La Pobreza y “El Imperio”

Ariel Peña

 

La llamada izquierda en América Latina, especialmente la fracción más alucinada, que  sigue los dogmas marxistas,  con su discurso miserabilista y fatalista, le echa la culpa de todos los males de la región a los EE.UU,  escondiendo con ello las verdaderas causas que  afligen a nuestros pueblos; que con la pandemia del Coronavirus originado y propagado  desde  China, aumentara la pobreza en 30 millones de personas en Latinoamérica y provocará miles de desplazamientos internos, según la ONG Acción  Contra el Hambre, a lo que se debe agregar los millones de refugiados que saldrán de sus países en busca de alimentos, teniendo el caso más conmovedor  con Venezuela.

Notándose que a las camarillas comunistas en nada les interesa el hambre o la salud de los ciudadanos, ya que lo que les importa es el poder y para ello utilizan   la violencia  y a los aparatos propagandísticos con lo que buscan perpetuar  a sus regímenes; así que  el discurso sesgado de la mamerteria seguirá focalizado en contra  de USA  y  en atacar a gobiernos democráticos de la región, a  los cuales busca defenestrar, eso sí ocultando al  responsable de la Covid-19 o virus chino.

Subrayando que otra parte de la tragedia según  el Banco Mundial,  será la caída en Latinoamérica  este año del PIB en  -7,2%, lo que mostraría a la región como la  más perjudicada del mundo, gracias al  partido comunista chino, con el agregado de que las exportaciones de los países al sur del río Bravo, caerán en el 2020 el  -43%, sin embargo el comunismo totalitario como padre de la mentira con  sus idiotas útiles y  aliados, continuara  utilizando esa situación de pobreza  como caldo de cultivo para sus torvos fines.

La  denominada izquierda en su corriente luciferina,  sueña con  la caída de “imperio”  por el Coronavirus y  las protestas anti-raciales; olvidando que el mismo presidente Donald Trump en el  discurso anual de la Asamblea General de la ONU el 24 de septiembre de   2019, hizo una exaltación al patriotismo y al nacionalismo rechazando la globalización, lo que es muy disiente acerca del futuro económico de las naciones, amén de la peste china que  es un motivo de más, para dejar en cuidados intensivos al comercio mundial.

A los que dan vítores por el posible derrumbe del “imperio”, habrá que recordarles que los mayores acaudalados del mundo se encuentran en USA, y los 10 más ricos  de ese país pueden reunir cerca de 900 mil millones de dólares, que supera el presupuesto anual de  los países  latinoamericanos, cuyo PIB  solo representa el 10% mundial y que con el  Coronavirus disminuirá de manera notable y, de encime  las grandes fortunas norteamericanas  han aumentado con la crisis sanitaria; en razón de lo cual un país como Colombia debe pensar de puertas para adentro, con un multilateralismo   relativo, haciendo una labor pedagógico y cultural especialmente en la juventud, para que no se deje llevar de los cantos de sirena del totalitarismo comunista con sus diversas denominaciones.

Los Libertarios del siglo XlX, no se equivocaron al vaticinar que el comunismo de Karl  Marx, se convertiría  en la madre de la pobreza en el mundo, no solo cuando se tomara el poder en algún país, sino también por su accionar burocrático y entorpecedor, como lo hemos visto  en la actualidad con el virus chino, en dónde el régimen comunista no le dio la alerta temprana  a la humanidad, sobre la peste que desde agosto del año pasado  se pudo estar propagando en China de acuerdo a una investigación  de  Harvard Medica School en Estados Unidos.

Demostrándose lo calamitoso que ha sido el marxismo para la humanidad en su aplicación práctica,  por esa razón no está de más recordar que  los sofismas del padre del comunismo fueron repudiados por los obreros en la Internacional de los trabajadores del siglo antepasado con la orientación de Mijaíl Bakunin, quien de una manera magistral describió la ruina del marxismo, en un tratado llamado “La Libertad”.

Así que las personas con más de dos dedos de frente en Latinoamérica, juiciosamente deben rechazar al  comunismo totalitario en sus distintas presentaciones, pues usa cualquier patraña para  ganarse a las personas  que son inquietas aunque les falte capacidad de discernimiento, por ejemplo con  el ecologismo, no obstante  que el país que más contamina la atmósfera es China que bajo la  dictadura comunista  envía 12 mil millones de toneladas de CO2 anuales, a lo que hay que sumar el caso colombiano en donde el grupo terrorista del Eln es el principal ecocida, puesto que durante 34 años a volado los oleoductos incrementando la pobreza en las regiones por donde pasa el tubo y cometiendo un crimen ambiental con la flora y la fauna.

Siendo el comunismo  propiciador de la pobreza en el mundo,   la excusa que usan los mamertos  culpando al “imperio”, simplemente es  una treta para ocultar la responsabilidad de la gran farsa marxista por las angustias que vive la humanidad, no solo  por su accionar criminal cuando ha buscado o defendido el poder político, sino en la actualidad con el Coronavirus,  que le trae a la tierra aparte de cientos de miles de muertos y millones de contagiados, un aumento significativo en la pobreza.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario