Un “negocio” llamado protesta

Compártelo:

Oscar Ricardo Colorado

Por Óscar Ricardo Colorado Barriga.

No marchan millones, tampoco cientos de miles, apenas son una pequeña facción que no tributan ni producen, tampoco construyen, no son innovadores, menos mártires, pero odian sin razón, arrasan sin contemplación, pisotean sin humanidad y sirven de idiotas útiles a la nueva raza de guerrilleros que se hacen llamar PROGRESISTAS; hijos de terroristas, indultados sin resocialización, milicianos salidos del closet, algunos jóvenes extraviados o simples políticos camaleónicos.

Su único argumento es una piedra, arma letal que usan en contra de los miembros de la Fuerza Pública y cuando son enfrentados por estos en cumplimiento de su deber constitucional, pasan de victimarios a víctimas y claman respeto por sus derechos humanos, los mismos que mancillan con sus actos, su fuerza no radica en la razón, sino en la barbarie.  No son aguerridos sino cobardes, ocultos detrás de una capucha que huyen despavoridos cuando las personas de bien, ejercen su legítimo derecho a la defensa al sentirse violentados, inmovilizados y secuestrados por estos pelmazos.

Todo aquel que se crea con derecho a reclamar y acompañe de “buena fe” a estos vándalos, convalida su accionar criminal y es responsable del caos y la miseria a la que estos zombis quieren arrastrar al país. PROTESTAR ASÍ, NO ES NINGÚN DERECHO, es simplemente un delito y un crimen de lesa humanidad al multiplicar el número de contagiados por la pandemia e impedir el tránsito de las vacunas y medicamentos para su tratamiento.

Pero en los progresistas nada es al azar, por eso Claudia, Quintero, Ospina, Caicedo, entre otros, respaldan, organizan, financian y apoyan a estos desadaptados, ya que esta barbarie les permitirá disponer de recursos públicos a su antojo, sin veeduría alguna y disculpándose en la protesta, incumplirán su plan de Gobierno.  Bogotá con un presupuesto de 23,9 billones, Cali 3,7, Medellín 6,7, Magdalena 1,4, para un total de 35,7 billones en un año y más de 170 billones en el cuatrienio (lo que representa 7 u 8 reformas tributarias) serán empleados en burocracia, corrupción y construcción de su engendro político, jamás en infraestructura, medios de trasporte o bienestar social.

A la primera línea del metro le apropiaron  23,63 billones,  recursos que han sido la caja menor de la Progresista Claudia, el metro con esta administración no avanzara y como es su costumbre y la de su partido, culpará al gobierno y seguirá aupando a estos vándalos, quienes al día de hoy han destruido 72 estaciones, 4 portales, 654 buses, más de 2000 semáforos, 750 cámaras de seguridad, 39 CAI, 18 entidades bancarias, 152 cajeros, más de 700 almacenes y tiendas de barrio saqueadas, sólo en Bogotá; ahora sumen los daños en todo el país, principalmente en donde gobiernan mandatarios de izquierda y progresistas, aunado a fábricas arruinadas por falta de insumos, campesinos y ganaderos en crisis por no poder mover sus productos, trasportadores parados en las carreteras, centros de acopio vacíos, hospitales sin insumos, comercios cerrados y los más perjudicados: Colombianos de bien secuestrados en sus  propias casas.

Las fuentes más conservadoras hablan de cerca de 2 billones en 10 días de caos, con un impacto negativo en la economía cercano a los 3 billones y sólo vamos a la mitad del tiempo programado según manifiestan los trúhanes que se autodenominan voceros, así que con reforma o sin reforma, los contribuyentes tendremos que asumir los costos de los perjuicios causados por estos criminales que no conocen límites y día a día se superan en sus alcances. El daño está hecho y el negocio consumado.

Creer que para protestar hay que destruir, es como afirmar que se viola por amor.

POSDATA 46: “Señor Presidente, su responsabilidad es histórica, la Nación peligra, los comunistas y progresistas están hinchados de dinero gracias al narcotráfico y con presupuestos millonarios, ellos están en capacidad de seguir financiando vándalos. Con su elección Colombia le dijo NO al comunismo, no vaya a negociar con sus enemigos a partir de una posición de debilidad, Colombia confía en su Dirección.”

 CR (r) OSCAR RICARDO COLORADO BARRIGA

Oscarco16@yahoo.es

Twitter: @ricacoloradodo

Compártelo:
Imagen por defecto
Oscar Ricardo Colorado Barriga
Coronel ®, Analista y columnista


Deja un comentario