A qué le teme Antonio Sanguino?


 

El reconocido Concejal de Bogotá, Antonio Sanguino, es un hombre acostumbrado a figurar en los medios de comunicación del país con sus diversas denuncias y pronunciamientos sobre temas de la Capital y de Colombia.

Es, sin duda, un personaje público, que ha logrado crear un imagen política y ha vivido durante años legalmente de las finanzas del erario de la ciudad, como funcionario.  Al tener tal condición, sus actuaciones están sometidas,  por ley, a la vigilancia del pueblo que lo eligió y lo sostiene.

Por eso, Sanguino no está exento de que cualquier ciudadano bogotano pida que investiguen algunas de sus actuaciones o cualquier sospecha que recaiga sobre él, como este mismo lo hace constantemente con otros funcionarios capitalinos.

Juan Carlos Calderón

Este es el caso del Veedor Ciudadano Juan Carlos Calderón, quien amparado por la Constitución, le solicitó al Fiscal General Néstor Humberto Martínez en un derecho de petición que investigara la presunta participación del Concejal Sanguino en el contrato que le dio el Distrito a la firma brasileña Odebrecht para construir el interceptor Tunjuelo-Canoas.

Este es la petición de Calderón España mediante su Veeduría Nacional Recursos Sagrados:

Calderón España explicó que “la información que se tiene es que el contratista Emilio Tapias y el contratista Julio Gómez, estarían prontos a nombrar a estos concejales por esta contratación que se hizo en el Distrito”. Esta es su versión en audio:

 

Tras conocer el hecho, el cabildante Sanguino montó en cólera y se fue lanza en ristre contra Calderón España en una sesión del Concejo de Bogotá, en donde leyó un comunicado, pero además enfatizó que aquel lo había calumniado e injuriado de mala fe, sin pruebas, y se refirió al veedor ciudadano en términos despectivos. Puede consultar su comunicado AQUÍ.

Esta es la intervención del Concejal en archivo de audio:

 

El Veedor Ciudadano argumentó que no ha calumniado a Sanguino, ni ha cometido delito alguno, ya que lo único que hizo fue pedir que investiguen los rumores que circulan en algunos sectores de la ciudad. La misión constitucional de la Fiscalía es averiguar.

“Él me está censurando mi función de Veedor, que le hace control político. Tengo  investidura como Veedor Ciudadano facultado por la la Carta Política y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción”, manifestó Calderón España, quien pide seguridad al Gobierno a través de la Unidad Nacional de Protección por reiteradas amenazas que ha recibido en los últimos días.

Si Sanguino no tiene participación en este hecho de corrupción que envuelve los dineros del Distrito con Odebrecht, como lo ha reiterado, no se debe preocupar porque lo investiguen las autoridades, porque como dice el dicho: el que nada debe nada teme…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario