Alan Jara, el hombre que lideró una “empresa criminal que defraudó al Estado”

0
65714
Alan Jara, ex gobernador del Meta

Esta historia que envuelve a Alán Jara Ursola comenzó el 15 de julio de 2001, cuando fue secuestrado por el frente 26 de las Farc, porque el grupo guerrillero lo acusó de corrupción. Tras quedar en libertad, aprovechó su popularidad local para hacerse reelegir como Gobernador del Meta, puesto en el que se hizo notar, no por sus gestiones locales, sino como un gran aliado del Presidente de Colombia, Juan Manuel de Santos, en el tema de la paz.

Ahora Jara vuelve a estar en los ojos de la opinión pública nacional, pero porque la justicia colombiana investiga un grave caso de corrupción que gira en torno a su nombre: la malversación de dinero públicos en la contrucción de una refinería de petróleo durante su gestión al frente del departamento llanero.

Recordemos que Jara ha sido tres veces Gobernador del Meta. Primero fue encargado mediante decreto en 1990. Luego fue Gobernador en propiedad elegido populamente entre 1998 y el 2000, cuando comenzó con el plan de hacer la refinería. Finalmente, fue reelegido como Gobernador entre 2012 y 2015, cuando se concretó el fraude de la refinería mediante la empresa Llanopetrol. Jara es el actual Director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, por su amistad con Santos debido al proceso de paz.

La detención de sus tres fichas clave

La jueza 56 de Garantías de Bogotá legalizó la captura de tres exfuncionarios de la Gobernación de Jara, a quienes la Fiscalía señala como responsables del desvío de $18.265 millones en el proyecto bandera de esa administración, la construcción de la citada refinería.

Se gestó una empresa criminal para apropiarse de dineros del Estado. Los aquí presentes pudieron evitar, cumpliendo con su deber, la desaparición de estos recursos”, dijo la fiscal en la audiencia, que se hizo a puerta cerrada para no delatar los nombres de otros posibles capturados.

Los principales detenidos son Ricardo Rodríguez Henao, exgerente de la firma Llanopetrol, operadora del proyecto de la refinería de petróleo, y Luz Stella Casafranco Vanegas, que en la gobernación de Jara fue jefa de la Oficina de Asuntos Contractuales, y ahora era su asesora jurídica en la Unidad de Víctimas.

También fue capturado el exsecretario de Planeación de la administración Jara, Hernando Martínez Aguilera. Por su parte, el Secretario de Hacienda de la pasada Gobernación del Meta, Jairo Iván Frías Carreño, está nombrado en el proceso, pero no fue detenido y solo se allanó su casa.

El ex gobernador Alan Jara, junto con el ex gerente de Llanopetrol, Ricardo Rodríguez.

Los capturados deben responder por peculado por apropiación en favor de terceros, celebración indebida de contratos y contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Los investigadores de la Fiscalía afirman que en el  año 1999 se creó la empresa METAPETROL, la cual tenía por objeto los estudios de factibilidad para la construcción de la Refinería del Meta, siendo gerente de la misma, Luz Stella Casasfranco Vanegas, en la administración de Alan Jara (1998-2000), cuyo presupuesto fue de 22 mil millones de pesos, pero luego no se tuvieron en cuenta dichos estudios de factibilidad para el proyecto de Llanopetrol del 2012-2015, durante el segundo mandato de Jara.

El fraude se concretó en el segundo mandato de Jara

El dedo en la llaga de este caso, lo había puesto la Contraloría en un informe de octubre del 2016, tras advertir que en el proyecto de la refinería “se elaboró de manera incompleta y deficiente, sin planeación y en contravención del marco normativo que regula estos procesos”.

La Contraloría encontró que entre mayo del 2012 y julio del 2014 (durante el segundo mandato de Jara) el costo del proyecto pasó de $ 5.257 millones a $ 72.596 millones, lo que corresponde a 13,8 veces el presupuesto inicial.

El 2 de mayo del 2013, la administración de Jara ordenó la realización del estudio y diseño, “a nivel de prefactibilidad”. El contrato tuvo un valor de 4.000 millones de pesos. Lo firmaron el representante legal de Llanopetrol (Rodríguez Henao) y por la Gobernación, Luz Estela Casafranco y el entonces secretario de Hacienda, Jairo Iván Frías.

Según la investigación de la Fiscalía, el trabajo se inició el 7 de mayo de 2013 y el compromiso fue dar a conocer los primeros resultados del estudio el 7 de diciembre de ese año. Sin embargo, dos meses antes de cumplirse el plazo límite acordado, Rodríguez dijo que no tenía ni los diseños ni los estudios, y que para tenerlos listos se necesitaba más tiempo y más dinero.

De acuerdo con el diario El Tiempo, el 18 de octubre del 2013 se suscribió un acta de adición presupuestal al convenio por 1.000 millones de pesos y una prórroga de seis meses. Este segundo plazo también se agotó y la Gobernación de Jara autorizó una nueva prórroga, de 5 meses, y la adición de otros 600 millones de pesos. Luego del tercer plazo, en junio de 2014, la empresa Llanopetrol volvió a incumplir.

La Fiscalía afirma que desde el mismo momento en que se firmó el contrato empezaron las irregularidades, porque en el documento hubo una cláusula, la tercera, en la que se estableció que, “una vez legalizado” el convenio, el departamento del Meta giraría “el 100 por ciento del valor acordado”.

Lo peor es que a pesar de los incumplimientos, la administración de Jara hizo las adiciones presupuestales, que la Contraloría consideró injustificadas.

Toda esta corrupción tienen a Jara en el ojo del Huracán. La Fiscalía ya compulsó copias contra este ex funcionario en la Unidad Delegada ante la Corte Suprema de Justicia…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here