Candidatura Presidencial Anticomunista para el 2022

Ariel Peña

 

Ideológicamente el comunismo  totalitario o marxismo, ha sido confrontado desde sus inicios, en primer lugar por los libertarios, encabezados por Mijaíl Bakunin y  Pierre-Joseph Proudhom en el siglo XlX, con ocasión de la Internacional de los trabajadores; quienes develaron las intenciones estatistas y absolutistas del señor Karl Marx, y desde esa época hasta nuestros días se han venido delatando las atrocidades cometidas por la secta marxista, denuncias mejor conocidas como anticomunismo.

Los dogmas marxistas leninistas le han hecho mucho daño a la humanidad; por esa  razón en las elecciones de 2022 en Colombia, para que el país no sea víctima global de semejante engendro, tendrán que unirse las fuerzas democráticas y libertarias para enfrentar a las huestes comunistas, a sus idiotas útiles y a los larvados que tienen el mismo proyecto político totalitario.

El anticomunismo no solo ha tenido expresiones en la política, también lo vemos en la cultura, las religiones,  la economía, la moral, la ética, la  sociología, la filosofía y en  el movimiento de los trabajadores, entre  otros; en consecuencia al convertirse la doctrina de  Marx desde que existe, en enemiga de la humanidad  por todas sus acciones genocidas, buscando conquistar o defender el poder político,  se tiene  que  prevenir a la ciudadanía para que no se deje ilusionar de supuestos “cambios”, cuyos resultados más patéticos los contemplamos en la vecina Venezuela.

El  programa político marxista leninista en Colombia para la toma del poder con todos sus apéndices abiertos y ocultos, como primera tarea tiene la de desprestigiar a personas de la política tradicional, que han servido de muro de contención en contra del comunismo, lo cual no lo perdonan y por eso le dan calificativos de mafiosos, asesinos asquerosos, criminales y otros  calumnias e insultos, usando medios de comunicación y redes sociales; amen del alarde que hace la denominada izquierda,  proclamando  la “segunda independencia” y la defenestración de la oligarquía, que según los mamertos lleva 200 años en el manejo del Estado; todas esas argucias responden a la estrategia para Latinoamérica del Foro de Sao Pablo acolitado por el Grupo de Puebla.

El discurso miserabilista que utiliza la mamerteria, con  una supuesta sensibilidad social a favor de los pobres, ya se sabe que  es una simple patraña para ganar adeptos, de la misma manera cuando  fingen combatir la corrupción  también  es otra  treta,  debido a que la corrupción más grande que  se conoce en Latinoamérica en los últimos años, la realizó la empresa Brasileña Odebrecht amparada por el  expresidente marxista de Brasil Luis Ignacio Lula da Silva, quien  quería usar  los sobornos en los diferentes países para desarrollar el plan político del Foro de Sao Pablo, con miras a llevar a la región a gobiernos del socialismo del siglo XXl, que es la versión neocomunista del totalitarismo marxista.

A pesar de que Tirios y Troyanos, ante la pandemia de la Covid-19 o virus chino, han tomado la calamidad  de  la peste como asunto de cada país, no se puede ocultar la responsabilidad total del partido comunista de China, por ser  la nación asiática  el origen y difusión por el planeta de la plaga, que es una nueva tragedia para la humanidad que  nos regala el marxismo en su aplicación práctica, por lo tanto ese es otro motivo para organizar un movimiento republicano anticomunista en el 2022 y, así evitar  que Colombia caiga en el anzuelo marxista que posee varios partidos y grupos, realizando un trabajo inicuo para llevarnos a una dictadura.

De suerte que en Latinoamérica conocemos perfectamente las  “bondades” del comunismo en el poder, teniendo el espejo más cercano en Venezuela, que sin conocerse plenamente las consecuencias del Coronavirus tiene una pobreza del 96% ganándole en miseria a Haití, y sin duda ese será el destino de Colombia, si se deja llevar ingenuamente  por los parlanchines del “cambio”, que utilizan la falta de conocimiento de algunos ciudadanos para vender ilusiones, cuyos resultados son catastróficos para una nación.

En las negociaciones de La Habana entre el gobierno de Santos y las Farc, un punto que exigía el grupo terrorista, era el de proscribir el  anticomunismo,  puesto que saben de la  lucha ideológica que le ha dado ese movimiento a través del tiempo, sin olvidar  que la inmensa mayoría de los millones de crímenes que ha cometido el comunismo en el mundo, los ha realizado en contra de los que no han estado de acuerdo con su proceder totalitario, y por eso ha declarado como enemigos en  varias ocasiones  a los libertarios o anarquistas, a  la democracia liberal,  a la socialdemocracia y a muchos otros sectores, que por ser defensores de la libertad como condición suprema de la humanidad, han sido  objetivo del comunismo para  apabullarlos.

El comunismo  monta sus planes aprovechándose de  la falta de conocimiento de los pueblos; en virtud de lo cual la concientización de las masas es un empresa  fundamental que deben implementar los demócratas, para no tener que lamentar mañana la perdida de las libertades, por lo cual desde ya, hay que organizar un movimiento anticomunista de cara a las elecciones de 2022, teniendo como base un pleno robustecimiento de la lucha ideológica, a pesar de que  el comunismo totalitario busca enceguecer a la población con falsedades; se debe iluminar a la ciudadanía con la luz de la verdad, para que no sea avasallada por las fuerzas totalitarias marxistas.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

1 COMENTARIO

  1. señor por favor hable bien!!, no se dice la covid!!!, el covid 19 es un virus que está contagiando al mundo entero y por eso es una pandemia!.
    pero es UN virus!!, masculino!!, no se deje llevar por modas impulsadas por el nuevo orden mundial que es el corazón del comunismo,es el mismo poder que manipula corrientes infiltradas por todo el planeta como la ideología de género, el aborto, el socialismo, el ateismo, etc, y lo primero que hacen es dominar el lenguaje!!!, y de ahí al pensamiento es un pasito nada más!

Deja un comentario