El Día SIN IVA y el Partido Comunista de China

Ariel Peña

 

El pasado 19  de junio se realizó  el día sin IVA,  que para el gobierno fue un éxito, por la avalancha de compradores en varios sitios del país, pero  la desorganización que se presentó en algunos centros comerciales, según expertos, ocasionara un aumento significativo en los contagios de la Covid-19 o virus chino en los próximos días; por lo que también políticos de lo que se denomina izquierda en especial  la corriente marxista, ya están planeando su  macabro festín ante el fracaso del ejecutivo, en atención a lo cual hay que afirmar que si en Colombia se produce el vaticinio anunciado, esa es una secuela  de la forma como el partido comunista chino permitió el origen y la propagación de la plaga por el mundo;  y los errores o aciertos de los diferentes gobiernos son solo  efectos,  se conoce  la causa.

Es obligación de cualquier  gobierno serio no solo enfrentar con todos los recursos del Estado a la pandemia, sino además evitar el colapso económico que produciría  hambre  para millones de colombianos, lo que utilizarían los seguidores de la estafa comunista del marxismo leninismo para sus  torvas intenciones, eso sí olvidando de donde viene la peste; debido a lo cual por  la gran tribulación que le está produciendo  al planeta el partido comunista chino con la Covid-19,  se debería declarar al marxismo leninismo  como enemigo de la humanidad, y en Colombia serían  muy masoquistas los ciudadanos si en el 2022,  votan por candidatos que son respaldados por grupos o partidos  que abrazan al marxismo.

De ahí que los contagios, las muertes, el hambre,  y todas las desgracias  que ha generado, está generando y generará el Coronavirus, sin discusión provienen  de China, entonces es demasiado oportunista  señalar las equivocaciones que cualquier gobierno pueda cometer ante la emergencia, cuando sabemos el origen de la catástrofe sanitaria y nadie tiene en  la  actualidad una receta mágica para resolver las consecuencias calamitosas de la plaga, puesto que es una situación atípica en donde la humanidad no estaba preparada.

Los derechos universales fueron violados por el régimen chino, que no dio una alerta temprana acerca de la Covid-19 a las naciones, y ahora  se tienen las consecuencias, pero en Colombia  la mamerteria busca que el gobierno sea el chivo expiatorio, como si el mal fuera único y exclusivo del país, ya que  no hemos escuchado  a ningún dirigente de los diferentes pelambres que constituyen el marxismo,  que se haya pronunciado sobre la responsabilidad del partido comunista de China,  por el nacimiento y la  propagación del Coronavirus.

Las naciones deberían  exigirle al gobierno chino una indemnización en el menor tiempo posible, para poder paliar a la plaga que se engendró en la ciudad de Wuhan, cuya culpa es de la camarilla marxista, así que las aflicciones que sufre  Colombia  o cualquier parte de la tierra  por la pandemia, tiene el sello perverso del partido comunista chino, lo demás  son los resultados,  por lo que queda patentado que el comunismo desprecia al ser humano y por  lo tanto a la vida, no obstante  que  los criptocomunistas e idiotas útiles buscan  excusar las practicas marxistas; pues al día de  hoy,  ya tenemos  en los diferentes países  casi 500  mil muertos y cerca de 9.2 millones de infectados.

A un gobierno democrático ante la plaga del virus chino le corresponde defender a los ciudadanos, no  solo por la pandemia, sino también en sectores como el económico y social, de ahí  que el día sin IVA,  es para buscar que no  se pierdan más  empleos especialmente en el sector industrial, comercial y de los servicios, aunque todo el cataclismo  que  sufren los pueblos en la actualidad en  los  diferentes aspectos, está marcado por la irresponsabilidad de  Pekín.

Así que los mamertos con sus diferentes máscaras no deberían abrir la boca para criticar las iniciativas del gobierno, ante la hecatombe sanitaria y mejor  tener un poco de vergüenza, a causa  de que  el maremágnum pandemico que estamos viviendo, fue permitido por el régimen chino que sigue los dogmas marxistas al igual que los mamertos criollos.

Ante  la tremenda calamidad  por la irresponsabilidad del esperpento marxista, representado en el gobierno de China, se tienen que recordar las palabras de filosofo brasileño, Olavo de Carvalho, quien afirmó: “El comunismo, no  es un gran ideal que se pervirtió. Es una  perversión que se vendió como un  gran ideal”.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario