Decomisan en Aruba una tonelada de oro venezolano de alta pureza avaluado en US$50 millones


 

Autoridades arubanas y de EE.UU. detuvieron a 3 tripulantes del avión que usaba siglas norteamericanas falsas. El piloto y dos tripulantes podrían enfrentar cargos criminales en Miami. Se relaciona al cargamento con los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez.

Por Casto Ocando | @cocando

Tomado de primerinforme.com

Un avión que había despegado desde una carretera solitaria en las afueras de Ciudad Bolívar fue detenida por las autoridades de Aruba luego que intentara aterrizar de emergencia en el aeropuerto Reina Beatrix de la isla. Los funcionarios fueron sorprendidos por la inusual carga: un total de 932 kilos de oro de alta pureza, casi una tonelada, empaquetados en maletas de lujo.

El avión fue abordado luego que investigadores aeronáuticos descubriera que viajaba usando las siglas estadounidenses N36754, que en realidad corresponden a un avión monomotor cuyo último vuelo fue en California hace más de 20 años, según registros del portal Flight Aware.

Según los registros de la Administración Federal de Aviación (FAA), el avión fue sacado del registro en Septiembre de 2012. Había sido adquirido por un comprador privado en Los Angeles California.

En el procedimiento fueron detenidos los tres tripulantes venezolanos de la aeronave, según informó a Primer Informe una fuente familiarizada con la operación. En la operación participaron agentes federales norteamericanos estacionados en la isla.

El cargamento tiene un valor en el mercado internacional de unos $50 millones.

Los tripulantes, que fueron interrogados, están en proceso de ser extraditados a Estados Unidos, para enfrentar acusaciones criminales.

Según la fuente, el piloto reveló las coordenadas de la “pista” desde donde despegó a poca distancia de Ciudad Bolívar (8⁰ 04’45» N 63⁰28’42» W), en realidad una carretera que conduce a la zona de explotación aurífera en el sur de Venezuela.

El avión, que iba notablemente sobrecargado, tenía como destino otra pista clandestina en México. De acuerdo al testimonio del piloto, la carga iba a ser transferida a un avión de mayor envergadura que iba a trasladar el oro un país árabe, presumiblemente Dubai.

Los investigadores están tratando de establecer si el oro está asociado a altos dirigentes del régimen de Maduro, como los hermanos Jorge y Delsy Rodríguez, que mantienen un bunker de operaciones en la zona.

También investigan la posibilidad de que el régimen esté contrabandeando mercurio desde México en este tipo de vuelos. El mercurio es un elemento clave en la extracción de oro.

La industria del oro en Venezuela, bajo control de militares maduristas, organizaciones criminales conocidas como “pranes”, y grupos guerrilleros colombianos, se ha convertido en las últimos meses en una fuente de ingresos vital para el sostenimiento del régimen dictatorial de Nicolás Maduro, tras las duras sanciones impuestas por Estados Unidos.

El oro extraído de suelo venezolano es luego exportado en vuelos ilegales a países del Caribe como Curazao y Aruba, que no producen el metal pero que exportan grandes cantidades a centro de refinación en Estados Unidos, Europa y el Medio Oriente, con lo cual queda “oscurecido” su origen ilegal.

Sin embargo, agencias internacionales han estado incrementando la vigilancia para detener el flujo ilegal de oro venezolano.

Según investigaciones independientes, el contrabando de oro controlado por el régimen se ha venido realizando masivamente desde 2012, cuando se estima se “exportaron” unas 20 toneladas de oro principalmente a Europa a través del llamado Caribe holandés.

Se calcula que entre 2014 y 2019, salieron de Venezuela unas 160 toneladas a través de las islas de Aruba y Curazao.

Estados Unidos, que mantiene operaciones militares y de interdicción en ambas islas, ha incrementado la vigilancia usando monitoreo electrónico y embarcaciones de última tecnología con el objetivo de combatir el contrabando de oro y drogas desde Venezuela.

Tomado de primerinforme.com

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario