¿Sindicalismo con Petro?… ¡FALSO!

Compártelo:

Por: Ariel Peña.

Recientemente  el canal Red+ Noticias,  informó que en cabeza de la CGT (Confederación General del Trabajo) el 70% de los sindicatos adherían al candidato marxista del Pacto Histórico, Gustavo Petro, lo que fue desmentido oficialmente por  la central de trabajadores en un comunicado del día 23 de septiembre, en donde  entre otros asuntos, esboza  que por principios la CGT es una organización  pluralista y respetuosa de las posturas políticas de todos los trabajadores  y de sus sindicatos afiliados, por lo tanto  aclaró que no es cierta la información del canal en mención, y que los apoyos políticos electoras se hacen de forma individual  o particular y no institucional, utilizando el nombre de la CGT, ni actuando en representación de esta.

De cara a las elecciones de 2022, en el Sindicalismo Democrático, hay diferentes posturas políticas de dirigentes y organizaciones que  ante todo respetan  el pluralismo  sin  ambages,   por eso observamos el respaldo  sindical que reciben   ofertas políticas  de  agrupaciones como: La Coalición de la Esperanza, el   Partido Liberal, el Centro Democrático, el Partido Conservador, el Partido de U y Cambio Radical, entre otras; pero que estamentos  del  Sindicalismo Democrático lleguen a respaldar al Pacto  Histórico de Petro,  sería un despropósito que iría en contra de la independencia, que deben de tener las agrupaciones de los trabajadores, debido a que  en la facción petrista hacen presencia logias que pertenecen al comunismo totalitario, que históricamente  ha asaltado la buena fe de los trabajadores, al convertir al  sindicalismo en correa de trasmisión del partido, para satisfacer los apetitos de su élite.

Tampoco se puede olvidar que Gustavo  Petro, procede del M-19, grupo terrorista marxista, que se desmovilizó en 1990, pero que durante su accionar violento indudablemente fue predador del movimiento sindical, principalmente por el  secuestro y asesinato del presidente de la CTC (Confederación de Trabajadores de Colombia) José  Raquel Mercado en abril de 1976, con lo que quedó patentado que el comunismo es enemigo del movimiento obrero y que lo único que le interesa a esa secta es la toma del poder,  para montar una dictadura sempiterna y someter  a sus instintos insanos a la ciudadanía y en especial a los trabajadores.

En el pluralismo es  donde se  debe apoyar   la unidad de cualquier organización de los trabajadores, debido a que ello permite no ser  el activo sindical de ningún partido político, ni crear narrativas acerca de que la doctrina que deben seguir los sindicatos es patrimonio exclusivo de determinada ideología, destacando que el carácter libertario del sindicalismo es el que contribuye de manera eficaz a rechazar al totalitarismo en todas  sus expresiones; de tal suerte que genuinamente se defienden  los interés de los trabajadores solamente cuando hay independencia de las principales organizaciones sindicales(en este caso  las centrales  obreras) frente a gobiernos, partidos políticos y patrones; porque de lo contrario se estaría hipotecando la autonomía.

Ante  el desprestigio que tienen los partidos políticos en la mayoría de las naciones,  los dirigentes partidistas acuden a las organizaciones sindicales y sociales para reencaucharse y este es el caso del Pacto Histórico, que  aunque es  de reciente creación, lo constituye una miscelánea que tiene todos los vicios  que han perjudicado la vida de los colombianos, pues ahí se encuentran  gamonales   campeones en la corrupción, otros que han hecho política mediante la violencia armada, además de los idiotas útiles que nunca le faltan al comunismo y desde luego la clientela de Petro que lo sigue ciegamente sin importa al abismo al que  quiere llevar el país; recordando que la Biblia dice: “ Hay un camino  que al hombre le parece derecho, pero  su fin  es camino de muerte.

No se sabe  basándose en qué Red+ Noticias, dio como cierto que la CGT  apoyaba a Gustavo Petro para las elecciones de 2022,  en atención a lo cual fue pertinente el comunicado institucional de la central, debido a que una postura de esa índole estaría conspirando en contra del pluralismo y la unidad interna de la organización, de ahí que los objetivos reivindicativos a favor de los trabajadores y del pueblo colombiano en general que promueve  el Sindicalismo Democrático, no se pueden dejar desviar por los regateos electorales que tiene el Pacto Histórico de Gustavo Petro.

Compártelo:
Imagen por defecto
Ariel Peña
Columnista, Escritor. Presidente de la federación Sindical UTRECOL


Deja un comentario