Elecciones en el 2022: Democracia Liberal versus Comunismo

Ariel Peña

 

Como lo habíamos dicho en otra ocasión, es indiscutible que en  el mundo solo existen dos sistemas políticos, que son la Democracia Liberal y el totalitarismo en donde se encuentran las dictaduras comunistas; en esas circunstancias Colombia tendrá que definir su futuro en el 2022, siguiendo por el camino de la democracia que es imperfecta, pero que respeta la libertad individual como condición suprema de la humanidad o cae por el abismo del totalitarismo  comunista, que en el país cuenta con varios partidos y movimientos que usan diferentes disfraces, para engaitar a las personas incautas a las que  les prometen el  tan cacareado “cambio”.

Existiendo solamente estos dos sistemas políticos en el mundo, el otro camino sería disolver el Estado, lo que es  utópico, por esta razón los colombianos para las próximas elecciones tienen ese par de alternativas, en donde  conocemos los partidos que con  luces y sombras hacen parte de la Democracia liberal, aunque algunos a  veces por el síndrome de la ineficiencia ideológica, asumen posturas diletantes; y en  la otra parte de espectro encontramos a los partidos que abiertamente o habilidosamente se ocultan, pero siguen los dogmas de la estafa comunista del marxismo leninismo, que actualmente en el planeta  es la madre del totalitarismo.

Hay que reiterarlo  sin ambages; dentro de las fuerzas totalitarias más notorias en Colombia, que se valen de  lo que denominan “democracia burguesa” para sus fines estratégicos, se encuentran el  Polo Democrático Alternativo, Partido Alianza Verde; mientras que los que apoyan al senador Gustavo Petro en  su Colombia  Humana, son:    la Unión Patriótica, el Partido Comunista Colombiano y el Movimiento Progresista, entre otros, todos los anteriores afiliados a la internacional comunista del Foro de Sao Pablo, lo que fácilmente  se puede comprobar en la página web de esa organización, fundada en 1990 por Fidel Castro y Lula  da Silva.

Así que  los  ciudadanos colombianos no  deben de tener ninguna duda, acerca de la ubicación de   la Democracia Liberal y  en dónde  se encuentra el totalitarismo comunista; luego también hay que dar a conocer, a los partidos que se ciñen a la Democracia Liberal, algunos de ellos no todos, con posiciones eclécticas, irresolutas  e indecisas,  teniendo principalmente al Centro Democrático,  Partido Conservador, Partido Liberal, Cambio Radical, Partido de La U, Partido Político MIRA, Colombia Justa Libres y otros movimientos; que se deberían unir en  el 2022, con el único propósito de defender la democracia ante la arremetida de las fuerzas totalitarias comunistas.

La detención del expresidente Álvaro Uribe, es una  conjura en contra de la Democracia Liberal, siendo ese hecho,   la cuota inicial para la toma del poder por parte de las fuerzas totalitarias en 2 años, porque  se  pretende sacar a Uribe del escenario político, para que se les puedan facilitar los objetivos al comunismo que nos conducirá a una dictadura perpetua, debido a lo cual hay que defender la democracia, que en  medio de sus dificultades es infinitamente mejor que las propuestas y actuaciones de los que se colocan la careta de “progresistas”.

No hay que olvidar que los gobiernos  europeos que tanto se admiran por el desarrollo social y humano en esos pueblos, especialmente  de los países  nórdicos, también hacen parte de la Democracia Liberal, mientras que naciones cuyas dictaduras conducen a la población al hambre, la miseria y la esclavitud tienen un sistema comunista como se observa en Venezuela que es  el país más pobre de Latinoamérica, igual sucede con  Cuba, Nicaragua y  Corea del Norte, siendo estos modelos  la receta que tienen los comunistas  de diferente pelambre para  Colombia. Entonces para no ir a la catástrofe que nos regala el marxismo leninismo, hay que fortalecer dialécticamente la Democracia Liberal, concertando una coalición republicana  que derrote a las logias totalitarias comunistas en  las elecciones del 2022.

El  7 de agosto del 2022 en  el país, se posesionara un gobierno que seguirá  construyendo la  democracia o en caso contrario un régimen totalitario, que llevará a la  diáspora a millones de colombianos, a quienes les tocará irse  de pordioseros, todavía no se sabe a cuáles naciones, igual a como le ha sucedido al pueblo venezolano con el socialismo del siglo XXl o comunismo, que no solo es  una fábrica de miseria, sino que además  promueve la degradación de las personas sumiéndolas en la ignorancia.

Dice el refrán popular, que prevenir es curar; debido a que es una realidad que el comunismo  es el principal enemigo de  los pobres, que ha matado a millones de seres humanos de hambre en su desgraciada historia en diferentes partes de la tierra, amén de que el marxismo es la organización que más ha cometido genocidios en todos los tiempos, por lo que se debe rechazar la monserga  sutil, artificiosa y edulcorada  del comunismo que busca llevar a la nación a la perdición, convirtiendo en un  infierno la cotidianidad de los colombianos, si se lo permitimos.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario