La gran debacle de Opción Ciudadana

0
937
El movimiento del cuestionado cacique parapolítico “El Tuerto Gil” no pasó el umbal, por lo cual no sacó ni un solo senador. Se quedaron sin curul Antonio Correa, el barón de la salud en Colombia; la destemplada Doris Vega, la esposa de Gil; Fernando Gómez, hijo del condenado exGobernador “Kiko” Gómez, y William Rodríguez, ficha del condenado excongresista Juan Carlos Martínez.

El partido del cuestionado cacique electoral de Santander Luis Alberto Gil, Opción Ciudadana, fue el gran fiasco de las pasadas elecciones parlamentarias del domingo 11 de marzo de 2018.

No alcanzó el umbral del 3% del total de las votaciones en el país y, por eso, con sus más de 354 mil votos, Opción Ciudadana no sacó ni un solo senador.

Se quedaron por fuera poderosos caciques políticos como los actuales senadores Antonio Correa, el barón de la salud en Colombia, con más de 67 mil votos, y la destemplada Doris Vega, cuyo único mérito es ser la esposa del mandamás “Tuerto” Gil, con más de 34.800 votos. También se “quemaron” Fernando Gómez Bacci, hijo del condenado exGobernador de La Guajira Francisco “Kiko” Gómez, con más de 34.270 votos, y William Rodríguez Cabal, ficha del condenado excongresista del Valle Juan Carlos Martínez, con más de 31.170 votos.

Muchos militantes de este controvertido partido ahora revelan que el fracaso de Opción Ciudadana se debió a que su jefe, condenado parapolítico y exguerrillero del M-19, “El Tuerto Gil”, se dedicó a negociar los avales a los aspirantes con ciertas facilidades económicas y que se comprometieran devolviendo con puestos o contratos su aval como miembro del mismo.

El movimiento se convirtió en un negocio, pensando a futuro en la burocracia y las dádivas y se olvidó de hacer política y buscar su reconocimiento por parte de los colombianos…

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here