¿Por qué Cristina Plazas denunció hasta ahora que El Ñoño Elías era el dueño de los contratos del ICBF?

0
9162
Al igual que El Ñoño Elías, la señorita Plazas, también le debe responder por su silencio a los colombianos. Si hubierse denunciado el hecho antes, hubiese evitado muchas irregularidades, que al final afectan a los niños cordobeses.

La saliente directora del (ICBF) sorprendió a Colombia con unas explosivas revelaciones en el sentido de que el Senador Bernardo Elías Vidal, El Ñoño, manejaba la contratación para la alimentación de los niños más necesitados en Córdoba, entre otros negocios, en esa entidad desde hacía 14 años.

“El Senador Bernardo, El Ñoño, Elías llevaba 14 años como dueño del ICBF en Córdoba”, aseguró Plazas, al explicar que Elías ponía a los funcionarios de altos cargos a su antojo en esa regional que el año pasado recibió recursos por 250 mil millones de pesos.

Plazas también reveló que le dolió que justo cuando se iba a casar, la Fiscalía, bajo la dirección del encargado Vicefiscal Jorge Perdomo, capturó a su esposo por los supuestos delitos de peculado e interés indebido en la celebración de contratos. Según la exfuncionaria, esto se produjo por venganza porque ella sacó del ICBF a Jorge Peñuela, debido a investigaciones que arrojaban que no debía estar en el Instituto. Ratificó que luego supo que exfiscal Perdomo y Jorge Peñuela habían sostenido una relación sentimental y ese fue el motivo de la detención de su prometido.

Plazas fue muy valiente al hacer esas afirmaciones contra Elías, pero ¿por qué no lo hizo antes y solo hasta ahora se pronuncia? Le hubiese evitado un desfalco al país y la contratación para la alimentación de esos menores colombianos no hubiese sido objeto de tantos escándalo por malos manejos, lo que al final afectó fue a los niños.

¿Será que Plaza calló para no afectar a su jefe, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el máximo beneficiado con los votos que le puso El Ñoño Elías en la Costa Caribe para su elección y reelección como Jefe del Estado?

¿Será que Plazas guardó silencio para mantenerse en el cargo y ahora explotó cuando la sacaron del mismo?

¿La omisión de Plazas, la hace complice de este favorecimiento a Ñoño Elías?

Al igual que El Ñoño Elías, la señorita Plazas, una de las pocas funcionarias rescatables de la administración Santos, también le debe responder por su silencio a la ciudadanía cordobesa y colombiana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here