Una Vacuna Urgente para la Economía del COVID-19

Eduardo Padilla
Eduardo Padilla

 

Sumado a la incertidumbre sobre el estado de salud, hoy vivimos con la pregunta diaria, sobre lo que  va a pasar con el asunto económico afectado por la cuarentena, no hay ingresos y la vuelta a la normalidad no será para todos.  Definitivamente partir de cero no será fácil y las decisiones económicas y políticas solo ayudarán a unos pocos sectores, sabemos que las ayudas son  importantes, pero también  que las condiciones anteriores al tiempo de la pandemia ya eran graves en la mayoría del territorio colombiano, y con esta nueva coyuntura lo que se ha sumado es mas necesidad y evidenciado las formas poco afortunadas de repartir los recursos.

Estrategias como la  mencionada  “Bandera Roja” distraen y crean percepcion de ayudas, pero en lo que hay que enfocarse es las formas de ayudar a todos los sectores, en un marco de política estatal que visualice el futuro inmediato ya afectado, lastimado y dificil de recuperar.  Sí, rotundo si,  a las ayudas con los sevicios públicos, a las negociaciones con los arrendamientos, esto dará oportunidad al resurgimeinto de los negocios existentes y que quedaron apenas con la inauguración pendientes, si a las conciliaciones, a los planes de pago, pero verdaderos no disfrazados como saben hacerlo las entidades fianacieras.

Tanbién se necesita claridad, conocimiento por parte de los lideres institucionales, no  promesas que no se pueden cumplir, como el caso de la alcaldesa Lopez, en Bogotá, que hace anuncios por los medios de comunicación, y luego tiene que dar paso atrás,  no son tiempos de populismo sino de demostrar que hay verdero interés de ayudar a los ciudadanos y al pueblo en terminos de salud, puesto que solo se ve que la mayoría se queda con el encabezado de la noticia y con la ilusión de la promesa algo a lo que los comlombianos ya estan ascostumbrados.

Que sea esta una oportunidad de ejecutar verdaderas políticas de ayuda para todo el territorio nacional, y que no se vuelva otro mapa que sectorice ayudas solo por un nuevo marcador de necesidad del COVID-19, verdadera salud pública y salud económica.

En otros países como en Francia, el presidente Emmanuel Macron, ordenó que a las 15 familias más ricas del país se les quitara el 2,3% del total de la fortuna de estos ciudadanos, porque es claro que estos no tendrían necesidad ni urgencia económica, esto con el fin de poder costear todo lo referente a servicios públicos y cánones de arrendamiento, puesto que con los ingresos recaudados de los impuestos el país no alcanzarían ya que no están con la liquides para cumplir tanto con los salarios de sus funcionarios como con las necesidades que se han presentado a causa del CoronaVirus (Covid-19), esto lo haria insuficiente para dar esa ayuda que se necesita

Incluyendo a Holanda que propone un modelo económico post-pandemico basado en el decrecimiento, lo cual indica que existe la posibilidad de generar otras opciones de hacer que la economía continúe pero haciendo lo posible por mantener ese distanciamiento, construyendo una estructura económica basada en la redistribución. Que establece una renta básica universal, un sistema universal de servicios públicos, un fuerte impuesto a los ingresos, al lucro y la riqueza, horarios de trabajo reducidos y trabajos compartidos, y que se le reconozcan todos los trabajos con cada uno de los cuidados necesario.

Esto nos hace hacer evolucionar nuestra forma de pensar, es decir, pasar de una economía enfocada en el crecimiento del PIB, a diferenciar entre sectores que pueden crecer y requieren inversión como lo son los (Sectores públicos críticos, energías limpias, educación, salud) y demás sectores que deben decrecer radicalmente (petróleo, gas, minería, publicidad, etc.) Inclusive dando un vistazo al pasado cómo lo fue el trueque y demás maneras obtener productos sin un intercambio monetario.

Esto es un llamado y una manera de tener una actualizacion para darnos cuenta que no podemos hacer que la economía continúe como ya la conocemos, sino que demos pie al cambio a la manera de ver esto desde otro punto de vista y así lograr que la vida se mantenga y se logre un punto de equilibrio, y que Colombia vea esas formas de economías alternativas como un punto de partida para generar y ser partícipe de estas.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario