El primer hombre que salta sin paracaídas y salió ileso


 

Luke Aikins, un atrevido estadounidense, de 42 años, con más de 18 mil saltos en paracaídas en su historial, cumplió  su máximo sueño:  lanzarse de una gran altura sin paracaídas y caer al suelo, en una red. Esta hazaña lo convirtió en el primer hombre en saltar sin protección y vivir para contarlo.

Después de una caída libre desde 25 mil pies y de dos minutos de planeación en el aire, Aikins cayó exactamente en el centro de la red de un tamaño de 30 por 30 metros (100 por 100 pies) en la hacienda Big Sky, que se utiliza para filmar algunas películas en las afueras de Simi Valley, Estados Unidos.

Luego de caer, Aikins recibió gritos de emoción, vivas y aplausos y rápidamente salió de la red, caminó y abrazó a su esposa, Monica, que había estado observando desde tierra junto con su hijo de 4 años llamado Logan, y otros familiares.

La red tiene alrededor de un tercio del tamaño de un campo de fútbol americano y es similar a las que se usan en la pesca de arrastre. Fue colocada a varios metros por encima del suelo, a unos 20 pisos, para un buen aterrizaje.

Para el verdadero desafío saltó con otros tres paracaidistas: uno llevaba una cámara, otro dejó un rastro de humo para que la gente en el terreno pudiera seguir su descenso y el tercero recogió el tanque de oxígeno que Aikins necesitó para los primeros 10 mil pies de la caída.

Los tres acompañantes abrieron sus propios paracaídas a 5 mil pies, dejando solo a Aikins, sin nadie que le entregara un paracaídas auxiliar en el aire, como lo han hecho antes.

Aikins ya lo puede escribir su nombre en los libros de historia y los récord Guinness, como el primer y único paracaidista del planeta que ha saltado desde miles de pies de altura, de un avión sin paracaídas.

http://youtu.be/nVQKW6qV3fA

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario