La jugada maestra de Uribe con Vargas Lleras

FOTO: ARCHIVO-COLPRENSA

 

Los expertos dicen que un zorro político nunca es vencido en su terreno y el actual senador Álvaro Uribe Vélez es un maestro  en esas lides. El ex Presidente de Colombia sorprendió a todo el país cuando salió en defensa en el Congreso de uno de sus más acérrimos contradictores: el actual Vicepresidente Germán Vargas Lleras, en el marco del quinto debate en la Comisión Primera del Senado sobre el Equilibrio de Poderes.

Un grupo de senadores del Partido de la U, encabezados por Armando Benedetti; del Polo Democrático, liderados por Alexander López, y del Centro Democrático, comandados por Alfredo Rangel y Paloma Valencia, buscaban inhabilitar por cuatro años al Vicepresidente Germán Vargas, o a quien a futuro ocupe ese puesto, para aspirar a la Presidencia de la República una vez termine su periodo. Lo que le impediría a Vargas llegar al primer cargo del país en el 2018. Paradójicamente, la U se unió con sus contradictores del Polo y del CD para ponerle el freno a Vargas.

Según Benedetti y Rangel, el Vicepresidente Vargas tendría ventaja sobre los otros futuros candidatos porque en la actualidad está dedicado a hacer carreteras, construir viviendas, llevar agua a poblaciones vulnerables, a manejar los contratos más grandes del país y a mostrar la cara positiva del actual Gobierno, sin meterse en los temas oscuros del Ejecutivo, lo que le representa una gran imagen entre los colombianos,  oportunidad que no tienen sus posibles contendores.

No habían pasado dos horas, cuando Rangel y Valencia  anunciaron por los medios de comunicación nacionales su intención de apoyar a Benedetti, ponente del tema, e inhabilitar a Vargas y todo estaba casi consumado; cuando  el  jefe del Centro Democrático, Álvaro Uribe,  los desautorizó públicamente. Se fue a la Comisión Primera del Senado, pidió la palabra, y salvó la posible candidatura del Vicepresidente para el 2018.

“Sería un nuevo error seguir tocando la Constitución por coyunturas políticas. Se haría un inmenso daño si se modifica la Constitución para ponerle talanquera a un funcionario en ejercicio”, enfatizó Uribe en su sorpresiva intervención de apoyo a Vargas, ante la mirada cabizbaja y resignada de Rangel, según se notó en los noticieros nacionales.  Escuche en este audio de Caracol Radio versión de Uribe.

Al final, el debate quedó 15 a 3 a favor del actual Vicepresidente, con lo cual Germán Vargas podrá aspirar a la Presidencia en 2018, pero como los demás funcionarios públicos, deberá renunciar un año antes para tal propósito. Es decir, tendrá salir del cargo antes del 7 de agosto de 2017. Recordemos que ese artículo, que fue aprobado luego de la citada votación en la Comisión Primera, deberá pasar a la Plenaria del Senado para su aprobación  y Benedetti dijo que seguirá insistiendo en su tema.

Posible aliado a futuro

Los expertos dicen que esa fue una jugada maestra de Uribe, porque Vargas podría ser, a futuro, su posible aliado, debido a que el Vicepresidente es un hombre de derecha, de ideales conservadores que nunca ha cambiado su postura, sólo se ha acomodado a las circunstancias que le exige la Casa de Nariño.  No olvidemos que ya en el pasado Vargas se unió a Uribe, por estrategia política, y este lo aceptó. Cuando el ex presidente barrió en las elecciones porque tenía la imagen más alta del país.

Germán Vargas se ha relegado a temas que no tengan que ver con la paz y no participa de estos espinosos asuntos, porque, al parecer, en silencio, no está de acuerdo con muchos aspectos del proceso (por su reconocida lejanía con las Farc y su gran aceptación en algunos sectores de los militares), pero se contenta firmando contratos y haciendo crecer su imagen, según, parece ser, fue lo pactado con el Presidente Juan Manuel Santos cuando lo apoyó y aceptó ser su Vicepresidente.

En política nada está escrito y todo se puede dar. El mismo hecho de los partidos de La U, el Polo y el Centro Democrático se unan para causas comunes, como esta, lo demuestra claramente. También lo demuestra que el Presidente Santos ahora sea el mejor amigo de los gobiernos de Venezuela, cuando duró años atacando al fallecido Hugo Chávez  y recordemos que Santos se separó de Uribe cuando nadie lo imaginó:  Entonces, ¿Porqué no se puede separar Vargas Lleras de Santos a futuro, dependiendo los caminos que tome el tema de la paz en Colombia? 

El máximo líder del Centro Democrático ganó a dos bandas, según los expertos, porque Vargas Lleras le estará agradecido y quedó bien ante la opinión pública, seguidora del Gobierno, como un estadista que respeta la Constitución, sin importar que se favorezcan sus más fuertes contendores políticos.

Uribe enseñó que juega con la táctica y la astucia de siempre, basada en sus años de manejo político, y sus colaboradores con el corazón…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario