¡El que la debe la teme!

Compártelo:

Epígrafe: “No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague”.

En tres días, la juez 28 de Conocimiento de Bogotá, dará a conocer el veredicto respecto a la preclusión del proceso contra el desacralizado, resbaladizo, temperamental ‘presidente eterno’, por presunta manipulación de testigos, urgida por la Fiscalía -mudada a ‘defensora’-.

Causa que arrancó en febrero de 2012, tras la denuncia del ‘innombrable’ contra Iván Cepeda -senador-, por la presunta usanza de falsos testigos compilados en las cárceles -mediante sobornos-, a efecto que lo involucraran en la conformación de mandos paramilitares. Sindicación soportada con plurales testimonios presentados en un debate (2014) en el Congreso, preámbulo de su vinculación dispuesta por la CSJ (ponente, José Luis Barceló) el17 de febrero/2018) al declarar sin fundamento lo rubricado, lo que implicó -cual bumerang-, variar su condición de ACUSETAS por la de ACUSADO, por “supuesta manipulación de testigos”.

Balanzas doradas de justicia, mazo y libros aislados en blanco — Foto de StockNada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía”, frase atribuida a Lucio Anneo Séneca (filósofo, político, orador, escritor romano), apodado, ‘Séneca el Joven’, para diferenciarlo de su padre-. Máxima que luego de 22 siglos mantiene rabiosa actualidad.

Nuestra Constitución Política consagra (Art 22) “la prevalencia del derecho sustancial”, que abarca ‘la pronta y cumplida justicia’; principio consubstancial con la colapsada, administración de justicia, debida a la endémica, consensuada apatía, inoperancia de los operadores.

Citado a indagatoria el ‘sietemachos’ por la CSJ -24 de julio-, por “presunto soborno y fraude procesal”, replicó recusando al Magistrado ante la Comisión Interamericana de DHs; adujo: “Barceló ha venido actuando a través de Sandra Yepes (investigadora), de manera “sesgada”. Urdió de inmediato la pantomima de la renuncia «por razones de honor«. Fugaz arrebato que duró ocho días (01/08/2018) al ordenarle a Macías -ignorante invencible-, «retener» la renuncia, anticipando: «Nunca ha pasado por mi mente que el juez natural deje de conocer el caso«.

Sala de Instrucción que el 4 de agosto le impuso -por unanimidad- detención domiciliaria. Tras el afán de zafarse de su alcance, corrió a motivar la nueva renuncia, aceptada, Quién dijo miedo. Fiera herida, cegada por la ira, se desahogó vomitando un sartal de arteros, cobardes improperios: “Corte arbitraria, mafiosa, parcializada, prevaricadora, politizada; vengativa”. “Sorda, ciega, muda”. “Sesgada”. “Falta de garantías, homogeneidad; independencia, sindéresis, transparencia”, amplificados por los cipayos.

Las Cortes -en democracia- se acatan, respetan. Contexto en que la punible extralimitación de función, coacción, entrometimiento, intimidación, obstrucción, del subordinado subpresidente, quedaron impunes, atentatorias de la Constitución, asalto a la dignidad, independencia de la rama, disciplinable, sancionable

Traspiés del ‘intocable’ que no paran. La nulidad solicitada por “violación al debido proceso, falta de imparcialidad e independencia, al filtrar apartes a los medios de comunicación”, el alto tribunal, concluyó -de forma unánime- que: “no se han violado los derechos de imparcialidad, ni al debido proceso”, por lo que ordenó -perentoriamente- “seguir su curso”.

Uno más: la sala plena de la Constitucional, al zanjar la acción de tutela interpuesta, mantuvo (por votación 0-9), la escarnecida condición de imputado, “por supuesto fraude procesal y soborno a testigos”.

Apretada síntesis del bullicio mediático y merecidas bofetadas infligidas por la Justicia, antesala del jaque-mate que sobrevendrá -probablemente- en tres días; decisión de la que está pendiente el mundo democrático, el país, las oprimidas, humilladas familias; inconsolables huérfanos, viudas. Legado del diabólico, malintencionado, malévolo, virulento, sangriento cuarto de siglo acumulado, influenciado por el avasallante, contumaz, perverso, ponzoñoso leviatán en comento.

Súmese los imprescriptibles procesos engavetados, causantes -además- del hambre, miseria, dolor de muchos colombianos, temerosos que las listas de desaparecidos (6.402 según la JEP), asesinatos de líderes sociales, excombatientes de las Farc; masacres sigan engordándose. Realidad que crece exponencialmente, en este insoportable gobierno.

Según el seguimiento de INDEPAZ-, Duque al posesionarse -en mala hora- en 2018, recibió 13 masacres, que al terminar año eran 30. En sus primeros 37 días asesinaron 21 líderes. En lo corrido del periodo presidencial, se han cometido 945 asesinatos; 34,38 % contra habitantes de zonas rurales y firmantes del Acuerdo de Paz.

Las masacres acaecidas en el 2019 fueron 22; 91 en el 2020 y las personas asesinadas 381.  96 masacres registradas en 2021, 338 víctimas. Con corte al 18 de abril, el infierno padecido en lo corrido de 2022, lo ejemplifica los 57 líderes y defensores de DD.HH. eliminados, 15 firmantes del Acuerdo de paz… y la noche que llega. Guarismos maquilados por el autonombrado ‘PACIFICADOR DE POLOMBIA’, título con el que se promociona ante el mundo.

Bogotá, D.C., 24 de abril de 2022

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

CONTUNDENTE

 

Compártelo:
Imagen por defecto
mario arias gómez

Abogado, periodista y escritor


Deja un comentario