Hasta la Universidad del Sinú está vinculada a la corrupción en Córdoba

0
481
Mara y María Fátima Bechara Castilla, ex rectora y representante legal de la U. del Sinú.
Los cerebros de esta trama de corrupción son las famosas y reputadas damas de la alta sociedad cordobesa, las hermanas Mara y María Fátima Bechara Castilla, propietarias de la citada Universidad, recién capturadas por las autoridades. Mara es la suegra del Gobernador Edwin Besaile.
Las hermanas Mara y María Fátima Bechara Castilla, ex rectora y representante legal, respectivamente, de la Universidad del Sinú, fueron capturadas por hombres de la Dijín de la Policía y la Fiscalía en Montería, debido a malos manejos de los recursos de las regalías, que fueron administrados por esa entidad educativa a través de contratos entregados a dedo por el pasado Gobernación de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus.

Según la Fiscalía, las capturas se produjeron por irregularidades en dos convenios que suscribió la Universidad en diciembre del 2013 con la Gobernación de Lyons, financiados por el Sistema General de Regalías (SGR) del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación, los cuales suman $9.575.213.000.

En total, cinco personas fueron detenidas. Además de las Bechara Castilla fueron capturados el representante legal de la Fundación para el Conocimiento y Desarrollo de la Diversidad Biótica de Colombia “George Dahl”; el representante legal de la empresa Conservación y Desarrollo Forestal (CDF) y un profesor de la Universidad de Córdoba.

Recordemos que la familia Bechara Castilla es propietaria de la Universidad del Sinú, con sedes también en el norte de Bogotá y Cartagena.

El primer convenio investigado fue el No. 750, cuyo objeto fue denominado “Caña flecha: El Desarrollo e investigación aplicada al modelo experimental sostenible e innovador de la cadena productiva de artesanías derivadas de la caña flecha del Departamento de Córdoba”.  El anterior fue celebrado entre la Gobernación de Córdoba, la Universidad del Sinú y la Fundación para el Conocimiento y Desarrollo de la Diversidad Biótica de Colombia “George Dahl”.

El costo de dicho convenio fue de $2.996.831.162 y la suma girada fue de $2.751.014.220.

De acuerdo con un informe de fiscalización expedido por Contraloría General de la República, el avance financiero de este convenio para la Universidad, a diciembre de 2016, fue del 95%, mientras que el avance físico fue solo del 30.5%.

El segundo convenio irregular fue el No. 755 de 2013, denominado “Agroforestal”, cuyo objeto era la “investigación y desarrollo aplicado de un modelo experimental para el manejo productivo y sostenible de los sistemas agroforestales en el Departamento de Córdoba”. Su costo fue de $7.659.860.291.

Este convenio fue celebrado entre la Gobernación de Córdoba y la Universidad del Sinú, que otorgó poder a la Fundación para la Conservación y Desarrollo Forestal (CDF), a la cual le giraron $6.824.199.068. Según el informe de fiscalización de la Contraloría,  el avance financiero del proyecto, a diciembre de 2016, fue del 91% y el avance físico solo del 42.5%.

El hallazgo de la Contraloría reveló que, de 300 hectáreas que, en julio de 2016, debían estar sembradas en especies de agroforestación en los municipios de Purísima, San Carlos, Sahagún, Tierralta, los Córdobas, Valencia, San José de Uré y la zona rural de Montería, solo se encontraron 120 hectáreas.

En total, por los dos convenios la Gobernación pagó a la citada Universidad $9.575.213.288.

Por estos hechos, la Fiscalía anunció que les imputará a los detenidos los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación en favor de terceros, concierto para delinquir y concusión.

Los momentos de la detención de Mara Bechara

La Fiscalía mostró a los medios estos dos videos del momento de la detención de Mara Bechara, la matrona del clan, quien fue traslada a Bogotá, junto con su hermana María Fátima y están recluidas en la cárcel El Buen Pastor.

Control absoluto de la Gobernación

Mara Bechara es la madre de Roxana Zuleta, quien está casada con el actual gobernador cordobés Edwin Besaile, a su vez, hermano del congresista de La U, Musa Besaile, pero recordemos que los contratos fueron otorgados en la administración anterios de Lyons, que funcionaba bajo las órdenes de los Besaile y del parlamentario Bernardo Ñoño Elías.

Por lo cual es factible que los Bechara -Besaile,  hayan sido favorecidos en esos negocios para la Universidad del Sinú por parte de Lyons. Una Gobernación a la cual controlaban a su antojo.

Este proceso hace parte de la II fase de Jornada Anticorrupción en Córdoba emprendida por el propio Fiscal General, Néstor Humberto Martínez Neira, dentro del Plan Bolsillos de Cristal, que comenzó en enero de 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here