Bari Weiss, la periodista que renunció al New York Times «harta del sesgo de la izquierda»

Bari Weiss

 

La columnista denuncia la «atmósfera intolerante» y las tendencias sesgadas que la llevaron a abandonar su trabajo:  «Me difaman públicamente como mentirosa y fanática».

La periodista Bari Weiss era una de las más prestigiosas columnistas del New York Times desde 2017, cuando se unió a la sección de opinión, sin embargo en los últimos días anunció a través de una carta su renuncia al influyente medio estadounidense, en medio de denuncias de un clima hostil y de acoso por parte de sus compañeros y una atmósfera intolerante que se despega de una guerra ideológica entre bandos dentro de la misma institución.

La carta que fue publicada en el portal personal de Weiss, expresa que con su trabajo ha tratado de incluir opiniones de todo el espectro político estadounidense en el periódico, también asegura que sufrió el desprecio de sus compañeros y que es víctima de la corrección política que invade al diario.

La periodista señala que «Twitter se ha convertido en el nuevo editor» del periódico, y asegura que los artículos que se publican en el diario obedecen a los gustos de los tuiteros y que están pensadas y enfocadas para ser aprobados por los usuarios de esa red social.

«Twitter se ha convertido en el editor último a medida que la ética y las costumbres de esta plataforma se han convertido en las del periódico», explica Weiss en su carta de renuncia.

Weiss advierte que el periódico la contrató en su momento para incorporar voces que antes no tenían cabida en un diario que es marcadamente de ideologías de izquierda.

También asegura que la motivación por contratar voces que se salgan del ritmo del rígido esquema pro-izquierda que mantiene el periódico es clara: «El fracaso del periódico a la hora de anticipar el resultado de las elecciones de 2016 significado que no tenía un conocimiento firme del país que cubre».

No obstante, la defensa (que fue indirecta) por parte de Weiss de la publicación de un artículo de corte conservador en medio de las protestas que se daban por la muerte de George Floyd, provocó un acoso que desembocó en la renuncia de la propia periodista.

La nota a la que se refiere Weiss es una columna de opinión del senador republicano Tom Cotton, publicada el 3 de junio. En dicho artículo, el senador había solicitado la intervención del ejército de los Estados Unidos en las ciudades en las que se había perdido el control y el orden público por cuenta de las revueltas y saqueos. La columna le costó incluso el puesto al jefe de la sección, James Bennett.

En la carta publicada, la periodista también denuncia que hay un criterio de corrección política al interior del medio de comunicación: «las historias eligen y se cuentan de una forma determinada para satisfacer al público más limitado, en lugar de permitir que un público curioso lea sobre el mundo y luego saque sus propias conclusiones».

Bari Weiss también afirma que «la autocensura se ha convertido en una norma». La periodista críticó que en lugar de escribir contenido atrevido al interior del periódico se prefieren los clicks, publicar artículos que sitúen al Presidente Donald Trump como un peligro único para el país y para el mundo, además explica que si la ideología de un redactor del New York Times coincide con «la nueva ortodoxia», su trabajo permanecerá incuestionable, sin embargo si alguien se atreve a desafiar este orden tendrá que vivir con el miedo a la «tormenta digital».

Finalmente, la periodista Weiss  denuncia que llegaron a tildarla de «nazi» y de «racista» a través de uno de los chats internos que maneja la empresa «otros empleados del New York Times me difamaron públicamente como mentirosa y fanática en Twitter, sin temor a que su acoso conlleve a una acción inadecuada».

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario