“Jamás he sido su novia”: dice Cristancho sobre el Defensor Otálora

Astrid Helena Cristancho negó tajantemente que haya tenido una relación sentimental con el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, quien, al parecer, sacó esa versión para defenderse del escándalo

 

Astrid Helena Cristancho, ex secretaria privada del Defensor del Pueblo, asegura que la relación con su jefe, Jorge Armando  Otálora, fue de miedo, maltratos y abusos y que nunca tuvo una relación sentimental con él. “Jamás he sido su novia”, le comentó a la periodista Cecilia Orozco, directora de Noticias Uno.  La abogada denunció a Otálora por acoso laboral y sexual. Ver  la nota El Defensor del Pueblo sí debería renunciar, ahora por acosador sexual. 

Todos los partidos políticos de Colombia, especialmente, el Liberal al cual pertenece Otálora, le quitaron el apoyo político al funcionario. Además varias ONG de derechos humanos y organizaciones de feministas piden su renuncia. Al tiempo que la Procuraduría General de la Nación le inició una investigación por estas faltas como alto empleado público, quien debe ser garante de la moralidad  y el buen trato a las mujeres en el país.

Los colombianos pagarán por faltas de Otálora

Por su lado, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Trabajo, también inició una averiguación por el supuesto acoso laboral contra los empleados de la entidad. Si es encontrado culpable el Ministerio sancionaría a  la Defensoría a pagar más de 2000 millones de pesos, lo cual es injusto porque el que debería cancelar esa multa es el Defensor Otálora, quien la cometió, y no los ciudadanos a quienes les van a sacar ese dinero de los impuestos.

La Otra Cara  fue el primer medio en pedir su dimisión,  porque como lo dicen algunos sectores del país, Otálora estaría inhabilitado ética y moralmente para seguir al frente de la entidad garante de los Derechos Humanos y no tendría criterio ni merecería el respeto para hacer ningún pronunciamiento sobre temas relacionados con los abusos laborales, las mujeres y los acosos sexuales, entre otros.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario