El Roscograma del pastor Arrázola recibe $200 millones

0
2940
El Pastor Arrázola no da cuentas

“Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre vosotros, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras, negando incluso al Señor que los compró, trayendo sobre sí una destrucción repentina.” (2Pedro, 2:1).

Que el pastor Miguel Arrázola reciba un salario de $30 millones y su esposa cerca de $17 millones, y que viva en una mansión a costilla de los pobres feligreses de la iglesia Cristiana Ríos de Vida que buscan la prosperidad, le sorprendería a la Cartagena empobrecida y olvidada por una clase dirigente indolente que de vez en cuando llega a su púlpito.

Las excentricidades del pastor Arrázola, propias de la Escuela de la Prosperidad del pastor Cash Luna, fueron posibles cuando su pequeña iglesia de 200 mts2 adquirió la franquicia del pastor César Castellanos, quien es el autor intelectual de G12 desde cuando inició su emprendimiento teológico empresarial para comercializar con la fe a fin de promover y obtener el diezmo y las ofrendas de 200 mil feligreses.  ¿Cuánto le costó la franquicia al pastor Arrázola? Es un secreto y hace parte del compromiso de confidencialidad. La iglesia del pastor Castellanos, Misión Carismática Internacional, se ideó el sistema de Gobierno de los 12 (G12), mediante el cual son 12 que hacen parte del sanedrín de la iglesia que se multiplican por 12 y éstos por 12  hasta el infinito. Las prédicas se basan en la fe de la prosperidad y enseñan cómo ganar almas para Cristo que se traducen en dinero efectivo. Los miembros de estas iglesias viven un estrés permanente, porque siempre hay actividades que demandan ofrendas y, por tanto, deben llevar nuevos miembros a los eventos que deben pagar las entradas, comprar camisetas y otros perendengues.

De acuerdo a una fuente muy cercana a la iglesia de los Arrázola, contrastada con una información obtenida por fuentes bien enteradas, la nómina de Ríos de Vida cuesta $200 millones de pesos mensuales que se lo engulle el roscograma liderado por los Arrázola. Esta nómina equivale al presupuesto mensual del SUDEB (Sindicato Único de Educadores de Bolívar). El salario del pastor Arrázola es más alto que el de los congresistas colombianos, y que de la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena. Mejor dicho, el salario del pastor de las lucas equivale al 15% de la nómina, sin mencionar los $17 millones de su esposa, la pastora María Paula García, u otro tanto que recibe sus suegros e hijos, y los suegros de su hijo Miguel Esteban que próximamente se casará con la hija de Hernando de León, y demás arandelas.

El personal administrativo y financiero era de la misma iglesia, pero debido a problemas internos que se presentaron en años anteriores y con el fin de que los feligreses no se enteren del manejo de los dineros, los Arrázola decidieron contratar una gerente, Amalia Almeida, quien le organizó las finanzas y la administración, la cual era un caos. Ahora Almeida pasó a ser la gerente de construcción del megatemplo junto con el  Ingeniero Hanz Van Heyl. Ellos dirigirán un equipo compuesto por el arquitecto Fernando De La Vega, egresado de la Universidad de Los Andes y premiado como el “Arquitecto del año” por la Sociedad Colombiana de Arquitectos – Regional Bolívar y el ingeniero calculista Jorge González, hijo del reconocido ingeniero Guillermo González. El pastor Hernando de León regresó a la gerencia de la iglesia. Los Arrázola designaron como revisor fiscal al contador Eleazar Quiroz.

4 millones por cabeza

Enterrando la Biblia en donde será la nueva iglesia de Ríos de Vida./Web Ríos de Vida.

 

¿Cuánto ingresa a la iglesia de los Arrázola?  No hay una cifra exacta. Cada fin de semana pueden llegar más de 5 mil feligreses a recibir los oficios de los pastores. Tiene 2.500 líderes, y una feligresía aproximada de 25 mil personas. Algunas personas que estuvieron como líderes señalan que el recaudo puede llegar a $1.250 millones mensuales. La inmensa mayoría de este dinero llega en efectivo. Otra parte se entrega con datáfono y en cheque. Dos veces a la semana llegan los camiones de la agencia de transporte de valores y se estacionan por el lado de la avenida Pedro de Heredia a cargar la plata que brilla.

El ingreso en efectivo de las iglesias cristianas facilita la comisión de delitos como lavado de activos procedentes del narcotráfico, la corrupción y la evasión de impuestos. Ello trae consigo el testaferrato y otros delitos conexos. La Fiscalía General había denunciado que muchas de las iglesias cristianas son usadas por el Clan del Golfo para lavar activos. Por ejemplo, el año pasado capturaron a un pastor en Turbo por comprar bienes en el exterior con dinero procedente del Clan Úzuga.

En el caso de la iglesia Ríos de Vida, el uso de efectivo ha permitido que la corrupción se desarrolle en su interior. Un exlíder me manifestó que hace ocho años los Arrázola expulsaron a un joven recién casado encargado de contar el dinero por un faltante considerable. La señora Mónica Portela debió salir por la pérdida de unos cheques -que estaban bajo su custodia- que sumaron $150 millones de pesos que fueron cobrados en Huila. Pero mientras unos salían otros eran ascendidos. Por ejemplo, hace ocho años, el encargado de la chequera era el hoy pastor Hernando de León.

La presión que tienen todos los líderes es promover el pacto para que cada feligrés aporte 4 millones destinados a construir el megatemplo situado en la variante de Turbaco, donde ya se adquirieron 8 hectáreas, cuya costo total hasta ahora no han informado. Uno de los lotes se lo compró a Zureck Román.

En una de las prédicas, la pastora María Paula Arrázola se dirigió particularmente al superintendente (r) Gustavo Rodriguez para que se prepare a entregar sus $4 millones de pesos como parte de la ofrenda para la construcción del templo. Sin embargo, la “firma del pacto” de los feligreses puede ser por más o por menos. Eso debe estar consignado en sobres blancos que le entregan a la jerarquía de la iglesia con la cifra prometida, correo electrónico, teléfono y demás datos personales. Semanalmente los pastores “le cobran” a sus feligreses las promesas que le hicieron a Dios para construir la iglesia. Llegan hasta los límites del acoso, presionan con amenazas veladas por el temor a Dios.

Pastor Miguel Arrázola

La prédica de los Arrázola se centra en las ofrendas y diezmos. Se basa en el viejo testamento, descontextualizando los libros de la Biblia. El diezmo es una décima parte de algo. El pastor Libor Meszaro, de Costa Rica, dice que el diezmo era una práctica pagana, antes de que se produjera el pacto de Dios con el pueblo elegido y las leyes mosaicas. Según Meszaro, hay tres clases de diezmos: el terrenal (impuestos), botín de guerra (Abraham le entregó Melquesidec) y espiritual, y el diezmo divino, entre Dios y el pueblo escogido de Israel. Pero el diezmo no es de la iglesia cristiana, no se predica en el Nuevo Testamento. Aquí se habla de la ofrenda, la cual no necesariamente es dinero. Además, la ofrenda solo se puede recibir cuando quien la entrega no se encuentra en pecado. Si llega un narco y entrega una propiedad como ofrenda, el pastor honesto no la puede recibir.

Mateo 23:23 dice:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas.”

Hice un rastreo con el Nit de la iglesia No 806011550-0, y no hallé lote alguno comprado. Por tanto, es un misterio a nombre de quién compraron los lotes para la iglesia. Una parte de los terrenos ya fue movido, descapotado, y hasta se enterró la biblia en una urna de cristal a la usanza de Cash Luna cuando construyó la iglesia más grande de Guatemala.

En la iglesia Ríos de Vida han descuidado la justicia, la misericordia y la fidelidad. Todo es un show, una relación basada en el precepto de Jacob quien dijo que si Dios me da riquezas, le daré el diezmo. ¿Y si no le da? El diezmo que entregan a las iglesias cristianas no tienen respaldo en la Biblia, porque no hace parte de la Doctrina Cristiana. Por tanto, los feligreses no se deben dejar presionar para diezmar u ofrendar. La ofrenda es voluntaria y no condicionada. Y si estás en pecado no puedes ofrendar. La ofrenda debe ser limpia. ¿Y quién se queda con los diezmos, ofrendas y primicias? ¿El pastor? ¿La iglesia? ¿Qué hacen con ese dinero sagrado? Aquí la puerca tuerce el rabo.

En la siguiente entrega veremos por qué el Pastor Arrázola no entrega cuentas a su feligresía, tampoco el Revisor Fiscal. ¿Qué hacen con ese dinero? ¿Cómo se empobrece la feligresía con un modelo de prosperidad que estimula el consumismo, el arribismo y el endeudamiento para adquirir autos y bienes de lujo que dan estatus? ¿Cómo destruyen a la familia?

NOTA. No tengo otra intención que liberar a la feligresía, de Ríos de Vida y de otras iglesias de la Escuela de la Prosperidad, de la esclavitud espiritual de un pastor que predica una palabra que no es de Dios sino del Diablo. Recibo información de feligreses que quieren que se conozca la verdad. Comenten.

lucio-torres

Por Lucio Torres

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here