El exGeneral Naranjo, uno de los padrinos de la dosis mínima de droga en Colombia

0
15402
Óscar Naranjo, exDirector de la Policía y exVicepresidente del país
A pesar de manejar la toda la inteligencia nacional, Naranjo fue incapaz de acabar con el crecimiento de los cultivos y producción de coca en el país, por el contrario, para justificar su fallo, avaló la dósis mínima que envenena a la juventud colombiana. Él es hoy uno de los grandes responsables por ese flágelo. 

Ya para nadie es un secreto que durante los 8 años del gobierno del Presidente Juan Manuel Santos los cultivos de hoja de coca aumentaron en la cifra récord de 209 mil hectáreas y el consumo de cocaína los nuestros jóvenes de Colombia se disparó. Eso, demostrado por los expertos estadounidenses a los nadie refuta.

Sin embargo, hubo un personaje en la Casa de Nariño que justificaba y defendía a capa y espada la tenencia de la dosis mínima de droga, que cada día envenena a la juventud colombiana: El exGeneral de la Policía, Óscar Naranjo Trujillo, el saliente Vicepresidente de la República.

Un hombre, en cuyas manos se triplicaron los cultivos de coca y se aumentó exponencialmente la producción de la cocaína que los carteles de la mafia envían al exterior, a pesar de tener todos los recursos a su dispocisión. Por ejemplo, Naranjo como alto general y Vicepresidente, controlaba gran parte de la Inteligencia del Estado, pero su gestión en todos los aspectos fue un fracaso.

Es paradójico que Naranjo, uno de los responsables de la política antidrogas del país encargado por el Presidente Santos, justifique así el consumo de droga: “Yo soy partidario de que se mantenga pero que además tengamos una política fortalecida en la prevención de las drogas y en rehabilitación”.

En una entrevista con el diario El Tiempo, Naranjo minimiza el grave problema de consumo de droga en Colombia: “Eso es entrar en un debate de ¿quién fue primero, el huevo o la gallina? ¿Qué es primero, la producción o el consumo? Eso no le hace favor a la solución de este problema. Hay que partir de la base de que tanto la producción como el consumo son dos tareas que debemos enfrentar con inteligencia, con corresponsabilidad, pero no echarnos culpas los unos a los otros; lo que tenemos que hacer es estar alertas y vigilantes, porque mientras discutimos sobre cocaína, el mundo va al consumo de drogas sintéticas de manera invisible y ahí podemos encontrarnos con una sorpresa terrible, que es la adicción a drogas sintéticas que hoy están en las calles del mundo”.

Naranjo insiste en que la vía no es ni legalización general, ni prohibición total, eso significa regularizar el consumo de algunas drogas con tratamientos controlados para que los adictos no sean tratados como criminales sino con un enfoque de salud.

¿Será que el General se dedicó a apoyar la política de su jefe Santos en el Acuerdo de Paz con la guerrilla, que justificó el narcotrafico como delito secundario vinculado a la rebelión, ya que, según las Farc, era necesario para su supervicencia y financiación?

Este es un personaje que en el pasado, en su larga vida como servidor del Estado viviendo del impuesto de los colombianos, combatió a los carteles de la mafia como Medellín, Cali, Norte del Valle, la Costa, Bogotá, los grupos parmilitares y toda clase de Bacrim (Bandas Criminales) por eso, conoce el flagelo de la droga y su efectos nocivos en la juventud nacional.

No obstante, por sus ambiciones políticas santistas que lo llevaron a ser el segundo en la Presidencia de Santos, prefirió justificar el consumo de la dósis mínima, el cual disparó el negocio del narcótrafico en Colombia, a rechazar este mal, que al final le ganó el pulso en su declinante carrera política.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here