Así se despidió Fidel Castro del Congreso del Partido Comunista


 
Fidel y Raúl presidieron la clausura del Congreso del Partido Comunista,  que no se hacía desde 2011, y anunciaron que ese sería el último dirigido por la generación histórica, es decir ellos dos. Aunque Raúl fue ratificado como jefe de la Revolución cubana.

Fidel Castro, de 89 años, llegó al pleno del Partido Comunista de la isla caribeña, luciendo una vistosa sudadera Adidas azul eléctrico, acompañado de su hermano menor Raúl.  De inmediato todo el auditorio se puso de pie y la ovación fue total y durante varios minutos. El máximo líder de la Revolución cubana presidió en forma lúcida el evento y anunció que sería el último al que asistiría.

Por su parte, el actual presidente Raúl Castro, también ratificó, en la clausura del VII Congreso del Partido Comunista (PCC, único) que este será “el último dirigido por la generación histórica” de la Revolución, que deberá pasar el testigo en los próximos años, dejando claro de que ambos se van a apartar del poder.

“La generación histórica (Fidel y Raúl) entregará a los pinos nuevos las banderas de la Revolución y el socialismo sin el menor atisbo de tristeza o pesimismo, con el orgullo del deber cumplido”, señaló Raúl Castro, que fue reelegido como primer secretario del PCC, cargo que ocupa desde 2011, cuando relevó a su hermano Fidel.

Sobre la marcha de las reformas para la “actualización” socialista, Raúl Castro indicó que su ritmo dependerá del “consenso” que se logre dentro de la sociedad, “sin precipitaciones, ni mucho menos improvisaciones que solo conducirán al fracaso”.

Fidel (con sudadera Adidas, su favorita) y Raúl Castro / Foto: Agencia EFE

 

Desde la base

Raúl Castro señaló que para la formación de nuevos cuadros “debe trabajarse desde la base” sin dejar nunca de estudiar.

“Un cuadro profesional del partido o dirigente de nuestro Estado tiene que estudiar toda la vida y no vivir del título colgado en la pared”, indicó Raúl Castro, quien se refirió a la existencia de una reserva de “sustitutos maduros” para la renovación de dirigentes en las estructuras del partido.

Raúl le levantó la mano a Fidel, su hermano mayor, su mentor e ídolo, y todo el auditorio volvió a aplaudir a rabiar. Así culminó el evento considerado histórico por los fundamentales anuncios que se hicieron en este.

Tomado de lanación.com.ar  de Argentina 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario