KFC está usando coches autónomos en China para vender pollo sin contacto humano

Tomado de Gizmodo.com

Una serie de vehículos autónomos comenzaron a aparecer en las calles de Shanghái, llenos de pollo frito. Se trata de lo que parece ser una prueba o campaña de marketing de KFC en la que pretendían vender pollo a los transeúntes sin ningún contacto humano. Ideal para estos tiempos.

Basta con unos pocos coches autónomos para reducir espectacularmente los atascos

Los pequeños vehículos, cuyas imágenes fueron publicadas en Twitter, contaban con pantallas táctiles en la que las personas pueden elegir su pedido y, después, pagar mediante un código QR usando una aplicación de pago. Una vez hecha la transacción, se abre una puerta para retirar el pedido. Y listo, a comer pollo frito.

Se trata de una idea peculiar que parece salida de la ciencia ficción, o directamente de un episodio de la serie Black Mirror, pero no deja de ser interesante. Después de todo, vivimos en una época en la que una pandemia nos ha obligado a distanciarnos unos de otros durante demasiado tiempo. Cualquier contacto humano que no sea realmente necesario debería evitarse. ¿Qué mejor que comprar comida rápida en un sistema automatizado?

Claro está, la pregunta es cuánto tiempo tardará algún cliente en tomar más comida de aquella por la que había pagado. Pero en cualquier caso, ya sea una prueba o una campaña de publicidad lo que han hecho en conjunto KFC y la empresa de vehículos autónomos Neolix en China, quizás el futuro nos depare justamente este tipo de sistemas. Vendedores automatizados que lleven tus hamburguesas hasta la puerta de tu casa. Solo esperemos que no se salga de control. [vía @shanghaineko (Twitter) / CNET / Hipertextual]

Tomado de Gizmodo.com

Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario