No hay plata para maestros, pero sí para los congresistas: ser amigo del Gobierno paga


 
El Ejecutivo de Santos les está  pagando a la mayoría de parlamentarios oficialista los favores por apoyar, como notarios sin ninguna clase de reformas, las leyes de la Paz. Ahora, con el Fast Track (o vía rápida para aprobar las normas), los congresistas trabajan menos y ganan más.

El Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos demostró una vez más porque está en el 12% de popularidad en Colombia, según las principales encuestradoras, lo que que significa que el pueblo no lo quiere. Recordemos que sufridos maestros de nuestro país duraron varios días en paro protestando por unas mejoras salariales y otros temas, pero la respuesta de la Casa de Nariño fue que no había plata para darles un sueldo digno.

Caso contrario, acaba de hacer el Ejecutivo con los servidores públicos, incluidos Magistrados y Congresistas de la República, que tienen todas las prebendas del Estado, a quienes recientemente les aumentó el salario mediante decreto, en un 6,75 %. Con esto, a los parlamentarios les subirá su paga mensual a 30 millones de pesos, que se concretaría en el agosto de 2017. La noticia se difundió muy sigilosamente mientras Santos estaba de viaje en Francia, como para apaciguar la polémica.

Los congresistas reciben en la actualidad 27,9 millones de pesos de salario, pero el aumento este año es superior a los 2 millones.

- Publicidad -

También aclaremos que al igual que los maestros, los trabajadores colombianos luchan todos los finales de año para logar un pírrico aumento en el sueldo mensual, cosa que nunca han conseguido satisfactoriamente, ni teniendo como Ministra de Trabajo a Clara López, una mujer que se identifica con las clases populares, especialmente en campaña política.

Polémica por la medida

“El aumento se aplicaría de la misma manera que a los demás funcionarios públicos, es decir, es retroactivo … Como el ajuste se hace en julio- agosto, nos va a llegar un reatroactivo de 2 millones al mes, es decir, usted tiene ahí ahorrado sin saber 12 millones de pesos”, explicó la representante Angélica Lozano, de Alianza Verde.

Lozano recalcó: “El salario de los congresistas está determinado por ley y eso solo puede cambiar con la ciudadanía y las firmas”.

Por su parte, el concejal Antonio Sanguino, también del Partido Verde, afirmó que “es injusto. Mientras tanto los maestros tuvieron que hacer un paro de 30 días y el presidente de la República salió a decir que no había plata para la educación y no había plata para los maestros”.

La Presidencia en vez de ayudar a la población menos favorecida de Colombia, beneficia a los pudientes congresistas y magistrados. Lo cual parece una justa paga para la mayoría parlamentaria oficialista, ya que estos les han aprobado a Santos todos sus proyectos de Ley sobre la Paz, incluyendo el Fast Track, y el mandatario tiene una deuda de gratitud con los “Padres de la Patria”, quienes ahora con esta figura de la Vía Rápida para apobar las leyes, ya no hacen normas, solo se dedican a ser notarios del Gobierno. Es decir, trabajan menos y ganan más.

Por Ricardo Orgami…maestro de la vida.

La Sección LA CARA CIUDADANA es un espacio donde nuestros colaboradores y 
lectores escriben sus artículos y no refleja o compromete el pensamiento
ni la opinión de La Otra Cara

 

 

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario