“Quieren evitar que participe en la discusión del plebiscito por la paz en la Corte”

Jorge Pretelt

 
¿Qué hay detrás de la carta del magistrado Jorge Pretelt al presidente Juan Manuel Santos? 

¿¡Por qué tanta urgencia de salir de mí!? Es la primera pregunta que le hace el cuestionado magistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt Chaljub al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien en días pasados en los medios de comunicación nacionales le hizo un llamado a este togado para que renunciara a su cargo en el Alto Tribunal.

Este pedido motivó un radical carta de Pretelt donde le pide respeto por las instituciones y a conservar la separación constitucional de poderes. Es decir, que la Presidencia de la República o sea que el poder Ejecutivo, no debe interferir o dominar el poder judicial, en este caso las Altas Cortes, tampoco al Legislativo, que es el Congreso nacional.

Recordemos que Pretelt es investigado por el Congreso colombiano dentro de un escándalo por corrupción en la Corte Constitucional, ya que la empresa Fidupetrol supuestamente le habría ofrecido $500 millones para influir en un fallo de tutela a favor de la firma en ese organismo judicial. Sin embargo, al final, la tutela se hundió por mayoría en la Sala Plena del tribunal.

Víctor Pacheco, abogado de esa empresa y quien reveló el supuesto caso de corrupción en la Corte, aceptó cargos en la Fiscalía por intento de soborno.

“La verdad está de mi lado y al lado de los vilipendios y los prejuicios de los que he sido objeto, seguiré ejerciendo mi defensa, ahora ante el Honorable Senado de la República… Demostraré que el proceso que se me adelanta está sostenido sobre unas bases falaces… Nunca verán a Jorge Ignacio Pretelt Chaljub doblegándose ante las arbitrariedades… Por eso le dijo de manera clara y contundente a usted Señor Presidente de la República: No voy a renunciar”, sostiene enérgicamente el magistrado Pretelt en su carta al Primer Mandatario.

Decisión histórica en la Cámara

Precisamente, la Cámara de Representantes, en un caso único en la historia de nuestro país,  aprobó con 96 votos a favor y 45 en contra, acusar al magistrado ante la Plenaria del Senado de la República, que es el segundo paso en su proceso. La Cámara acogió el pedido de su Comisión de Investigaciones y Acusaciones que señala a Pretelt de presuntamente haber cometido el delito de concusión. Dicha Comisión, desde su creación hace décadas, nunca había acusado a ningún colombiano aforado (o con fuero) ante el Senado. Se cree que en este caso, la Cámara conformada en su mayoría por representantes de los partidos de la llamada coalición de Gobierno que apoyan al Presidente Santos, sacó adelante el tema como respaldo a la Casa de Nariño.

Si el Senado lo determina puede suspender o retirar del cargo a Pretelt, mientras avanza la investigación. El Senado, a su vez, lo acusaría ante la Corte Suprema Justicia para que sea juzgado o condenado, si es el caso, por el citado delito penal de concusión. La pena podría ser hasta por más de 12 años de cárcel, si es declarado culpable.

“Ni siquiera leyeron el expediente”: De la Espriella

Sobre la historia decisión de la Cámara, el abogado de Pretelt, el jurista Abelardo de la Espriella, se quejó de falta de garantías para su defendido.

“Se constituye en un linchamiento sin precedentes en la historia judicial de Colombia. Violaron el procedimiento, se dieron presiones indebidas de todo tipo, no se resolvieron las nulidades, votaron representantes que habían prejuzgado a mi cliente, me negaron la posibilidad  de intervenir en la plenaria, y los congresistas ni siquiera leyeron el expediente… votaron sin revisar el expediente”, ratificó De la Espriella.

El Fiscal General es un malhechor”: Pretelt

Pretelt, en una entrevista al periodista Gustavo Rugeles, de El Espectador, también ratifica que al “Presidente Santos le estorban mis ideas en la Corte Constitucional”; habla de los medios que lo fustigan sin piedad, y dice que entregará las tierras que compró legalmente en el Urabá por las cuales ha sido cuestionado.

Además se fue lanza en ristre contra el Fiscal General de la Nación, de quien asegura indignado que “es un malhechor, es un hombre sinvergüenza que quiere destruir a mi familia y no lo va a conseguir, porque él no tiene ninguna autoridad moral para pedir la renuncia de ningún funcionario de Colombia, menos de un magistrado”.

Carta de Pretelt a Santos

 

La Corte Constitucional se lava las manos

Recientemente, la misma Corte Constitucional en Sala Plena resolvió no pedirle la renuncia a Pretelt, para que sea el Senado quien tome cualquier decisión al respecto.  Los magistrados, con esto, se quisieron limpiar las manos y mostrar imparcialidad jurídica en sus actuaciones, pero en el pasado, cuando surgió el escándalo, fueron la primeros en pedir la dimisión de su compañero, e inclusive, se declararon en rebeldía y hasta dejaron de seccionar durante unos días, afectando sus fallos transcendentales para el país, hasta que Pretelt no renunciara, como modo de presión y, al parecer para congraciarse con el Gobierno y algunos sectores, como miembros de ONG, que lo quieren afuera por estar vinculado a compra de tierras en el Urabá antioqueño que en el pasado estuvieron relacionadas con paramilitares o personas al margen de la ley que operaban en la zona, pero este no lo hizo… no se fue y endureció su postura. Lo que le generó la andanada de ataques en los principales medios de comunicación.

Luego los magistrados de la Corte Constitucional se dieron cuenta de su error legal, pues ellos, constitucionalmente no podían sacarlo del Alto Tribunal, y por el contrario, les estaban violando el derecho a la presunción de inocencia a su propio colega, quien no ha sido vencido en juicio, lo que dejaba mucho que decir de su equidad judicial, porque ellos son los garantes de los derechos de los colombianos, tomaron esa medida de apartarse y dejar el caso en manos del Senado, que retomará el tema en marzo de 2016.

En defensa de Pretelt han salido algunos sectores del uribismo, e inclusive, hay quienes afirman que se trata de un tema de racismo porque es un jurista costeño y que si hay corrupción en las altas cortes, la mayoría de los magistrados estarían “untados”, comenzando por varios miembros de la Corte Suprema, algunos señalados públicamente de recibir dinero a la familia Suárez Corzo de Cúcuta, pero no ha pasado nada.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario