¡Las cosas por su nombre!

Compártelo:

Prosigo con el rastreo de las semejanzas iniciadas la semana pasada, de los insustanciales subpresidentes de Colombia y Perú, Iván Duque y Pedro Castillo. Acanalladas caraduras -doctorados en ignorancias-, desconectados de la ciudadanía; disparatados payasos, cuyas postrimeras: incompetencia, insolvencia moral, han llevado a sus países al estado de anomia reinante. Encumbradas mediocridades, estafas del pueblo consumadas por los imputados, atrabiliarios, decrépitos, energúmenos, totalitarios: Álvaro Uribe y Vladimir Cerrón; titiriteros que tras bambalinas manipulan, ampliamente, a esta lastimosa dupla de polichinelas.

Homólogos de la más bochornosa, miserable cofradía de despreciables antidemócratas: los Castro, los Kirchner, ‘Maburro’, Correa, Evo, Ortega y demás bestias que en el mundo han sido, que todo lo corrompen, degradan, pisotean. ¡Qué duda cabe!

Mentecatos que cada vez que abren el hocico, estropean, maltratan el castellano, y dejan la fundada sensación a las estupefactas audiencias, que sus patrias son tierra -abonada- de infradotados, con edad mental que no sobrepasan los siete años. Al respecto, el acreditado filósofo sevillano, Emilio Lledó (1927) sostiene: “Lo terrible es que un ignorante con poder determine nuestras vidas».

Irracionales adefesios -medallas de oro- de los que transcribo algunos disparatados, hilarantes, horrendos ejemplos, como muestra que no exagero, los cuales desnudan la incapacidad intelectual de estos summum de desvergüenza.

Los errores históricos, sintácticos del odioso, disruptivo monigote Duque, agravian, ultrajan la majestad presidencial, hecha añicos junto al honroso título de Bogotá, la otrora ‘Atenas de Sudamérica’.

Pruebas al canto: “Semejar la entrega de las ayudas humanitarias a la famélica Venezuela, con la caída del muro de Berlín, cuyo sátrapa caería en horas”.

“El meloso, servil acto de lambonería al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, de visita en Colombia, al agradecerle el ‘crucial apoyo -hace 200 años- de los padres fundadores de su país, a la Independencia de Colombia ocurrida en 1819, cuando todos ellos ya habían fallecido, echándole -de paso- sal a la herida de su traicionera, punible, definitiva participación -años después- de la separación de Panamá de Colombia” …país que según Duque se escribe con ‘P’ mayúscula”.

Candorosamente pidió ayuda a Guandió para la extradición de Aida Merlano. Recomendó a los connacionales no viajar a China para evitar infectarse”. “Querí” a Holmes Trujillo.

Dislates que nada tienen que envidiarle a su parigual compinche, el estrafalario ‘sombrero andante’, que dice “llevar la biblioteca en la nariz”. Cantinflesca parodia escenificada en Villa de Leyva, donde agregó: “…creemos importante de que (sic) mientras más se acerque el Estado a la población, uno también hace que su almohada se convierta, o su conciencia de convierta en una almohada tranquila”.

Arribistas, émulos de ‘Maburro’, quien se dirige: ‘a todos y todas’, ‘compañeros y compañeras’, “…millones y millonas que brillan por el mundo’; ‘en una labor infinita’, ‘milímetro de segundos’, ‘trabajan las 35 horas del día’. ‘Esos capitalistas que roban como nosotros’. “Buscaremos escuela por escuela, niño por niño, liceo por liceo, comunidad por comunidad”, “…para metidos allí, entregarleslibros y libras’, “…multiplicarnos, así como Cristo multiplicó los penes”.

«Sería un autosuicidio colectivo de la economía, la creación de un sistema con un solo tipo de cambio a 30 o 40 dólares, que proponen algunos”: «Y así como Simón Bolívar fue a los tres años huérfano de padre, a los nueve, huérfano de madre, apenas a los 17 o 18 años, fue huérfano de esposa, al final quedó solito para cumplir su destino«. ‘A poco de muerto Chávez lo comparó con ‘Cristo’.

Cómo no recordar las reiteradas barrabasadas gramaticales: “Autosuicidio”, “encuestólogos”, “tetacampeón”, refiriéndose al ciclista merideño, José Rujano. Remato con este galimatías -de enmarcar-: ‘He hecho un conjunto de iniciativas para favorecer en sustitución de importaciones y optimización de uso de divisas, porque son menos divisas. De 96 dólares el barril a 40 dólares. Pero nunca nos faltará Dios. Dios proveerá”.

Puntuales, simbólicos casos que demandan -a gritos- en cada uno de los precitados países, reformas que  -además de la edad mínima-, eleven los requerimientos para postular a la presidencia; entre ellas, una calificada evaluación: académica, moral, psicológica, que exija cocientes mínimos de instrucción, que eviten que esta clase de domésticos, repulsivos asnos -antítesis de equilibrio cerebral- accedan al poder.

Lacayos -con alma de sirvientes- que han desarticulado los cimientos institucionales, legados por el irrepetible, erudito filólogo venezolano, Andrés Bello -nacionalizado chileno-, internacionalmente consagrado como el ‘Primer Humanista de América’, cuyo bagaje intelectual, fue soporte fundamental -básico- en el ámbito de las citadas Repúblicas hispanoamericanas, de su emancipación, consolidación, enraizamiento, fructificación de la civilidad.

Bogotá, D.C., 23 de enero de 2022

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

www.antoniocanogarcia.com

 

 

Compártelo:
Imagen por defecto
mario arias gómez

Abogado, periodista y escritor


Deja un comentario