El increíble apetito de una japonesa youtuber

La sorprendente devoradora Kinoshita Yuka / YouTube

 

Kinoshita Yuka es una mujer japonesa que se volvió sensación en las redes sociales mundiales, especialmente en Oriente, por ser un “comedora competitiva profesional”, como ella misma se describe.

Yuka es una gran youtuber en su país y en un vídeo aparece devorando un bistec en un bol, que pesa más de tres kilos, consumiendo 6.625 calorías. El films también incluye un tutorial de cocina preparada por ella.

En este vídeo aparece comiendo unos tres kilos de menú Big Mac de McDonald’s preparados con arroz en una arrocera.

Por ejemplo, una de sus comidas favoritas son unos enormes platos preparados tradicionalmente para niños que superan las 23.000 calorías.

Aunque Kinoshita comparta su deliciosa comida con otros, para deleite de sus invitados, ella es quien consume la mayor parte, afirma globalvoicesonline.org, que publicó la nota en su portal.

Sin embargo, aunque come en forma singular, y casi ningún ser humano normal, se le compara, su particularidad es que siempre está esbelta y no engorda. Así lo explica la youtuber (una persona que filma videos para que otros lo vean en esta red social multimedia y por eso gana dinero) en este clip:

“Cuando un médico me examinó, determinó que tengo un estómago muy singular… Mi estómago es capaz de expandirse y llenar todos los huecos dentro de mi cuerpo. Es por eso por lo que puedo comer tanto”, explica Yuka.

Kinoshita aclara que el mérito lo tiene su anatomía por no ganar peso cuando come grandes cantidades de alimentos. “Mi cuerpo no digiere las cosas a la misma velocidad… y simplemente pasan a través de él”.

http://youtu.be/ShT3LJB6Dx8

El grado de energía con el que devora la comida le ha hecho ganar más de 460.000 suscriptores en Youtube y cerca de 69.000 seguidores en Twitter. Gracias a los esfuerzos de Aphexx, su colega de Youtube que ha traducido sus últimos vídeos al inglés, Kinoshita tiene ahora fans en todo el mundo.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario