los votos en blanco alcanzaron el 6.38 % del total. Cerca de dos millones de votos no eficaces increíble. En esta entrega haremos un balance de lo ocurrido en la elección y en la siguiente entrega nos ocuparemos individualmente de los aspirantes a ocupar el sillón presidencial. 

En Colombia de acuerdo con el censo electoral vigente para las elecciones de 2022 la población habilitada para votar es de 38.819.901 ciudadanos colombianos. Motivo por el cual en esta oportunidad el número de mesas informadas se estableció en 112.900, lo que conllevó igualmente a la entrega previa de similar número de kits electorales, en Colombia y en el exterior, donde también se ejerce el derecho al voto por los Colombianos. En ese total de mesas de votación, según cifras de la Registraduría, solo participaron el 45.87% de los electores, porcentaje que expresa que ha sido una de las votaciones más bajas en jornadas electorales recientes.

En un proceso costoso e innecesario, que terminó afectando a los aspirantes al Senado y a la Cámara de Representantes, se adelantaron tres consultas: la del Pacto Histórico, el cual no tiene partido ni de minoría, obtuvo 5.818.375 votos; la de Equipo por Colombia 4.145.691 y la de la Coalición Centro Esperanza 2.287.603. Tres ganadores, en su orden, Gustavo Petro, Federico Gutiérrez y Sergio Fajardo.

Cada una de ellas tendrá su balance, pero, se adelanta que las expectativas del  Pacto Histórico se vieron frustradas, de los votos esperados tan solo obtuvo 5.573.894 en la consulta, por lo que su líder está tratando de conseguir, como fuere, lograr un mayor número de sufragios en búsqueda de alzarse con la victoria en primera vuelta el próximo 29 de mayo.  Sergio Fajardo, quien hace 4 años estuvo cerca de alcanzar la presidencia, redujo significativa sus seguidores a 700 000 votos y, quien lo creyera, Francia Márquez lo superó obtuvo 783.160 Y el ganador de la coalición Equipo Colombia, Federico Gutiérrez, quien se alzó con el triunfo frente a fuertes candidatos. 

No obstante los continuos ataques al Centro Democrático y a su fundador, quien no participó en la contienda electoral, este partido obtuvo un decoroso resultado, de donde para obtener la presidencia, ante la hidalga renuncia de su candidato Oscar Iván Zuluaga, le corresponderá a Federico Gutiérrez hacerse a sus votantes. 

Como acontece con toda elección, después de concluida, comienza el proceso de escrutinio final. En la medida en que avanzaba se encendían las alarmas. Contrario al comportamiento de anteriores elecciones que registraron variaciones de hasta 0.5% a lo sumo, en esta ocasión se ha llegado cerca del 8%. Esta situación llevó, primeramente, al expresidente Álvaro Uribe a pedir que se recontaran los votos y, posteriormente, al señor Presidente de la República Iván Duque a ordenar reunir a la Comisión de Garantías electorales y al Registrador para manifestar que ante esas inconsistencias solicitaría el reconteo, especialmente el de la votación para el Senado.

Gravísimo sería que la elección presentase comprobado fraude. Pero, en la sesión de la Comisión de Garantías electorales, contrario a lo expuesto en las redes, ni los partidos ni los movimientos utilizaron esa palabra, a pesar de conocer las sustanciales diferencias. Quedó totalmente claro que la conformación de los jurados electorales, con los cambios introducidos, resultó ser un remedio peor que la enfermedad. Hay que agregar que esos jurados fueron deficientemente capacitados y en la nueva conformación de jurados para la elección presidencial estas fallas no pueden repetirse.

Al corroborar el señor Registrador que la mayoría de partidos y movimientos representados en la reunión de la Comisión de Garantías se manifestaban en desacuerdo con el reconteo, anunció que ya no lo pediría al CNE. Esto provocó un grave manto de duda sobre el proceso electoral y un evidente riesgo para la democracia.

Por tal motivo para despejar esa nube oscura que afecta la elección se requiere hacer un completo análisis de auditoría a la elección del 13 de marzo, el que si arroja y demuestra que hubo fraude en el resultado impone la renuncia inmediata del Registrador y la adopción de medidas extraordinarias para garantizar que el debate presidencial que se aproxima sea por completo trasparente. 

Hoy hay más expertos en derecho electoral que antes de las elecciones. De lo informado por las redes queda claro que el Pacto Histórico sí conformó un equipo de 52.000 testigos electorales y 29.000 auxiliares. Esto habla de una erogación importante que, esperamos, se refleje en las cuentas que extiendan al CNE. También, por la rapidez con la que actuaron en los escrutinios, es claro que se conectaron a la Registraduría Nacional del Estado Civil y recibieron el paquete integral de los E- 14 o actas de elección de las mesas de votación.

Igualmente, queda visto que los restantes partidos y movimientos fueron descuidados al momento de vigilar sus votos. Amplios apoyos económicos reciben con ocasión de las elecciones, pero, a la hora de invertir recursos propios para cuidar su votación, no lo hacen. Si no son diligentes se perjudicará la democracia en las presidenciales. En consecuencia, los otros perdedores de la jornada son estos partidos y movimientos y por supuesto que esto se refleja en la composición del Senado y la Cámara. ¿Será que dejan perder el veredicto de las urna?.

El Consejo Nacional Electoral debe esperar lo máximo que la ley permita para hacer la entrega de credenciales que acrediten a los nuevos congresistas, y cuando menos despejar cualquier duda ante la posible existencia de fraude.

Compártelo:
Imagen por defecto
Bernardo Henao Jaramillo

Abogado e investigador


Deja un comentario