‘Dicho sin rodeos…’

Torre de Babel
Torre de Babel

 
Mario arias gómez
A
lude el Antiguo Testamento, que la ‘Torre de Babel’, fue una maldición divina, que introdujo en los constructores, la anarquía, la confusión de las lenguas, suscitando la interrupción, la parálisis de la obra. Alegoría utilizada para registrar el bochornoso, caótico, confuso barullo formado en torno a la utilización de la técnica de la fracturación hidráulica (fracking), para extraer el petróleo y gas atrapados en los poros de las formaciones rocosas de los Yacimientos No Convencionales (YNC), denominadas ‘lutitas bituminosas’, depositadas en el subsuelo a profundidades entre 1.000 y 5.000 metros.
Tras el agotamiento de las reservas petroleras y gasíferas, urge del anárquico, inerme, incoherente Gobierno, no pestañear ante la embarazosa e inesperada decisión del Consejo de Estado, de rechazar el recurso de súplica que buscaba revocar las medidas cautelares que regresaron inesperadamente el fracking a ‘fojas cero’. El tiempo como las reservas se agota. El kafkiano salvavidas del Tribunal, mediante el auto del que solo se conoce el anodino comunicado publicitado, del que se intuye que el Gobierno podrá adelantar los pilotos programados, ajustado al informe del extravagante Comité de Expertos concebido por min-Minas, del que hacen parte, exótica, extraña, inexplicablemente,  dos politólogos y una antropóloga.
Resultado de imagen para Fotos del fracking
FRACKING, MENTIRAS Y VERDADES
Crucial encrucijada que involucra posibilitar la duplicación o no de las reservas de petróleo y gas que, en uno u otro caso, pasarían las primeras, de 6,2 años a 23 y las segundas, de 10 años a 35 ; igual, ser autosuficientes o importadores de tales elementos y derivados, agregado el que las regiones recojan regalías por más de 15 billones de pesos anuales, o dejen de receptarlas. Algo de vida o muerte para sus pobladores.
A todas, mudables y vetustos politiqueros de todos los pelambres; arribistas autonombrados -habrase visto- custodios del bien común, protectores ‘entre comillas’ de la especie humana; videntes de catástrofes, a los que no les importa las onerosas consecuencias -para el país- de una decisión adversa por parte de CE, frente al fracking. Arteros, burdos, radicales opositores, empeñados en impedir -sin estudios fiables- la explotación -de manera limpia, sostenible- de los recursos naturales, con respeto del medio ambiente, de las generaciones futuras. Lo hacen: Australia, Argelia, Canadá, China, México, Rusia. EEUU con 145.000 pozos perforados, Argentina con 1.400, sin que los perniciosos vaticinios se hayan dado.
Exasperante incertidumbre e irremediable querella -‘in aeternum’- ligada umbilicalmente, a la forma ligera, apresurada, irresponsable -dicho sin ambages-, como el impostado, frágil Presidente, ha manejado calculadamente -desde la campaña- el tema, cuando desconoció -quizás por ignorancia- que el ‘fracking’ completaba diez años de autorizado (Conpes de 2008), desde entonces, incluido en todos los planes de desarrollo nacional. Sin embargo, por los votos, se amarró en Bucaramanga (11/04/2018). Veamos: “En Colombia en un eventual gobierno mío no habrá fracking“; “la prioridad será el desarrollo de los hidrocarburos convencionales”. “Tenemos una sobrexposición de ecosistemas diversos y complejos acuíferos subterráneos, biodiversidad o ecosistemas sensibles, de enormes riquezas y unos riesgos de mayor sismicidad, por los tipos de suelo que tenemos”.
Burlada, embaucada, engañada audiencia, que impaciente exige -con razón-, al agrandado, delirante pastorcito viajero, mentiroso: ‘que cumpla su palabra’. Inobservancias que han enrareciendo inequívocamente el ambiente social, político, luego de generar ilusas quimeras, las que una vez asumido el mando, ante la urgencia de desatarse del nudo gordiano al que se ató, ha ignorado, -para salir del atasco- su compromiso, persuadido por la pizpireta min-Minas, quien anticipó:
Mi trabajo es convencer al presidente de que el fracking se puede hacer de manera responsable y segura, trabajaré en equipo con el (pordebajeado) ministro de Ambiente”, quien solo atinó a exponer: “Vigilaré y propenderé por la conservación y protección del medio ambiente, bajo los principios de prevención, mitigación y restauración”. “Como no soy el rector de la cartera de minería, ni de hidrocarburos, tampoco de infraestructura, espero que los titulares de esas áreas incluyan esos componentes“.
Evidente la falta de liderazgo del inescrutable, hablantinoso y sometido presidente Duque.
La puerta que entreabrió el CE al fracking, cayó como un baldado de agua fría, a los promotores del proyecto de ley que intenta prohibirlo, auspiciado por más de 30 senadores y representantes de todos los matices políticas y bancadas ídem, que le enrostran -a una- a Duque: “haberle mentido procazmente al electorado”. Antagonistas que no admiten -ni para estudio- las pruebas piloto, por estar en juego -aducen estos nuevos mesías- el agua, salud, vida, biodiversidad, macabro, tenaz preaviso al CE, que no decide aún si autoriza o no el cautelado sistema de exploración.
25/09/2019
http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario