Ajíes y Pimientos de La Otra Cara /El San José es objeto de varias particularidades

Ajíes y Pimientos de La Otra Cara

 

La increíble historia del Galeón San José
Muy pocos temas alrededor del mundo suscitan la fantasía del hundimiento del Galeón San José, de bandera española, ocurrido hace ya tres siglos por cuenta del ataque de una flota inglesa que lo hizo estallar en pedazos en un lugar poco profundo entre las islas del rosario y las costas de Barú, y cuyo balance fue 600 marineros españoles muertos y 11 sobrevivientes. La explosión del bajel legendario se produjo en la época de mayor esplendor de la piratería en el Caribe, y se convirtió en una de las historias más emocionantes de todos los tiempos, muy a pesar de que los atacantes fracasaron en su intento por abordarlo. Nadie acierta a cuantificar la riqueza cargada en ese buque. Decenas de historiadores se han dedicado a su búsqueda; y numerosos grupos financieros han mostrado interés en su rescate. Gobierno tras gobierno, aparecen compañías cazatesoros que ofrecen ubicar y recuperar la preciosa carga de la Nave Capitana de la Flota Imperial española.

El San José es objeto de varias particularidades

- Publicidad -

Primero: a diferencia de lo que dice la propaganda del Presidente Santos, el San José fue localizado exactamente en el año de 1982 y así fue “denunciado” (ese es el término técnico) a la Armada Nacional, como el descubrimiento de un tesoro, a efectos de cobrar la recompensa por su ubicación. La denuncia corrió por cuenta de la Sea Search Armada, que lleva más de 30 años litigando contra Colombia porque gobiernos sucesivos ponderaron enormes riesgos en reflotar el tesoro.

Segundo: el San José no es el único barco identificado en las profundidades del mar territorial colombiano. Los entendidos dicen que existen al menos 17 barcos sumergidos en aguas nacionales, pero el tema lo tienen bien, pero bien callado mientras ven como evoluciona lo del San José

Tercero: no es tan claro que el tesoro del San José pertenezca a Colombia: existen tratados internacionales que aseguran la inmunidad soberana de naves de guerra hundidas en cualquier parte y cualquier tiempo, y España ya ha enviado señales de no querer renunciar al Galeón aunque lo tengan a más de 8000 kilómetros de las costas de Cádiz. Hay que mencionar que hace pocos años, en 2007, jueces del estado de Florida ordenaron a la empresa cazatesoros Odyssey Marine Exploration devolver a España la totalidad de la carga de la fragata Mercedes, hallada en el golfo de Cádiz, reflotada ilegalmente y llevada de mala fe a Estados Unidos. No nos imaginamos qué va a hacer Santos con la horda de abogados españoles que vienen tras la noticia para conseguir la devolución de la fortuna con destino a los museos de Madrid. Abogados españoles conocedores del tema, dicen que Colombia es presa fácil en cualquier debate internacional, por lo que los especialistas chapetones en derecho del mar se están frotando las manos.

Cuarto: Funcionarios de toda la vida en el Congreso de la República dicen que jamás en la historia de Colombia la propia Presidencia de la República se había interesado tanto y con tal perseverancia en la tramitación veloz del proyecto de ley de patrimonio sumergido que se convirtió en la Ley 1675 de 2013 y que le sirvió de base al actual gobierno retomar el caso del galeón. Los lobbystas de aquél entonces la tuvieron fácil; sin embargo, ya hay gente averiguando quiénes fueron los lobbystas y funcionarios públicos interesados en aquel entonces para determinar cuáles son los intereses detrás de este asunto

Quinto. Circulan veloces ciertas preguntas en salas de redacción de distintos medios de comunicación:

– ¿Tiene el gobierno abogados con el talento y la formación que requiere la defensa de la propiedad de Colombia sobre el Galeón? El sentimiento general consiste en que la causa recaerá en los mismos juristas que perdieron en la debacle por el archipiélago de San Andrés, o en sus recomendados, y se teme que sea la misma cancillería del debate con Nicaragua la que se ocupe del asunto, lo cual ya constituye motivo de alegría para la artillería juridica española.

– ¿Quién presentó la alianza público privada al gobierno colombiano para rescatar el Galeón? ¿Desde cuándo la presentaron al Gobierno y quién es su representante? ¿Se trata de un contrato adjudicado a dedo? ¿Hubo competencia abierta entre las decenas de empresas cazatesoros del mundo? ¿Qué porcentaje se reconoció a los particulares que están manipulando la zona de hundimiento del Galeón? ¿Qué autoridades han acompañado a los particulares a fin de evitar que el tesoro -o lo que queda de él- siga siendo expoliado? ¿Cuál es el papel de la Procuraduría en ese procedimiento? ¿Es verdad que otros tesoros hundidos en aguas nacionales han sido expoliados? ¿Será cierto que la armada ha descuidado por décadas la ubicación ya conocida del Galeón, y que el Galeón ya ha sido expoliado, tal como se rumora en el oscuro y sibilino mundo de los cazatesoros?

Por ultimo: ¿Quiénes fueron los lobbystas de la que se convertiría en la Ley 1675 de 2013?

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario