Los guerrilleros reinsertados podrán ingresar al Sisben


 

Los miles de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que dejen las armas y regresen a la vida civil dentro del marco del proceso de Paz, van tener, entre tantos beneficios, el servicio de salud garantizado.

Así lo confirmó el Gobierno Nacional, que desde ya se está preparando para que los reinsertados de la subversión que lleguen a las llamadas zonas de ubicación puedan solicitar a las oficinas del El Sistema de Selección de Beneficiarios Para Programas Sociales (Sisbén) de los municipios donde estén instalados ser registrados dentro de este programa.

La directora de Desarrollo Social, Alejandra Corchuelo, explicó que en el lugar donde vayan a quedar ubicados los desmovilizados pueden solicitar en la oficina del Sisbén del municipio, que les realicen el proceso de ingreso y registro al Sisbén.

Las personas que han estado en procesos de desmovilización entran en unos listados verificados por el Gobierno y que les ha permitido tener un paquete de beneficios diseñado para esa población reinsertada, en pro de la paz y de este nuevo proceso que estamos viviendo el Sisbén es un instrumento de igualdad social donde todos los colombianos tenemos que contribuir”, explicó Corchuelo.

“Lo que necesitamos es movernos en un proceso donde realmente encontremos a las personas que más lo necesitan, que estén bien focalizadas y así lograr una mayor equidad y reducir los índices de desigualdad del país”, agregó la funcionaria.

La funcionaria además reveló que cada uno de los programas sociales y de las entidades del Estado tiene un presupuesto guardado para el postconflicto que les permitirá “darle prioridad a la atención de la población que pasa a ser unos ciudadanos en el marco del ordenamiento civil. Todas las entidades estamos comprometidas, el presupuesto general está comprometido a favorecer a esta población y lo vamos a sacar adelante, tenemos una gran cantidad de recursos destinados y ya seleccionados para atender la población”.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario