Iván Duque me quiere matar: Maduro. Un pasaje más de la ‘maldición de los Kennedy’

Pintura popular de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

 
Acontecimientos
Quedan 155 días para finalizar el año.
Empiece el día bien informado.

mario arias gómez
P
rimera-. El mandatario de Venezuela Nicolás Maduro (‘Maburro’) denunció, aunque sin pruebas -como siempre-, que el presidente de Colombia, Iván Duque, prepara en un lugar del país a francotiradores para asesinarlo, dijo durante un acto telemático del Gobierno transmitido por TV: “Hay grupos que me quieren matar, que están trayendo francotiradores para matarme, desde Colombia”. “Está entrenando unos francotiradores allá, para matarme” agregó el chafarote venezolano. Después explicó que asiste a los actos públicos, a pesar de las amenazas, porque le gusta recorrer el país, “abrazar a la gente (y) sentir el calor de la gente” -Sic-.
No es la primera vez que ‘Maburro’ acusa a Colombia de los problemas que afectan a Venezuela y que se multiplican por la mayor crisis político-económica de su historia moderna y de la pandemia por el coronavirus. Hace poco el dictador aseguró que Duque diseño una operación para que miles de migrantes retornaran a su país de forma ilegal, lo que ha elevado los contagios del Covid-19 en Venezuela. A pesar de que Colombia y Venezuela no tienen relaciones diplomáticas, pidió al presidente colombiano que tenga “un poquito de humanidad” y que ambos países se unan para enfrentar la Covid-19. “Deberíamos estar coordinando nosotros, haciendo las pruebas PCR en territorio colombiano, en los lugares donde pasan los connacionales (que van a retornar).
La justicia del país ibérico ordenó hoy abrir una investigación contra Corinna Larsen por su participación en un entramado de “supuestas prácticas reprobables” del padre de Felipe VI. (Foto: AFP)
La justicia del país ibérico ordenó hoy abrir una investigación contra Corinna Larsen.
Segunda-. Corina, imputada. El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón ha ordenado la reapertura del denominado caso Carol, una pieza separada de la causa contra el excomisario José Manuel  Villarejo, que investiga las grabaciones incautadas al expolicía en las que la empresaria alemana Corina Larsen (examante de Juan Carlos I) habla de los presuntos negocios irregulares del Rey de España.
Corinna en una imagen de archivo junto al Rey Juan Carlos
El juez cita a declarar en la Audiencia Nacional a Corinna Larsen, la examante del Rey Emérito.
El asunto había sido archivado en 2018 porque los datos que aportaba Larsen en esa conversación se referían a hechos ocurridos antes de su abdicación. Ahora, García Castellón reabre la causa a la luz de nueva documentación aportada por la Policía Judicial que, según sus palabras, podría “revestir apariencia delictiva”.
Caricatura de famosos: Rey emerito Juan-Carlos I. Caricatura Digital.El magistrado cita a declarar a Villarejo, que está en prisión; a la empresaria y examiga del emérito; al que fuera socio de Villarejo, Rafael Redondo, y al expresidente de Telefónica, Juan Villalonga, que fue quien presuntamente, puso en contacto a Larsen y a Villarejo y organizó el encuentro de 2015, en el que se produce la grabación, en la que también aparece. Todos declararán en calidad de investigados los próximos 7 y 8 de septiembre. Ayer se informó que el Gobierno exige apartar a Juan Carlos I, antes de negociar los Presupuestos porque el asunto dificulta el pacto con sus socios de investidura. Se añade que amigos del monarca están dispuestos a aportar hasta dos millones de euros para alquilar una vivienda al emérito y que abandone así el recinto de La Zarzuela en el que aún reside.
Tercera-. Un pasaje más de la llamada ‘maldición de los Kennedy’, iniciada el lunes pasado, tiene que ver con la historia que hundió a Ted Kennedy -con la mayor proyección y carisma de los Estados Unidos- al caer en un canal con agua, del que salió con vida, pero no su acompañante Mary Jo Kopechne, exsecretaria del asesinado Bob.
Ted Kennedy.
El 18 de julio de 1969, un grupo de seis mujeres y seis hombres compartían una comida al aire libre en una pequeña isla “Chappaquiddick”, en Massachusetts. El alcohol era abundante. Entre los comensales estaba Ted Kennedy (por aquellos días de 37 años), uno de los hermanos de JFK, ex presidente que había sido asesinado en noviembre de 1963. Ted era la nueva esperanza familiar tras el crimen de Bob Kennedy. Ted había ganado las elecciones a senador por amplísimo margen y se perfilaba como posible nuevo presidente por el Partido Demócrata (1972).
Cuarta-. Ese día, Mary Jo Kopechne subió al automóvil de Ted Kennedy. Estaban solos. Y el senador, al volante. Ella era una bella joven que había trabajado para la campaña presidencial de Bob. Era una estudiosa de la Guerra de Vietnam y de los derechos civiles. Conocía a la familia y se había ganado respeto por su formación académica y profesional. La última charla entre ella y su madre, Gwen, quedó registrada en la historia. “Querida, ten cuidado con el agua”, le dijo la mujer al saber que su hija iría a esa isla. “Madre, tú me conoces. Solo me gusta tomar sol”.
Oldsmobile negro entre el agua.
Pero al subirse al automóvil de Ted -un Oldsmobile negro- la historia de la joven e intelectual mujer atravesaría la meta final. Deprimido por la muerte de su hermano Bob y con mucho alcohol en su organismo, el reciente senador decidió regresar al hotel en el que se alojaba. La colaboradora decidió acompañarlo. El vehículo que conducía la promesa demócrata, se despistó en un puente, el vehículo voló hacia el agua, se hundió y Kopechne quedó atrapada, lo que le provocó la muerte. Ted logró salir del automóvil, pero ella no. La sospecha comenzó a rodearlo: no había ayudado a la mujer a salir del vehículo y en cambio había escapado.
Quinta-. Diez horas después del accidente mortal reportó el hecho. ¿Por qué tardó tanto? El cuerpo de Mary Jo fue hallado sin vida. Su posición sugirió a los forenses que había estado con vida aún después del terrible impacto y que había intentado escapar. Murió ahogada. Una de las mujeres que participó de la juerga intentó defender a Ted: “Ciertamente parecía sobrio”, dijo Susan Tannenbaum durante el juicio al senador.
Mary Jo Kopechne.
El resto de las presentes aquella infame jornada también ensayaron una defensa. Quienes participaron de la barbacoa eran todos idealistas que estaban rodeando a Ted luego de que Bob fuera asesinado durante la campaña presidencial el año anterior. Él era su nueva esperanza y querían cuidarlo. Pero el precio que pagaron fue demasiado caro. Las mujeres quedaron catalogadas por la opinión pública como “fiesteras”, hoy “prepagos”, de forma peyorativa. Los interrogantes fueron demasiado para cubrir al senador. ¿Por qué giró bruscamente a la derecha en ese puente? ¿Por qué no fue hacia el lugar donde debía estar el ferry que los transportaría de nuevo al continente? ¿Cómo hizo para salir nadando del Oldsmobile? ¿Por qué Mary Joe no pudo escapar? ¿La ayudó? ¿Huyó? ¿Por qué conducía tan rápido? ¿Por qué demoró diez horas en denunciar el accidente?
ÑAPA

Espacios para trabajar: las oficinas de Google en Londres

Las increíbles oficinas de Google en Londres, diseño de oficinas #20

Trabajadores de Google no regresarán a las oficinas hasta julio de 2021. Firma tecnológica extenderá este beneficio por precaución- para 200 mil de sus empleados ante el avance del nuevo coronavirus.
Sobremesa
Enlace permanente de imagen incrustadaBogotá, D. C., julio 29 de 2020.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario