La misteriosa desaparición de Jack Ma, el creador de Alibaba, tras oponerse al régimen chino

Tras un discurso a finales de octubre de 2020, las autoridades chinas convocaron al empresario para hacerle algunas preguntas. Luego le quitaron la autorización para que Ant Financial saliera a la bolsa y a finales de diciembre ordenaron la reestructuración de su conglomerado.

Tomado de Infobae.com

En medio de los rumores por la falta de presentaciones públicas de Jack Ma en los últimos dos meses, su empresa Alibaba perdió un 3% de su valor el lunes, según Business Insider. En Twitter se multiplicaban las especulaciones, pero como la red social está bloqueada en China, eso no se reflejó en las plataformas locales equivalentes, como Weibo, sometidas a la censura cuando se tratan temas sensibles.

“Creo que le dijeron que mantuviera un perfil bajo”, dijo a Reuters Duncan Clark, presidente de la consultora tecnológica BDA China, con sede en Beijing. “Es una situación bastante singular, más vinculada a la enorme escala de Ant y a la regulación financiera”.

Ant Group, parte del conglomerado alrededor de Alibaba, es la fintech más valiosa del mundo. En navidad Pan Gongsheng, del Banco Central de China, inició una investigación contra las firmas de Ma por “prácticas monopólicas” y ordenó que Ant Group redujera sus operaciones: debía “regresar a sus orígenes” de prestador de servicios de pago y “rectificar estrictamente sus actividades financieras ilegales de crédito, seguro y gestión de patrimonio”.

En navidad China inició una investigación contra las firmas de Ma por “prácticas monopólicas” y ordenó que Ant Group “regresara a sus orígenes” de prestador de servicios de pago. (REUTERS/Aly Song)
En navidad China inició una investigación contra las firmas de Ma por “prácticas monopólicas” y ordenó que Ant Group “regresara a sus orígenes” de prestador de servicios de pago. (REUTERS/Aly Song)

Fue el 24 de octubre, días antes de que Ant Group comenzara a cotizar en la bolsa en la que hubiera sido la oferta pública de acciones más grande de la historia —más de USD 35.000 millones, se especuló— que además no se hubiera realizado en Nueva York o Londres. Pero días después, luego de una reunión con reguladores económicos, la firma anunció que su ingreso a la bolsa de valores se suspendía indefinidamente.

En Shanghai, en la Cumbre del Bund, Ma se presentó como “un hombre casi retirado”, que simplemente iba a compartir los puntos de vista de alguien que no era un experto en las finanzas (”algunas de mis perspectivas pueden ser poco profesionales”, dijo) pero que acumulaba “16 años de experiencia práctica” en el asunto. Ant, fundado como Alipay en 2004, tiene más de 1.300 millones de usuarios de su servicio móvil de pagos.

En todo caso, advirtiendo que sus ideas podrían ser “inmaduras, inexactas o incluso risibles”, dio su largo discurso ante “la flor y nata del establishment financiero, regulatorio y político de China”, según Reuters, un texto en el que no faltaron las citas del presidente chino, Xi Jinping.

Las autoridades chinas comenzaron a poner presión sobre los negocios de Ma desde que el empresario diera un discurso que las molestó. (REUTERS/Lai Seng Sin)
Las autoridades chinas comenzaron a poner presión sobre los negocios de Ma desde que el empresario diera un discurso que las molestó. (REUTERS/Lai Seng Sin)

Todo iba bien hasta que en un momento Ma “comenzó a invitar al público a considerar la necesidad de reformar el sistema financiero del país”, como describió Time, y “traspasó un límite”. Según se interpretó, acusó indirectamente a las autoridades de sofocar la innovación. Dijo:

“La naturaleza de las finanzas está en la gestión del crédito. Tenemos que deshacernos de la mentalidad de casa de empeños que hoy está dentro de la industria financiera. Debemos apoyarnos en el desarrollo del sistema de crédito.

Hoy los bancos conservan aun una mentalidad de casa de empeños. Una casa de empeño se centra en garantías y avales, lo cual fue una idea de avanzada en el pasado. Sin innovaciones como las garantías y los avales no existirían las instituciones financieras de hoy y la economía de China no se habría desarrollado en los últimos 40 años al punto en que lo ha hecho.

Sin embargo, existe un límite si sólo nos apoyamos en activos y garantías. Como presidente tanto del Club de Emprendedores de China como de la Asociación General de Emprendedores de Zhejiang, he intercambiado puntos de vista con muchos emprendedores. Y he descubierto que la mentalidad de casa de empeños es un problema grave en China, que ha afectado a un montón de emprendedores”.

"La mentalidad de casa de empeños es un problema grave en China, que ha afectado a un montón de emprendedores", dijo Ma: la frase podría haber sido la razón de su misteriosa desaparición. (EFE/ Julien De Rosa)
“La mentalidad de casa de empeños es un problema grave en China, que ha afectado a un montón de emprendedores”, dijo Ma: la frase podría haber sido la razón de su misteriosa desaparición. (EFE/ Julien De Rosa)

Abundó en detalles. Propuso que el sistema de créditos cambiara para basarse en macrodatos. “La práctica antigua de que las personas y las corporaciones busquen el dinero se debe transformar y reemplazar por una nueva práctica en la que sea el dinero el que busca a la gente y las corporaciones de calidad”, dijo. “Big data, computación en la nube, blockchain y otras tecnologías de vanguardia que sostienen este nuevo sistema hoy pueden cargar con enormes responsabilidades”. Tras explicarlo como una responsabilidad con las generaciones del porvenir, argumentó: “No es que no podamos hacerlo hoy. Simplemente elegimos no hacerlo”.

Hubo aplausos. Pero el 2 de noviembre las autoridades convocaron a Ma para hacerle algunas preguntas. El 3 de noviembre le quitaron la autorización para que Ant Financial saliera a la bolsa. A finales de diciembre se ordenó la reestructuración de Ant Group, lo cual afectó severamente su valuación.

Por fin, el 1 de enero Ma no asistió a la final del reality show Africa’s Business Heroes, que él mismo creó. Dado que no hizo apariciones públicas desde el 2 de noviembre, no sonó muy sólida la explicación que una vocera de Alibaba dio a Reuters sobre el reemplazo de Ma por un ejecutivo de Alibaba: “Se debió a una superposición de compromisos”.

Ma no asistió a la final del reality show Africa’s Business Heroes, que él mismo creó. (africasbusinessheroes.org)
Ma no asistió a la final del reality show Africa’s Business Heroes, que él mismo creó. (africasbusinessheroes.org)

Time especuló que, si lo sucedido indica que Ma ha perdido el favor de Beijing, se trataría de una caída muy ruidosa. “Pero ser algo así como una celebridad global del comercio, el Partido Comunista Chino (PCC) le encomendó tácitamente que proyectara una imagen moderna, de avanzada, de los emprendedores del país”. Eso evidentemente no incluía una crítica a las autoridades.

“Dada la ralentización de la economía china y el aumento del viento en contra en el plano geopolítico, Beijing está nervioso por los riesgos financieros sistemáticos y el aumento de la deuda”, analizó Time. “No es un momento para pedir, como hizo Ma, que el sistema se relaje”. Ya otros grandes empresarios aprendieron por las malas que “la lealtad es lo primordial”, recordó el artículo y citó un titular del Diario del Pueblo, vocero del PCC, que decía: “No existe la llamada era Ma, sino solo una era de la que Ma es parte”.

Este ex profesor de inglés devenido multimillonario se consideraba un intocable en China. Es miembro del PCC, se lo solía ver regularmente junto a los líderes del país y en 2017 fungió como embajador oficioso en un encuentro con Donald Trump. Es también muy popular, ha tocado en conciertos de rock y ha participado en una película de kung fu.

Tras el discurso de Ma, el 2 de noviembre las autoridades lo convocaron para hacerle algunas preguntas, el 3 le quitaron la autorización para que Ant Financial saliera a la bolsa y a finales de diciembre se ordenó la reestructuración de Ant Group. (REUTERS/Aly Song)
Tras el discurso de Ma, el 2 de noviembre las autoridades lo convocaron para hacerle algunas preguntas, el 3 le quitaron la autorización para que Ant Financial saliera a la bolsa y a finales de diciembre se ordenó la reestructuración de Ant Group. (REUTERS/Aly Song)

Pero ese mismo perfil alto podría haber causado que las autoridades le bajaran el pulgar. “La defensa de Ma de la estricta cultura de trabajo 996 —de 9 de la mañana a 9 de la noche, seis días por semana— hizo que algunos lo denunciaran como un ‘capitalista chupasangre’ y citaran a Marx para regañarlo”.

Time citó un comentario que fue leído más de 100.000 veces en WeChat y obtuvo 122.000 likes en Weibo: “Un multimillonario sobresaliente y popular como Jack Ma definitivamente será colgado de un poste de luz”. Menos exitosa, pero más representativa del tono en la plataforma similar a Twitter, fue la publicación de Han Fuling, profesor de la Universidad Central de Finanzas y Economía de Beijing: “Las opiniones de Ma estaban llenas de ignorancia y arrogancia”.

Business Insider recordó que en una entrevista de agosto de 2019, Guo Wengui, quien huyó de China en 2014 y ha denunciado la corrupción en el gobierno, dijo que Ma probablemente terminaría en la cárcel, o muerto, dado que Beijing quería apropiarse del lucrativo Ant Group. Entre los rumores alrededor de la misteriosa desaparición de Ma se destaca que se lo podría obligar a pasar una importante fracción de Ant Financial al estado.

“Un multimillonario sobresaliente y popular como Jack Ma definitivamente será colgado de un poste de luz”: ese comentario que fue leído más de 100.000 veces en WeChat y obtuvo 122.000 likes en Weibo. (REUTERS/Yuya Shino)
“Un multimillonario sobresaliente y popular como Jack Ma definitivamente será colgado de un poste de luz”: ese comentario que fue leído más de 100.000 veces en WeChat y obtuvo 122.000 likes en Weibo. (REUTERS/Yuya Shino)

Oficialmente Ma se dedica solo a la filantropía. Ni en su discurso de Shanghai ni en otra ocasión comentó los lineamientos sobre cómo las empresas privadas deben ayudar al estado chino, publicados a finales de septiembre. “Desde luego, esto va en contra de los esfuerzos reiterados e incómodos que han hecho las empresas de tecnología propiedad de ciudadanos chinos como Huawei, Tencent, TikTok y Alibaba para presentarse como independientes del control gubernamental”, interpretó Time.

“El gobierno les recuerda a las empresas que, al fin de cuentas, es quien hace las normas y quien emite los permisos”, dijo a la revista Mark Natkin, fundador de la firma de tecnología Marbridge Consulting, que tiene sede en Beijing. “Y si uno se olvida, puede encontrarse con que un sector completo de su negocio no consigue un permiso, o se interrumpe su salida a la bolsa, o lo que haga falta hacer para que quede claro quién es el padre y quién es el hijo”.

En 2004, cuando Ma lanzó Alipay, en China no existían normas claras sobre los servicios de pago de terceros, y los riesgos que corría el emprendimiento eran evidentes. “Si alguien tiene que ir a la cárcel, yo lo haré”, dijo el hombre que entonces tenía 40 años. “En la China de Xi, Ma podría vivir para lamentar sus palabras”, concluyó Time.

Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario