El jugoso cargo del Personero de Bogotá

Sede de la Personería, en el centro de la Capital de la República.

 

PorÁngela María Camacho.

A pocos días de hacerse pública la lista definitiva de los aspirantes a la Personería de Bogotá, luego del cierre el pasado 20 de febrero, hay inscritos 463 personas entre las cuales 125 son mujeres.  Lo llamativo de este año además de la copiosa participación de ellas, es el haberse duplicado el número de inscritos. La pregunta que surge entonces es: ¿Porqué llama tanto la atención ser elegido Personero?. Concluya usted:

Las Personerías son entidades encargadas de la promoción y defensa de los derechos humanos y de vigilar a los servidores públicos. En Bogotá se dice que es la segunda entidad más importante, pues cuenta con mas de mil empleos y un monto de 160 mil millones de pesos para gastos en el año 2020. Su Personero devengará una asignación básica de casi 11 millones de pesos que con prestaciones podría aproximarse a la del Alcalde Mayor; además tendrá en su poder las investigaciones que se le adelanten a los servidores públicos del distrito por comportamientos irregulares o denuncias, todo lo cual le dará una amplia gestión en el Distrito.

De otro lado, este es una de las fuentes burocráticas de los concejales, quienes participan en la elección de este cargo, luego que la Universidad Nacional haga las evaluaciones a las 463 hojas de vida inscritas, desarrolle las pruebas de capacidad y escoja los tres mejores calificados, momento en el cual el cabildo distrital en Plenaria hará su votación. Una vez elegido el Personero, este podrá apreciar el desfile de concejales en su despacho.

No en vano, suplantadores quisieron alterar en los últimos eventos, la participación de algunos concejales, recusándolos para declarar su inhabilidad en la votación del Personero de Bogotá, situación que el cabildo Distrital pidió a la Fiscalía fuera investigada; o la modificación que fue hecha ampliando la fecha de elección que en principio estaba para el 28 de febrero, ahora quedó para mayo.

Dentro de los inscritos para el periodo 2020 – 2024 están personas de la talla de Enrique Borda Villegas, abogado y ex secretario general de la Alcaldía de Lucho Garzón, Alcalde encargado y Ministro de Trabajo encargado, entre otros muchos cargos desempeñados.

Diego Ardila Medina, abogado también, se desempeñó como Contralor de Bogotá en febrero del 2012 al 2016, se le señala de haber estado estrechamente vinculado con concejales asociados al carrusel de la contratación y a Ovidio Claro supuesto padrino político. Tanto Borda como Ardila cuentan con estrechos vínculos políticos de todo orden que les da ventaja significativa a la hora que la decisión sea política.

Otro de los muchos aspirantes y cuya postulación causa inquietud es el de Jorge Naín Ruiz Ditta, un versátil abogado, periodista, cantante y pedagogo que con su experiencia de 20 años en la Personería de Bogotá, en principio como profesional especializado, conoció palmo a palmo la ciudad y su problemática, al igual que el desaprobado comportamiento de funcionarios en el servicio público. Hace mas de 30 años este costeño de la Loma (Cesar) ha sabido abrirse campo familiar, social y profesional en la ciudad de Bogotá. Se ha desempeñado en los últimos 12 años como delegado para los Derechos Humanos y asuntos disciplinarios de este Ministerio Público. Se formó además como especialista en Derecho Administrativo, docente universitario y magister en Periodismo de la Universidad del Rosario. Sus ratos libres los dedica a impulsar el folclor de su región con su canto vallenato y a dictar clases universitarias.

Quizá la pregunta siga sin resolverse, pero una hipótesis que podría tener cierto sustento, frente a por qué llama la atención este cargo, es por el desempleo que actualmente aqueja la ciudad capitalina, lo demás son gajes del oficio de 244 años de existencia de esta entidad.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario