Primero de Mayo: Pacífico, Pluralista y Libertario

1 de Mayo, homenaje mundial a los mártires de Chicago.

Por: Ariel Peña.

Es lamentable lo ocurrido el 25 de abril en la Plaza de Bolívar, al finalizar la jornada de protesta impulsada por las centrales obreras, en donde un grupo de terroristas adoctrinados por una ideología totalitaria perpetraron agresiones a la fuerza pública, daños a edificaciones al  comercio a la estatua de Bolívar y a la Catedral Primada de Bogotá, lo que empaña la lucha reivindicativa de las organizaciones sociales y sindicales que se movilizaron de manera pacífica,  apareciendo después los llamados vándalos o desadaptados, que obedecen a una estrategia de fuerzas abyectas, que durante décadas han conspirado en contra de la democracia y la libertad en Colombia.

- Publicidad -

Este miércoles se conmemora el  Primero de Mayo, en donde los trabajadores de todo el mundo se movilizan, y en Colombia  se hace lo propio, pero en esta ocasión no se puede permitir que la violencia que propician los adoctrinados totalitarios siga haciendo de las suyas, ya que los desmanes de esos grupos se han convertido en  un ritual en las movilizaciones sindicales y eso se debe de controlar, porque el movimiento de los trabajadores no lo pueden utilizar para su plataforma de odio y resentimiento los  sectores extremistas.

En el primero de mayo  se recuerda a los mártires de Chicago, que hace 133 años ofrendaron su vida, en defensa de la libertad y por mejores condiciones de vida y de trabajo;  resaltando que estos héroes seguían las enseñanzas de la Primera Internacional de los trabajadores en el siglo XlX, en donde los ideales libertarios repudiaron a los sofismas totalitarios de Marx quien consideraba al Estado como una especie de yugo bienhechor, para poder llevar a los pueblos a la miseria como condición necesaria de  la existencia de una dictadura comunista. Lo anterior  sería una demostración monumental  para que el marxismo con sus diferentes etiquetas ya  no existiera sobre la faz de la tierra, pues es una aberración  anti-histórica.

Es falso que el marxismo sea la  teoría revolucionaria para la emancipación de los trabajadores, ya que como lo enseñó  la Primera Internacional “La emancipación de los trabajadores es obra de los propios trabajadores”,   sin partidos comunistas de ninguna laya, por lo que hay que ser enfáticos en que la lucha de clases es una patraña marxista para sembrar el odio y la violencia.

La perorata comunista dice que con la abolición de las clases se viene la extinción del Estado, lo que causa hilaridad, cuando se sabe que con el comunismo en el poder  sin importar el pelambre,  se busca   tener a las naciones sometidas  a dictaduras perpetuas, entonces ¿cuál abolición del  Estado? Por eso los libertarios anticipándose a lo que sucedería con los comunistas manejando el Estado,  desenmascararon al señor  Karl Marx en el siglo XlX.

Desde esa época  al marxismo se le  ha considerado como una simple patraña burocrática de engaño al proletariado, teniendo ejemplos al canto del fracaso antropológico e histórico del comunismo totalitario en la actualidad, en casos como  Cuba, Venezuela y Norcorea, y por ese camino pretenden conducir  a las naciones latinoamericanas colocándolas bajo la férula del socialismo del siglo XXl y el foro de Sao Pablo.

El sacrificio de los mártires de Chicago:  Albert Parsons,  August Spies, Adolph  Fischer y George  Engel, no fue en vano, y mundo mejor es posible como ellos lo soñaron, pero sin la mezquindad del capital especulativo improductivo y sin el estatismo de la secta marxista leninista que busca mediante la bestialidad someter a los demás mortales a sus instintos infames, de ahí  que los seguidores de Marx y sus simpatizantes, si supieran discernir lo que significa el día del los trabajadores les debería dar vergüenza conmemorarlo, pues los mártires de Chicago nunca compartieron las entelequias marxistas que como lo dijimos antes, se basan en la miseria de las masas para volverlas más sumisas a las elites comunistas.

Las luchas sociales que realizan los trabajadores se fundamentan en la solidaridad, porque la justeza de la protesta debe de ir encaminada hacia las reivindicaciones inmediatas  e históricas. Rechazando la infiltración  de agentes de grupos narcoterroristas, ya que a dichas bandas armadas no le interesa el bienestar  de los trabajadores, porque  con  su credo comunista totalitario lo que pretenden es tener a los obreros y campesinos de  masa de maniobra, para satisfacer sus apetitos burocráticos, lo que demuestra que el marxismo leninismo  por antonomasia es  enemigo de los pueblos.

El día internacional de los trabajadores es antagónico al marxismo que reprime la libertad individual, y  que busca en Colombia tomarse el poder para montar una nomenclatura totalitaria, cuya burocracia parasitaría  con los bienes públicos  oprimiendo y expoliando a la población;  por eso el cuento acerca de que al comunismo no se puede decir que es malo, porque no ha gobernado al país es una falacia, pues  a Colombia tampoco la han gobernado los nazis, los fascistas o los racistas y por esa razón  esas doctrinas  perversas no dejan de ser deshonrosas, de la misma manera el totalitarismo comunista no ha gobernado pero los espejos en otros pueblos del mundo demuestran lo cruel, inhumano y degradante de los regímenes marxistas que son responsables de más de 140 millones de asesinatos en el último siglo.

En la movilización del primero de mayo que promueven las principales  centrales obreras en Colombia; se aspira a que   este año sea  gigantesca, pacifica, pluralista y libertario. Resaltando que  los dirigentes  democráticos del sindicalismo  como representantes genuinos y naturales de los trabajadores,  con su liderazgo deben estar alerta ante las acechanzas del totalitarismo comunista que históricamente ha demostrado ser enemigo del movimiento sindical, pues  solo le sirve de instrumento para lograr sus fines burocráticos  de conquistar el poder político del Estado, esclavizando a las masas mediante una dictadura sanguinaria y perpetua.

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario