Iván Duque liquidó a Maduro

0
361
Compártelo!

Por Mario Javier Pacheco.

Cerco jurídico

- Publicidad -

Los venezolanos que vagan por el mundo, victimizados por una de las más graves depredaciones socialistas de todos los tiempos, recibieron la solidaridad del Presidente Iván Duque, a quien le bastaron menos de siete meses para culminar lo que inició como senador el 18 de julio de 2017, cuando denunció a Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional, acompañado por 76 congresistas colombianos y un número similar de congresistas chilenos.

Pronto lo secundaron Luis Almagro, Secretario General de la OEA y los mandatarios de Argentina, Chile, Paraguay y Perú, y un año después, durante el 73° período de sesiones de la ONU, los presidentes de EU, Francia y Canadá y luego se le oscureció aún más el panorama jurídico a don Nicolás, cuando el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció, la semana pasada que “las investigaciones de la DEA apuntan a Maduro y su narcodictadura”.

Cerco diplomático

El presidente Duque viajó y sigue viajando en busca de la unidad global y el apoyo a Venezuela y los venezolanos, sumando cada día más mandatarios a la estrategia que algunos denominan “Plan Duque” y que aumentaron después de septiembre de 2018, cuando el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington, convocó a la dirigencia venezolana y del exterior contra Maduro

El 10 de enero inició Maduro un nuevo periodo presidencial hasta 2025 y esto fue el detonante. De inmediato el Grupo de Lima, liderado por Colombia, y luego la Unión Europea lo desconocieron.

El 23 de enero Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, asumió como presidente interino y comenzaron los reconocimientos internacionales, también bajo el liderazgo del presidente Duque y su Canciller Carlos Holmes Trujillo. Por el otro lado se radicalizaron en favor de Maduro los países asiáticos, alineándose el mundo, nuevamente en intereses de oriente y de occidente, esta vez con la inclusión de Cuba, Nicaragua y México.

Guaidó comenzó a nombrar embajadores y el presidente Duque encabezó los reconocimientos, con Humberto Calderón, designado para Colombia  y ofreció su sede diplomática en Washington para el gobierno de Guaidó.

Cerco económico

A Venezuela la arruinaron Chávez y Maduro con sus políticas expropiadoras y asumiendo la propiedad de todo el aparato productivo, privado y público, lo que degeneró en la mayor fuga de capitales de todos los tiempos y aumentó exponencialmente el desempleo y la pobreza.

El petróleo venezolano, la más grande reserva del mundo, lo entregó Chávez a 20 países, especialmente a Irán, China, Rusia y Cuba, además a Ecuador y Argentina cuando estaba en manos de los socialistas. Ellos se llevan el petróleo, pero el único que compra y paga de contado es Estados Unidos.

El arco minero del Orinoco que constituye el 12% del territorio nacional, extraordinariamente rico en oro diamantes, coltan y bauxita, también se le entregó a China, Rusia y Turquía, lo que explica su rechazo a que caiga el régimen de Maduro, quien debe a esos países, importantes e impagables sumas de dinero, garantizadas con los recursos naturales de los venezolanos.

El presidente Duque comenzó su cerco el 10 de agosto, a tres días de posesionado, retirando a Colombia de UNASUR, creada por Chávez para fortalecer la mafia que reventó a Brasil, Bolivia, Ecuador, Cuba, Chile, Argentina, Nicaragua y por supuesto a Venezuela. El Canciller lo confirmó en su primera rueda de prensa en el cargo: “UNASUR es una caja de resonancia de Venezuela”.

Acorralado, Maduro recurrió a la venta de sus reservas de oro, y en 2018 el BCV exportó a Turquía y Emiratos Árabes Unidos el oro no monetario, y una vez agotado, comenzó a negociar las reservas internacionales.

El 21 de enero, la oposición alertó sobre vehículos blindados sacando del BCV tres toneladas en lingotes, y se supo que la empresa Noor Capital, con sede en Dubái las había comprado y que se venderían 15 más a Emiratos Árabes, pero cuando el dictador quiso retirar del Banco de Inglaterra US$1.200 millones en oro, recibió una desagradable sorpresa; no solo se los negaron, sino que le advirtieron que estaban estudiando pasar los activos venezolanos a Guaidó, con lo que podría pagar al ejército y los trabajadores del gobierno. Por otra parte, el secretario de Seguridad de EU, John Bolton  y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, anunciaron que el pago por el crudo deberá abonarse en cuentas bancarias de reserva a disposición únicamente del Gobierno de Guaidó.

El Plan Duque está en su etapa crucial y tiene en vilo al rosario de países que lo acompañan.

Cerco militar

Maduro sostiene su mandato por la capacidad bélica del ejército, reprimiendo a tiros cualquier intento de golpe, y acusando a Duque y Trump. Engreído de tal capacidad, no escatima sus actitudes de provocación contra Colombia, haciendo surcar nuestros cielos por aeronaves de combate o permitiendo la violación fronteriza por parte de miembros de la Guardia Nacional. Inclusive hizo viral un video que detalla el poder de la artillería venezolana, que destruiría en un santiamén todos los puentes sobre el río Magdalena y doblegaría al país en tres días.

El 18 de diciembre aterrizaron en Caracas bombarderos rusos y el 30 de enero lo hicieron en Bogotá varios aviones de combate estadounidenses, luego que en un aparente descuido el consejero de Seguridad del presidente  Trump, John Bolton, dejara ver una portada donde se leía “5.000 soldados a Colombia” indicando poco después, que desea a Maduro «un retiro largo y tranquilo en una playa bonita lejos de Venezuela, en lugar de estar en otra zona de playa como Guantánamo».

Putin movió barcos de guerra por Centro América y Trump hizo lo suyo. Desde hace dos días la calma es tensa, con tropas de los dos países mostrándose los dientes en los extremos del Puente Simón Bolívar.

La advertencia del presidente Duque fue tajante: “A la dictadura de Venezuela le quedan pocas horas gracias al trabajo de Colombia y otros países”

La recuperación del país depredado no será fácil, pero el venezolano es pujante; un bravo pueblo, como reza su himno y se levantará de las cenizas.

Gracias Presidente Duque. Gracias Canciller Trujillo.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here