El FBI investiga espionaje de China a organizaciones de EE.UU. que investigan el COVID-19

Logo de FBI. Foto vía: AFP 2020 / Mandel Ngan

 

Tomado de Sputnik Mundo

El FBI explicó en el comunicado que los actores cibernéticos han sido notados al tratar de determinar y obtener ilegalmente datos importantes de propiedad intelectual y salud pública sobre vacunas, tratamientos y pruebas de redes y personal de investigación.

“El robo potencial de esta información pone en peligro la entrega de opciones de tratamiento seguras, efectivas y eficientes” señala el comunicado y añade que “el FBI y CISA instan a todas las organizaciones que realizan investigaciones en estas áreas a mantener prácticas específicas de seguridad cibernética y amenazas internas para evitar la revisión subrepticia o el robo de material relacionado con COVID-19”.

El FBI señaló que es responsable de proteger a Estados Unidos contra la inteligencia extranjera, el espionaje y las operaciones cibernéticas, mientras que CISA es responsable de salvaguardar la infraestructura crítica de los EEUU de las amenazas físicas y cibernéticas.

“Los esfuerzos de China para apuntar a estos sectores representan una amenaza significativa para la respuesta de nuestra nación al COVID-19”, dijo CISA en otro comunicado y añade que “el anuncio tiene la intención de crear conciencia para las instituciones de investigación y el público estadounidense y proporcionar recursos y orientación para aquellos que puedan ser objetivo” de espionaje.

El 11 de mayo, los medios informaron que la Administración de Donald Trump planeaba acusar a China de intentar robar información de propiedad intelectual y salud de Estados Unidos relacionada con las vacunas y el tratamiento COVID-19.

La pandemia de COVID-19 se originó en la ciudad china de Wuhan (sureste), lo que provocó que Trump y el secretario de Estado (canciller), Mike Pompeo, afirmaran que provenía de un laboratorio de esa zona.

La semana pasada, Trump dijo en una entrevista a Fox News que creía que la incompetencia, y no la intención maliciosa, estaba detrás del brote de COVID-19 desde China.

El mandatario estadounidense aún no ha dado a conocer al público pruebas de que el origen del virus está vinculado a un laboratorio de Wuhan.

Tomado de Sputnik Mundo

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario