El Festival de Carne de Perro en China


 

El Festival de Carne de Perro en Yulin (China) soprende al mundo todos los meses de junio  y en este 2015 no podría faltar. En la gran nación asiática los canes nunca están a salvo ni en sus casas, porque cualquier vecino se los puede comer, como se come en occidente el pollo. Es un “manjar” que se prepara concido con agua y sal, asado, frito, en sopa o guisado.

Esta costumbre creó una horda de traficante de perros por todas las calles que buscan ganarse un buen dinero vendiendo cualquier animal doméstico  o callejero que se les pase por el frente. Al matadero de los restaurantes clandestinos y legales, llegan dogos hasta con los collares de sus dueños, que pasaron de ser mascotas a ser aperitivos.

Se dice que es cultural y muchos defienden esta práctica como una tradición. Unos dicen que lo hacen para ganar dinero y sobrevivir y otros que lo necesitan como alimento. Lo que no se justifica es el maltrato al que son sometidos los perros, la mayoría robados, antes de ser sacrificados y la forma misma como mueren.

En China el Festival de Perro se anuncia cada junio, pero es todos los días… Si no lo creen miren estos videos subidos a YouTube. El primero es de Carlos Alberto Mendoza para Tercer Milenio:

Este segundo films es un especial sobre el comercio de carnes de perros y gatos en toda China, que hizo un arrojado equipo de periodistas investigativos que expusieron sus vidas para realizar el video. Fue subido por el usuario de YouTube Bolo Mandingo:

http://youtu.be/uz8PIlVfQcg

Por último, les recomendamos abrir este enlace del portal español 20minutos.com, en el que se informa sobre un enfrentamiento entre miembros de las autoridades aministrativas de Yulin, que quieren ocultar el hecho al mundo, e integrantes de una asociación defensora de estos animales en China, que al final fueron doblegados por una multitud de empleados gubernamentales. Dar clip AQUÍ.   

El sitio vice.com también emitió un reportaje especial sobre este tema de la carne de perro, que les presentamos AQUÍ.

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario