Por fin se aprobó la cadena perpetua para asesinos y violadores de menores en Colombia

El colectivo Las Voces de Los Inocentes llevó a cabo un funeral simbólico en rechazo a los asesinatos de niños y niñas en la Plaza de Bolivar en Bogotá, Colombia, el 29 de mayo de 2019. (Juan David Moreno - Agencia Anadolu)

 

Luego de 13 años de debates en el Congreso de Colombia, sin tener éxito, por fin, se aprobó en el Parlamento nacional la cadena perpetua para asesinos y violadores de menores.

En el octavo y último debate, del jueves 18 de junio de 2020, se aprobó en el Senado este proyecto crucial para la historia del país: la cadena perpetua.

El Senado acogió el texto de la iniciativa que venía de la Cámara de Representantes, donde también había sido aprobado el proyecto, a pesar de la oposición de algunos congresistas de la izquierda, los llamados progresistas, como Germán Navas Talero, al igual que los integrantes políticos del grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), cuyo grupo tienen en contra decenas de denuncias por violaciones y asesinatos de niños y niñas en sus campamentos subversivos.

Los senadores aprobaron el articulado de este proyecto con 77 votos a favor y 0 por el no. Esta iniciativa no pasará a conciliación debido a que el mismo proyecto fue aprobado en Cámara y en Senado.

Con este proyecto se reformó el artículo 34 de la Constitución Política de Colombia, para que una de las condenas que los jueces nacionales puedan aplicar a los delincuentes que abusan contra los menores sea la pena de prisión perpetua.

Al principio, se les iba a aplicar esta dura sanción a todos los culpables de delitos sexuales contra los niños, pero durante los debates de trámite en el Congreso esto se cambió. Al final, se aprobó que la pena de cadena perpetua se impondrá solo en los casos en los que se reúnan diferentes conductas que agraven la agresión sexual contra los menores de edad.

Lo que siginifca que cada juez de la República deberá valorar las circunstancias en las que sucedieron los hechos y, si es del caso lo amerita por la contundencia probatoria, emitir la drástica cadena perpetua.

El proyecto no pasará a sanción presidencial, por tratarse de una reforma constitucional, sino a una promulgación que realiza el Presidente. Además, si es demandado podrá ser revisado por la Corte Constitucional.

La aplicación de una pena de prisión perpetua en el país, dependería de una reglamentación que el Gobierno Nacional, el cual apoyó este proyecto en el Congreso, debería tramitar en un término de un año.

Sin embargo, para que la cadena perpetua sea una realidad en el país, aún hay que esperar el control de constitucionalidad de la Corte Constitucional.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario