¿Miedo o Precaución?

Ariel Peña

 

La mamertada permanentemente divulga, que sus enemigos políticos utilizan el miedo como una arma de control social; pero al ser la secta del  marxismo leninismo en su aplicación práctica, la organización que con sus diferentes pelambres ha cometido  los mayores genocidios en la historia de la humanidad, por simple lógica la instauración de  un régimen comunista en Colombia, aterroriza, y  por encima del miedo está la precaución que deben de tener los colombianos ante la amenaza  que se cierne.

Resaltando que en  el Manifiesto Comunista de 1848, se sublima a la violencia, llamándola la  partera de la historia, y en eso no se equivocó Karl Marx, debido a que las dictaduras comunistas junto a las bandas armadas que siguen esa doctrina, han asesinado en el último siglo a 140 millones de personas en el planeta; de modo que frente al comunismo que usa diferentes disfraces para timar, lo primero que debe hacer el pueblo colombiano es tomar las prevenciones del caso.

Por más de 56 años el país ha  sido víctima de la guerrilla narcomarxista, que ha causado  millones de víctimas y pérdidas que podrían estar cercanas a los 400 mil millones dólares, todo ello como consecuencia de un conflicto político-militar propiciado por el  mefistofélico comunismo para la toma del poder; de tal manera que  la mayor mafia política  que ha existido en la historia de la humanidad es el marxismo;  en vista de que utiliza para lograr sus objetivos la irracionalidad, de donde   subsumen la violencia y la mentira.

El marxismo por su  condición genocida, no se puede considerar jamás como organización democrática, así se mimetice dentro de lo que llaman la “democracia burguesa”, utilizando diferentes motes para tramar a  ciudadanos cándidos,  a causa de que sin lugar a dudas, el comunismo es enemigo de la humanidad, y no hay que hacer mucho esfuerzo mental para comprobarlo en la actualidad, pues lo estamos observando con el Covid-19, pandemia que le ha  causado enormes sufrimientos a la especie humana, cuya responsabilidad  de la expansión por toda la tierra, la tiene el partido comunista chino.

No se sabe si reír o llorar, cuando los comunistas de diferentes máscaras, especialmente en Colombia, tratan a quienes los confrontan ideológicamente de fascistas; sabiendo que el padre del fascismo es el marxismo, pues solo con leer la historia de Benito Mussolini y Nicola Bombacci, se puede sacar esa conclusión; entonces el comunismo mírese por donde se le mire es una maldición para el planeta. Así que al pueblo colombiano ante la ofensiva comunista tiene que tomar las precauciones necesarias, para no caer en las garras del totalitarismo  en  las futuras elecciones.

Los comunistas siempre traen a colación la frase del ministro de publicidad del  Tercer Reich, Joseph  Goebbels, quien decía: “una mentira repetida mil veces se vuelve verdad”, pero se olvidan que antes que el personaje de marras, el maestro de los mamertos, nada menos que el sátrapa ruso de Vladimir Ilyich Lenin, proclamó: “la verdad es un prejuicio burguesa y a base de mentiras se construyen verdades”, o sea que ¿cuál es la verdad del comunismo? No la hay, por eso usan su propia semántica  que la  acomodan a su estrategia, cambiando el significado de las palabras.

Dentro del relativismo moral, se afirma que cada grupo o persona tiene su propia verdad, siendo eso falso, porque la verdad es única, sin embargo el comunismo que es el padre de la mentira: manipula, acomoda  a sus intereses los hechos y fabrica falacias, para poder desarrollar su proyecto político de hambre y muerte.

Y  al igual que Hitler en Alemania, antes de tomarse el gobierno a principios de la década de los treinta del siglo pasado, proclamando la emancipación de los pobres y la  defensa del pueblo frente a  los capitalistas, pero como una simple estratagema para llegar al poder, de la misma manera la élite comunista en Colombia imita al Fuher en su monserga, a  causa  de que lo único que le interesa  es conquistar el poder, sin importar las mentiras que tengan que utilizar, siendo los resultados, la represión y la degradación total de las masas.

Por lo tanto frente a  un peligro antes que el miedo debe existir la precaución,  debido a que el miedo   muchas veces no permite enfrentar  la amenaza, que para Colombia sería la instauración de una tiranía  comunista o castrochavista que  es otro remoquete con el que se identifica a ese esperpento en nuestros países. La  instauración de la tiranía sucedería a partir de agosto de 2022 si se monta en el gobierno una camarilla marxista que indiscutiblemente sería una calamidad en donde la miseria de la población es el primer mandamiento, para someterla absolutamente a la férula de la logia comunista.

Es cuestión de humanidad, invitar a la ciudadanía a que se prevenga ante el mal que la acecha, que en este caso es el de una dictadura comunista; ya que eso es similar en la vida diaria a que  si existe un peligro en una calle de cualquier ciudad en donde un amigo puede ser atracado, si va solo y muy tarde de la noche, lo lógico es que si se conoce el peligro se le advierta para no ser víctima de los delincuentes y mejor aconsejarlo que tome otra ruta; análogamente sucede con el pueblo colombiano al cual  hay que advertirlo sobre las desgracias y sufrimientos que acarrea elegir a un gobierno comunista para el 2022, tiendo un espejo como el de Venezuela en donde el socialismo del siglo XXl, convirtió prácticamente  a toda la población de esa nación en una  pordiosera.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario