La buena voluntad de la Corte Suprema con la Doble Instancia


 

Todo parece indicar que los magistrados de la Corte Suprema ya se concientizaron que en Colombia se ha cometido en error historico en materia de justicia y por eso están dispuestos a enmendar esa falla.

Hay que contarles a los colombianos, que ante la inminente entrada en funcionamiento de la Sala Especial de Primera Instancia, que funcionará dentro de la misma Corte, la Sala de Casación Penal  de este Alto Tribunal suspendió la emisión de todas las sentencias de única instancia con el fin de que los procesados aforados (altos funcionarios del Estado) tengan su “derecho a la doble instancia y a impugnar la primera sentencia condenatoria”, lo cual fue implementado por el Acto Legislativo 01 de 2018.

Recordemos que desde hace décadas, la Corte Suprema de Justicia de Colombia procesa penalmente a los aforados con una única instancia, es decir, todo está a cargo de una sola Sala, la Penal, que investiga y juzga a estas personalidades sin darles la oportunidad de recurir sus condenas.

- Publicidad -

En ese orden de ideas, el pasado 5 de julio de 2018, la Sala Plena de la Corte ratificó la elección de dos de los tres integrantes de la nueva Sala Especial de Juzgamiento: los juristas Ramiro Alonso Marín Vásquez y Ariel Augusto Torres Rojas.

Por su parte, el Consejo Superior de la Judicatura definió la estructura y puso en marcha la organización logística de dicha sala y también de la Sala Especial de Instrucción de Corte Suprema, mediante Acuerdo PCSJA18-11037 de 2018.

Todo lo anterior trajo como consecuencia que los expedientes de única instancia que se encuentran para sentencia en Corte Suprema, como los del excongresista Luis Alfredo Ramos Botero y el exmagistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt Chaljub, serán definidos por los miembros de la nueva Sala Especial de Primera Instancia. Para luego, si es del caso, ser revisados en segunda instancia en la misma corporación por otros magistrados.

Otro de los ejemplos de la buena voluntad de la Corte en esta materia, fue la orden de libertad del recién capturado excongresista conservador Jesús León Puello Chamié, quien tiene un expediente abierto en la Suprema por el supuesto delito de concierto para delinquir agravado relacionado con la parapolítica. Su caso pasaría a la Sala de Primera Instancia, al igual que el de Musa Besaile, Julio Manzur y Piedad Zuccardi, entre otros.

Ahora, las cosas van a cambiar en nuestro país y la Corte Suprema se pondrá a la par de la justicia internacional, en donde existe la garantía de la doble instancia para las personas con fuero.

Será el fin de una larga injusticia.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario