“Dios los cría y el diablo los junta”

Compártelo:

“Dios los cría y el diablo los junta”

Título complementado con: «Dime con quién andas y te diré quién eres» y “El codicioso y el tramposo, fácilmente se conciertan”, caen como anillo al dedo para referirme a los mellizos, Iván Duque y Pedro Castillo, idénticos como dos gotas de agua, cortados por la misma tijera. Binomio infernal con características de personalidad y conducta afines: arribistas, dóciles, iletrados, con alma de vasallos. sin vuelo ni votos. Mascotas de los prontuariados: Innombrable y Vladimir Cerrón -respectivamente-, abusivamente consagrados por ellos y para ellos.

Con sus dolosas, fraudulentas victorias, se instaló el ÑAPANGUISMO en las ‘Casa de Nari’ y ‘Pizarro’. Monumentos históricos que, sin movérsele un solo músculo de la cara, deshonraron con sus inconductas funcionales, actos de corrupción, agregada en el caso del deleznable, espurio, tambaleante gobierno del ‘Sombrero Luminoso’, la “senderización” del Estado.

Castillo proclamado -vía el atajo-, por el parcializado jefe de la ONPE -máximo organismo electoral-, luego que el incompleto Jurado Nacional de Elecciones (JNE), presidido por un comunista por convicción, profesión, vocación, desestimó inverosímilmente incontables pruebas de fraude.

En Colombia, Francisco Barbosa, cerró -a pesar de las pruebas- el caso de la compraventa efectuada por el Ñeñe Hernández a favor de Duque.

En Perú en menos de seis meses, cayó el primer ministro por ‘apología del terrorismo’, con 12 ministros. La mayoría de los Ministerios en Colombia, han sido rotados o enrocados.  ‘Palabra de maestro’, muletilla del ‘payaso del lápiz’ con la que remata las mal leídas intervenciones, desvalorizada, totalmente. Duque dice que no dijo lo que dijo. «¿De qué me hablas, viejo?»

En ambos países las denuncias de corrupción no cesan. La ‘doble agenda’, es común. La del Perú cocinada -entre gallos y medianoche-, en los clandestinos, furtivos encuentros del camuflado presidente como recogedor de basura -cambió el sombreronón por una gorra-, disfraz con el que subrepticiamente recibe a los lobistas en el antro del ‘pasaje Sarratea’-Breña, subsede de gobierno, facilitada por su incondicional, Alejandro Sánchez.

La empresaria, Karelim López, representante de Termirex y Grupo Arose, llegó con una alforja inflada que salió vacía, con el contrato para la construcción del puente Tarata. Sobre los veinte mil dólares encontrados luego en el wáter en la oficina del exsecretario presidencial, Bruno Pacheco, dijo y se desdijo, respecto a que presuntamente eran para el camuflado Castillo, quien también se reunió -15 y 18 de octubre/2021- con Samir Abudayeh, consiguiendo que el 28, Petroperú le comprara 280 mil barriles de biodiésel B100 (US$ 74 millones), a Heaven Petroleum Operators (HPO) -anulada recientemente-.

«Dios los cría y el viento los amontona”.

La lista de visitantes secretos, se niega a entregarla. Obstaculiza la indagación de la Fiscalía. La denuncia interpuesta por el procurador general sirvió para que se le abriera indagación preliminar, no al investigado, sino al investigador, Norah Córdova. Habrase visto. Barullo que precipitó la solicitud de la vacancia presidencial, convertida en imperativo moral. Urgencia nacional que acecha aún a la vuelta de la esquina.

Allí donde la corrupción y la impunidad campean, la miseria material impera y la democracia se desmorona o es inexistente, convirtiendo a los países en inviables”. Al respecto, en el desahuciado, podrido Perú -como en Colombia-, el pus salta sin poner el dedo en la llaga, dándose por sentado que, según el paso de las apestosas, compulsivas medianías, convertirán sus países hermanos en estados fallidos.

La conchuda Fiscal peruana, Zoraida Ávalos -parigual del ‘don nadie’, Francisco Barbosa-, abrió investigación preliminar contra ‘su’ presidente, por los presuntos “delitos de tráfico de influencias y colusión cometidos durante las visitas clandestinas”, procediendo enseguida -insólitamente- a cerrarla hasta tanto Duque -qué digo- Castillo, deje la presidencia. El día de San Blando que no tiene cuándo. La Defensoría del Pueblo (peruana) consideró que la fiscal de la Nación sí podía (debía) continuar con las investigaciones y no suspenderlas, considerándose que pudo incurrir “en una omisión de función o encubrimiento”.

Encuentros ratificados plenamente por el susodicho Sánchez, prestatario de la madriguera, quien intentó impedir que América TV, los destacara, ofreciendo como ‘réciprocité’ convertirlo en el adulador oficial del amoral, descalificado -académica y psicológicamente-, inane jefe de Estado. Duque se blindó, copando los Órganos de Control.

No se requiere ser un zahorí, para concluir que el alineado Castillo, asesorado por la ‘abudineadora’, incorregible cúpula duquista -‘bobos útiles’- cumple los ucases del chavismo que, -más temprano que tarde-, en forma abreviada convierte al Perú en una segunda Venezuela, presidida por la entronizada corrupta cuadrilla de atorrantes, cleptómanos, tramposos, senderistas contumaces.

Bogotá, D.C., de enero de 2022

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

www.antoniocanogarcia.com

Compártelo:
Imagen por defecto
mario arias gómez

Abogado, periodista y escritor


Deja un comentario