¿A Petro quién lo ronda? Se perdieron $12 mil millones en su administración


 
  • El propósito era que, con la inversión asignada, 7.000 campesinos lograran comercializar directamente sus productos en Bogotá.

  • Según el hallazgo de la Personería, el Distrito no presenta evidencia de beneficio para la ciudad, bajo el mando de Petro, el cual sólo fue del 0,01%.

La Personería de Bogotá encontró que de los $12.486 millones destinados por la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) para vincular a 7.000 campesinos a procesos de comercialización y producción de sus productos, no hay evidencia que se ayudó ni a uno sólo de ellos, ni existe un beneficio real para la ciudad.

Este posible caso de corrupción, que denuncia el organismo de control local, sucedió durante la administración del polémico Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, cuyo slogan era “Bogotá más Humana”, pero parece en este caso que se olvidó de los campesinos, tal como lo sostiene la Personería

El objeto de la meta consistía en que más de 7.000 campesinos de la zona rural pudieran comercializar sus productos en las diferentes plazas de mercado de la ciudad, sin intermediarios, y que los insumos fueran vendidos a un precio cómodo, generando un beneficio para la ciudad y obviamente para los campesinos.

La inversión fue de $12.486 millones suscritos en 58 contratos, de los cuales 37 corresponden a prestación de servicios, 10 a convenios de asociación y 7 a interadministrativos. Es decir, la mayoría de los recursos fueron invertidos en burocracia.

Posible detrimento patrimonial

La Personería habla de un posible caso de detrimento patrimonial de los recursos del Distrito.

El caso es extraño, porque Petro se jactaba de que su gestión estaba enfocada en apoyar a las clases sociales más necesitadas, como los campesinos de la ciudad,  de los cuales ni uno solo fue favorecido con estos recursos, pero muchos de ellos sí fueron convocados para que hicieran presencia en la Plaza de Bolívar con el fin de protestar contra el fallo de destitución de la Procuraduría en contra del Alcalde por los problemas de las basuras en la Capital.

Según la Personería, la millonaria contratación de las universidades se hizo con el fin de generar capacitaciones en planes de negocio, empresarización y caracterización de la oferta. El resultado es una base de datos con cerca de 10.000 integrantes, de los cuales a la fecha no hay ninguno vinculado al programa de comercialización en la ciudad.

Evidencia

Durante la veeduría de la entidad de control, la Secretaría de Desarrollo Económico generó un documento en el que asegura que la meta en la estrategia de empresarización rural y la consolidación de la oferta, se ejecutó en su totalidad.

Sin embargo, a la fecha no hay documentos que prueben la vinculación de la población rural, mediante el proceso de comercialización y/o planes de negocios en las plazas de mercado de la ciudad.

Se evidencia que, producto de la inversión del Distrito de $12.486 millones en la región central rural bogotana, se obtuvo un beneficio para los capitalinos de tan sólo 0,01%, cosa que demuestra el muy bajo nivel de impacto comparado con la inversión realizada, hecho que constituye un presunto detrimento al patrimonio.

De acuerdo con el informe de la Personería, no se cumplió con el objetivo de la meta, por cuanto no hay evidencia de la vinculación de 7.000 productores campesinos a procesos de producción y comercialización sostenible. La SDE no demostró dicha vinculación bajo parámetros medibles y cuantificables.

La citada Secretaría, al parecer, tampoco realizó control y seguimiento, una vez finalizados las capacitaciones para garantizar el abastecimiento en el Distrito, mediante la consolidación de nuevos canales de comercialización.

La caracterización de la oferta no se encuentra articulada a ningún proceso de producción ni comercialización, que redunde en beneficio de los capitalinos, ya que el trabajo que contrató la SDE con las diferentes universidades y/o asociaciones, no arrojó resultado diferente al de una base de datos actualizada respecto a los productos que sembraban los campesinos en sus tierras.

Por todo lo anterior, la Personería de Bogotá envió copia del informe a la Contraloría Distrital para que investigue las irregularidades fiscales e inició una indagación preliminar para determinar los responsables de la ejecución de los recursos.

Hay que preguntarle al señor ex Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que sucedió con los más de 12 mil millones de pesos comprometidos en este caso y a dónde fue a parar ese gran monto de dinero.

De confirmarse la irregularidad, Petro podría ser objeto de una acción de repetición para que pague con su pecunio este posible detrimento patrimonial a las arcas el Distrito, que en últimas son recursos públicos, de todos los capitalinos.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario