¿De qué me hablas viejo?… III


 
mario arias gómez

Por: mario arias gómez.

D

esvergonzada, insoportable contrapregunta del presidente Duque al periodista Jesús Blanquicet, del diario barranquillero ‘El Heraldo’, que lo inquirió sobre el bombardeo a disidentes de las FARC, causando la muerte a 8 niños, y que intentó ocultar; clara interferencia a la libertad de expresión, materializada al ordenar a los subordinados kinkones acompañantes, que procedieron a alejarlo. Evasivo dicho tomado como título del presente culebrón que resume sus inconductas funcionales.

Desgrano hoy el afrentoso, desafiante, indignante nombramiento como ‘Coordinador de Víctimas’, del hijo del bandido ‘Jorge 40’, victimario mayor -entre otros-, entendido como una cruel, humillante bofetada a los millones de campesinos despojados de sus tierras; familias desplazadas; descendencias de líderes sociales que sobrellevaron el asesinato de sus seres queridos; pajarraco ejecutor de las tristemente imborrables masacres, causantes de los ríos de sangre inocente derramada, quien al regresar de los EEUU -seguramente en secreto al estilo ‘uribito’-, deberá saldar las cuentas pendientes en Colombia.

Criminal calificado de héroe, perseguido político, por el cínico, locuaz, insolente heredero, con olvido de la vorágine de los delitos de ‘lesa humanidad’ por él cometidos. Existen -al respecto- dos maneras de pasar de agache en la vida: hacerse el idiota o serlo. Dijo Platón: “los buenos son los que se contentan con soñar aquello que los malos hacen realidad”.

A la burlesca, omisiva nominadora -vocera del dogma de los tres huevitos, forjado por el arisco, caprichoso, ebrio, liso, indómito enemigo (acérrimo) del proceso de paz, quien igual que en la ‘Cosa nostra’, “ni perdona ni olvida”, -le recuerdo: “uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice”, proverbio referido -en su caso- al inconcebible, canallesco, desconcertante empeño de justificar la nominación -de uno de los suyos- hecha por convicción o proximidad ideológica, con el cuentazo del “talante conciliador y pluralista del gobierno”, aduciendo -además- que al retoño no lo inhabilitaba el que su progenitor -afín al furibismo- fuera un confeso genocida.

Artera, temeraria coartada que para los anónimos, zarandeados bobalicones -pobres de espíritu- de los que hablara Kafka, suena aún ofensiva.

¿Cuántos descendientes de la insurgencia ha nombrado la mañosa funcionaria?, tomado en cuenta que tampoco puede trasladarse la responsabilidad por los delitos cometidos por sus mayores. Ninguno de sus fustigantes, ha mezclado los “delitos de sangre”, con el principio de ‘individualidad penal’, ni trasladado a sus consanguíneos, menos, ha argüido que los hijos de los paramilitares -condenados-, no pueden ejercer cargos públicos. Que no venga entonces el trivial Gobierno -en su complejo de sumisión- a fraguar la tramoya, de que se trata de una señal de pluralismo, reconciliación. A otro perro con ese hueso.

Mensaje desdicho por el desmirriado, despectivo, despreciable ultraje a “la vieja esa” -vocera de la oposición-, desembuchado minutos después de reiterar la falsa, inexistente política de puertas abiertas; del edulcorado, postizo llamado a la concordia, pisoteada -qué duda cabe- por el arrogante, sañudo, solapado subpresidente -venido a más-, corroído por la ineptitud; abrumado por la ojeriza contra quienes no compartimos sus credos, fantasías.

Doble cara, acreditada al encomendar la abrumadora, sucia tarea a la desmañada min-Interior y al min-Defensa -personajillo de poca monta, lagarto que, a fuerza de medrar, batir (incesante) la cola, el incensario, se atornilla en los puestos; especie de Duque a menor escala- de vetar a Frank Pearl -cualificado, experimentado, mesurado ejecutivo- como presidente de Asocaña.

Envalentonada, intemperante, tóxica Ministra, coadministradora de la repartija burocrática -especialmente la diplomática-, a la que solo tiene acceso la cuadrilla partidaria-, sin tomar en cuenta que la víbora nombrada, estará inhabilitada o recusada permanentemente, en la actividad que, de manera directa o indirecta, involucre a víctimas del paramilitarismo, sin descartar que se quede ‘manicruzado’, sin funciones -como nuestro James Rodríguez, sin jugar-.

Envilecido gobierno, que ha caído en un horripilante, extremo grado de falta de liderazgo, credibilidad, confianza, producto del papel de correveidile, contrapuesto a la inseparable majestad de la investidura presidencial; responsable político de los atroces, reaparecidos falsos positivos; asesinatos de líderes sociales; desmovilizados; chuzadas; apocalíptica, incontrolable corrupción; gangrena que socava, carcome la institucionalidad.

Irracional plataforma, herencia del innombrable que, junto a la precitada podredumbre -antagonista del desarrollo-, ha llevado a que infinidad de compatriotas, tengan la sensación de su inevitabilidad, como si se tratara de un fenómeno natural -rayos, terremotos, huracanes, tempestades- fruto de las malas artes, prácticas non sanctas del anodino Presidente, inmiscuido en la presunta compraventa de votos; hecho que sin determinar el grado de participación, lo deslegitimó anticipada, irreparablemente.

Julio 29 de 2020

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario