Luis Guillermo Giraldo Hurtado

Luis Guillermo Giraldo Hurtado

 

Por mario arias gómez.

Bogotá, D. C. febrero 25 de 2019

E

- Publicidad -

 

n la lúcida cumbre de sus tres cuartos del siglo, símbolo de respeto, sabiduría, en la que redescubrimos el mundo; a pesar que las fuerzas disminuyen; se camina lento; los deseos y pasiones se aplacan, la “mirada es más libre, la vista más amplia, serena”; aprendemos a callar, el espíritu se apacienta, el alma se vuelve joven, prudente, reservada. Etapa en que lo mejor pensamos está aún por llegar.

Exquisito e incomparable Luis Guillermo, político por vocación, orlado con el sentido de la ironía, se inscribió el miércoles pasado, como precandidato del CD, a la Gobernación de Caldas, período, 2020-2023-, dirigente que estará a escrutinio de los caldenses, a pedido de una pléyade de plurales fuerzas cívicas, académicos, de otros partidos, independientes, apolíticos, bajo la divisa: “Unir, unir y unir”.

Abogado, especializado en Derecho Laboral; humanista, intelectual, lector insaciable, cuya hoja de vida, incluye: Alcalde de Manizales (1978-1979), Representante (1970-1978), Senador (1978), Presidente del Congreso (1989-1990), concejal, nominado Ministro de Justicia, -cargo que declinó-. Embajador ante el gobierno alemán (1990-1991), Venezuela (1998-1999), Naciones Unidas (2003-2005), México (2005-2006); negociador de la paz. Ameno, fértil escritor.

Gracias a la buena praxis de su labrada vida, personal y profesional; capacidad y eficiente manejo de lo público, ha dejado una impronta reluciente, imborrable, soportada en su acumulada formación ética, moral, patriótica; imperecederos valores heredados de sus padres, Marco (exembajador) y Carmenza. Sus ejecutorias, como su buena imagen, aún perduran, realizaciones que harto le han aportado a Colombia, a los sectores populares del departamento, otrora potente motor del desarrollo.

Su pujante e influyente metrópoli, Manizales universitaria, ciudad ‘de las puertas abiertas’, depositaria, creadora y transmisora de saber cultural, científico, génesis de las grandes oportunidades para propios y extraños, sin distingos, estatus alcanzado, con la visionaria, acusada e icónica ‘Alianza yepo-barquista-giraldista’ (absuelta en todas las instancias), de la que se amamantó, el imberbe, parroquial y pernicioso moralista de pacotilla, expresidente del Senado, cuyo talento le sobra para la pequeña política, pero le falta para la grande.  Incompetencia que exacerba e hizo que pasara desapercibido en tal alta posición.

Luis Guillermo, tildado interlocutor, previsivo, adelantó que contestará las “calumnias y descalificaciones”, con soluciones, lo que contribuirá a resolver integralmente la enraizada crisis de valores, en que está sumido el país, urgidos de ser revaluados, especialmente, por la juventud, renuente a participar y formar parte de la vida pública, sin la cual el cambio se imposibilita. Legítimo desaliento, producto de la penosa impunidad que por décadas ha cobijado a habilidosos como Lizcano, empresario, pero de la corrupción, el clientelismo, nepotismo, que se resisten a desaparecer. Afrentosas lacras, en cuyo breve ejercicio público, han florecido, expandido.

Su delictual, deshonrosa, emponzoñada y nefanda insolvencia personal, como su acomodaticia, falsificada, inasible, retrógrada y suicida política, en vez de aportar valor moral agregado, progreso, sabiduría, la degradó en medida insospechada. ¡Qué duda cabe!

Novel, cruel y vanidoso Savonarola, que recientemente difundió un vídeo, posando de ‘ángel de la guarda de los caldenses, en el que echa lenguas de fuego contra Mario Castaño, entre otros. Improvisada y nefasta medianía, condenado al basurero de la historia, cuya fraguada apariencia, la justicia, está en mora en desnudar, como antídoto liberador, aporte a la memoria histórica de nuestro ancestral terruño. Como Baudelaire, Cioran, Dostoievski, Nietzsche, maestros en el arte de pensar contra sí mismos, plagiados por este desvergonzado sujeto, autor de tan bochornosa catilinaria.

Concuerdo, en que no hay -de momento-, mejor ‘hoja de vida’, para presentar a los caldenses, “con reconocimiento nacional”, “bagaje intelectual”, “conexiones para abrir las fronteras del conocimiento, el desarrollo”, a costa de su tranquilidad, quien “está por encima del bien y del mal”; en su corazón no “anida el odio, la venganza”, sino humor, amor por el conocimiento, por la patria chica, indefectibles para ensanchar el horizonte de los coterráneos. La invitación efectuada, le implica el abandono de sus cuarteles de invierno; confiscar el disfrute de sus refinadas pasiones: Leer, escribir, escuchar música”, cambiadas por el fascinante reto de ser “útil” “fructífero”, a los paisanos. Disposición esencial para la reconquista de un promisorio amanecer caldense.

Como admirador de su trayectoria; del cualificado, generoso, iluminado, multifacético y tolerante talante; del lúcido y sabio orador; del líder que brilló con luz propia en el hemiciclo legislativo; virtudes -a flor de piel- afloradas a raudales, a lo largo de su existencia. Pundorosa y complacida candidatura, en la que “caben todas las clases sociales, políticas, edades, condiciones y sin partidos”. Adelante, paso de vencedores.

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario