El Carmen de Chucurí, cuando un pueblo se para en la raya


 

Como es sabido el homenaje al Cura Guerrillero, Camilo Torres, símbolo del Ejercito de Liberación Nacional (ELN) en el Carmen de Chucurí (Santander) no se pudo realizar, porque el pueblo lo rechazó. Aunque se hizo en un sitio rural, afueras del municipio.

Ese evento era avalado por el Gobierno Nacional y promovido por varias personalidades de la vida política del país, especialmente de los movimientos de izquierda, como el Senador del Polo Democrático Iván Cepeda Castro, quien llegó sonriente  al Carmen de Chucurí rodeado de sus escoltas y una gran comitiva, sobretodo de jóvenes, para el acto, pero se encontró con un rechazo generalizado de la población, que detuvo con árboles caídos en la carretera la caravana de lujosos camperos último modelo que llevaba Cepeda.

El Carmen de Chucuri1

- Publicidad -

Habitantes, en su mayoría campesinos, le salieron al paso y le gritaron que no lo querían en la zona y menos que se hiciera un homenaje a una persona que consideraban parte grupo que por décadas los mantuvo a la población sumida en un caos de violencia.  Cepeda, muy respetuoso con la ciudadanía, no intercambió las palabras de grueso calibre que le dijeron, solo murmuró: “los paramilitares también matan”, para justificar una arenga de una mujer quien le dijo, en tono alto, que el ELN había realizado muchas masacres en la zona y el no podía llegar como un “campeón”  a festejar.

¿Será que todo el que no esté de acuerdo en Colombia con las ideas de Cepeda y demás personajes es paramilitar?

El Carmen de Chucuri2

El Carmen de Chucurí  ha sufrido por la violencia de las Farc y el ELN, que han sembrado minas quibrapatas y han mutilado a muchas personas en esa población, por eso, con razón, su gente no gusta de los grupos guerrilleros. ¿Será castigado el valiente pueblo con faltas de inversiones y el no envío de recursos por parte del Gobierno Nacional, debido a su “osadía”?   

Este es el video que se volvió viral en las redes con el recibimiento poco grato para Cepeda:

Por Óscar Peña

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario