¿Qué por qué marcho mañana?

Paro

 
mario arias gómez
L
o hago a pesar de las tardías, insoportables, latosas, suplicantes rogativas del lloroso Gobierno, acompañadas por las nada disuasivas, despreciables, indignantes estigmatizaciones, satanizaciones a los millones de decepcionados, defraudados, frustrados, hastiados que engrosaremos el imparable plantón, compuesto -según el Presidente- por incendiarios, terroristas, vándalos que reprobamos al agazapado, despistado, improvisado, incompetente advenedizo que envileció, postró al país, que lo tiene al borde del abismo, ingobernabilidad, ‘surmenage’.
Inexorable marcha que al unísono abarrotará calles, plazas, con un ensordecedor, explosivo grito libertario ¡BASTA!, al oído del egoísta, incapaz, indolente, insensible, sordo mandatario, cuyo ruinoso, fracasado mandato, ha traído cansancio, desasosiego, inconformismo, que demandan ya un cambio de rumbo, desatendido, asumido por el importaculismo del Presidente, como letra muerta, saludo a la bandera; o ladrido a la luna. Activismo, marcha, paro que interpretan -en mi caso- arrepentimiento, expiación por haber ayudado en mala hora a entronizar la mediocridad que rebasó al frívolo Pastrana.
Apremiante, aprensivo, gemebundo ejército de afrodescendientes, campesinos, desempleados, educadores, estudiantes, indígenas, trabajadores, todos descontentos, desilusionados, visibilizado, vociferante hervidero social, incluidos los timoratos que desde sus casas, acompañarán, con solidario cacerolazo, la censura a la incuria, desidia, incapacidad del contradictorio, equivocado, excluyente, hipócrita, impresentable, insoportable, insubstancial gobierno, sin dirección, sin meta, sin norte alguno.
Marcho como condena a los infames, nefandos, perversos ‘falsos positivos’, probadamente revividos con el caso de Dímar Torres (y muchos más), encubiertos, distorsionados por el nauseabundo dinosaurio que fungía como Min-defensa. Marcho como tributo a los jóvenes aniquilados en el inenarrable bombardeo consumado por el Ejército, como retaliación del descalificado, impasible, impopular, levantisco, paranoico ‘Comandante en jefe’, ordenado 19 horas después de que ‘Iván Márquez’, el ‘Paisa’, ‘Santrich’, ‘Romaña’, anunciaron la retoma de armas.
Subordinada, sumisa ‘mascota’, sin criterio, ponderación, gobernabilidad, sometida a la belicosa agenda del mentor -que no da puntada sin dedal- quien ‘triunfante’ anuncio -a sangre fría- por TV: “Anoche autoricé al CCOES para adelantar una estratégica, meticulosa operación ofensiva, contra el frente séptimo (residual) de las antiguas Farc”, que “pretende desafiar la Patria”, “contundente respuesta del Estado, como la irrogada a ‘Jeison Orejas’, ‘Guacho’, ‘David’ y ‘Cadete’, ‘Gildardo Cucho’.
Operación planeada dos semanas antes, ejecutada sin la precaución que manda el Estatuto de Roma que, al tomar en cuenta los informes de inteligencia, que indicaban la presencia de menores reclutados en la zona rural de San Vicente del Caguán. Masacre que el aprendiz de brujo, ’cum fraude’, apresuradamente calificó de ‘impecable’, cobrándola mediáticamente, escondiendo que la mayoría de los ‘trofeos’, eran niños. Imprevisión e imprecisión, por las que deberá responder, como jefe supremo de Fuerzas Militares. Adeudo compartido con su procaz vocero, el “Frankenstein” Botero -‘ignorante natural’-. Destapada ejecución y ausencia de transparencia, que está bajo la mirada inquisidora del DIH, basada en la oportunas, alertas del Alcalde, Cruz Roja, Personero lugareños.
Trabajo de zapa del caripelado Duque, que reclamó -tácitamente-  un merecido homenaje al descabezado prohombre, a quien al parecer Bolívar, no le dio a los jarretes, hoja de vida, cargada de encubrimientos, incorrecciones, silencios, fuente inspiradora del panegírico presidencial, que ensalzó el ametrallamiento, resguardándose el cómo dieron muerte a los adolescentes, que no dio siquiera para una genuina condolencia a sus padres.
Marcho en defesa de la paz; agua; medio ambiente; contra la marginación; desigualdad; pobreza; la aislacionista política internacional, concebida para halagar al titiritero de la ‘Casa Blanca’. Junto a Ucrania, el insolidario presidente Duque, se abstuvo de votar en la ONU, contra el inhumano bloqueo a Cuba, apartándose del abrumador apoyo brindado por 187 naciones -exceptuadas Brasil, EE.UU., Israel-, incomunicándose cada vez más, como lo demuestra el fracasado aislamiento liderado contra ‘Maburro’.
Marcho acompañado de Monseñor Monsalve, la iglesia, que buscan aliviar, cerrar la brecha social, desnudar la ceguera, incoherencia del sometido, sumiso Presidente, incapaz de entender que la corrupción; desempleo; inequidad; inseguridad, incumplimiento de los compromisos, desestabilizan, paralizan, retrasan la nación; mostrándose inhábil para darle una dimensión humana a las actuaciones gubernamentales, que no ha tenido -tampoco-, para buscar dar solución los males que agobian, oprimen a los líderes sociales, nativos, compatriotas más vulnerables.
Cual burdo dictadorzuelo, convoca a la fortificada oposición, no para un “diálogo” escueto, sino para un manipulado, prefabricado, anoréxico, engañoso, ineficaz monólogo, dizque ¡sin mermelada!, sinecuras prevalentes para áulicos, corifeos, “lameculos”.
Incertidumbre, zozobra, generadoras de la anomia, caos, expandidos por las falsas fotos de campamentos ‘elenos’ en Venezuela, exhibidas impensadamente en Naciones Unidas, poniendo en cuarentena el nombre de Colombia, festinando la credibilidad, respeto, prestigio con los que era aceptada, honrada, reconocida universalmente.
20/11/2019
http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario