Taiwán alerta sobre aumento de cibercrimen durante la pandemia

Huang Ming-chao, comisionado del Buró de Investigación Criminal de la Agencia Nacional de Policía de Taiwán.

 

Mientras el ‘mundo físico’ está luchando contra el COVID-19, que registra nuevas olas de contagio en diferentes regiones del planeta, el ‘mundo digital’ también se ha visto afectado y enfrenta una gran amenaza, con un exponencial aumento en la tasa de cibercrimen a nivel internacional.

Esta advertencia fue realizada por Huang Ming-chao, comisionado del Buró de Investigación Criminal de la Agencia Nacional de Policía de Taiwán, quien se remitió al informe “Cyber Attack Trends: 2020 Mid-Year Report”, publicado recientemente por la prestigiosa compañía de seguridad informática Check Point.

Según las cifras incluidas en el estudio, en febrero se producían semanalmente menos de 5.000 ataques de malware y suplantación de identidad relacionados con el coronavirus. Sin embargo, a finales de abril esta cifra se disparó hasta más de 200.000 ataques en una sola semana.

Ming-chao enumeró como delitos en línea los correos electrónicos fraudulentos y el ‘virus de la extorsión’, que han provocado grandes pérdidas en las finanzas empresariales en todo el mundo. “Las monedas virtuales se han convertido para los criminales en una nueva forma de hacer transacciones y lavar dinero”, dijo.

Asimismo, el comisionado policial taiwanés subrayó que la divulgación de pornografía infantil es el “enemigo público” a nivel internacional. También se refirió a la vulneración de los derechos de propiedad intelectual y el robo de secretos comerciales que enfrentan diferentes países.

“El Internet se extiende por todo el mundo, por lo que cualquier persona que lo utilice puede acceder a todos los dispositivos que estén conectados a la red en cualquier parte del mundo. Las organizaciones criminales se aprovechan del anonimato y la libertad del Internet para cometer crímenes sin ser detectados”, explicó.

El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, el Buró Federal de Investigaciones y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos publicaron en agosto pasado un informe de análisis de malware, en el que se indica que “alguna” organización cibercriminal ha estado utilizando una mutación de TAIDOOR, un malware de 2008, para llevar a cabo sus ataques.

En el pasado reciente, instituciones del Gobierno y empresas de Taiwán sufrieron esos ataques, recordó el oficial taiwanés, al tiempo que precisó que la compañía de seguridad Trend Micro publicó un informe en 2012 sobre ese malware, en el que afirmaba que todos los afectados se encontraban en Taiwán y que la mayoría de las víctimas eran organizaciones gubernamentales.

El sector público de Taiwán, según estadísticas oficiales, sufre cada mes entre 20 y 40 millones de ataques cibernéticos provenientes del extranjero.

“Taiwán, por ser el primero en recibir dichos ciberataques, puede detectar y compartir el origen, los métodos y malware utilizados mediante la transmisión de inteligencia”, afirmó Ming-chao.

En junio de 2016 se retiraron de forma ilegal 83.27 millones de dólares taiwaneses del banco First Bank. Días más tarde, la Policía taiwanesa arrestó a tres implicados pertenecientes a una organización internacional del cibercrimen, por lo que la Europol invitó en tres ocasiones al Buró de Investigación Criminal de Taiwán para conocer su experiencia.

Agregó que el COVID-19 ha afectado gravemente la seguridad de los ciudadanos, pero que, a su vez, los ciberataques provocan que la seguridad nacional, las actividades empresariales, la seguridad de los datos personales de los ciudadanos y la propiedad individual sufran grandes daños y pérdidas.

“La cooperación internacional es necesaria para luchar contra el cibercrimen. Taiwán requiere la cooperación de todos los países y está dispuesto a ayudar y compartir con todo el mundo su experiencia para hacer del Internet mundial un lugar más seguro y sin fronteras”, acotó.

Finalmente, el comisionado policial taiwanés solicitó apoyo multinacional para que su país pueda participar como observador en la reunión anual de la Asamblea General de la INTERPOL, que ha sido postergada para el próximo año, teniendo en cuenta la experiencia de Taiwán en materia de control al cibercrimen.

*Información del Buró de Investigación Criminal de la Agencia Nacional de Policía de Taiwán.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario