Críticas a la embajadora en Suiza, Adriana Mendoza, por no apoyar a colombianos en ese país

Adriana Mendoza, embajadora colombiana en Suiza, acusada mediante una carta de tener poco sentido de la huminidad con los connacionales en estas épocas de Coronavirus.

 

Un grupo de colombianos que vive en Suiza, indignados, mediante un carta pública, lanzaron una fuerte crítica contra la embajadora nacional en ese país, Adriana del Rosario Mendoza Agudelo, a quien acusan de falta de solidaridad,  negligencia y poca gestión con sus connacionales en medio de la crisis por el Coronavirus.

Mendoza es la Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas (ONU) y otras Organizaciones Internacionales con sede en Ginebra, Suiza.

Resulta que los gobiernos de Suiza e Israel ofrecieron el pasado 23 de marzo de 2020 un vuelo humanitario, un avión Airbus de la empresa Edelweiss para hacer la ruta aérea Zúrich-Bogotá-Zúrich, con el fin de traer gratis a los colombianos que quisieran pasar en nuestra patria, con sus familiares, la entrante cuarentena por el COVID-19.

Eso se hizo con el consentimiento del Gobierno del Presidente Iván Duque y la decisión fue justo en el momento en el que la Casa de Nariño tomó la medida de implementar el confinamiento obligatorio en todo el territorio nacional, desde ese 23 de marzo hasta el 13 de abril de 2020.  Sin embargo, por ser un tema humanitario había un excepción en este caso suizo.

Los reclamantes manifiestan que estaban sanos en ese momento y dispuestos a someterse al ailamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, tal como sucedió con los colombianos repatriados de Wuhan (China) a comienzos de la epidemia, mediante la Operación “Misión Regreso a Casa” de la Fuerza Aérea Colombiana en el avión Júpiter, el pasado 27 de febrero de 2020.

Los colombianos que residen en (Ginebra, Suiza), considerada la capital de la diplomacia mundial, acusan a Mendoza de no haberles informados sobre dicho vuelo humanitario. Estos connacionales, la mayoría trabaja en organizaciones internacionales como Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial del Trabajo, la Cruz Roja Internacional y la IATA, entre otras.

El avión partió ese 23 marzo con solo 40 pasajeros a bordo y no con su capacidad total de 200 personas, que pudieron haber regresado a Colombia a pasar la pandemia del COVID-19 con sus familiares, pero no lo hicieron por falta de información. Una muestra clara de poca humanidad.

A pesar que la otra embajadora de Colombia ante Suiza, Sofía Gaviria, con sede en Berna, socializó la información de vuelo humanitario desde Zúrich hacia Bogotá, por el grupo de Whastapp en el que está incluida su colega, la embajadora ante la ONU y otros organismos internacionales Adriana Mendoza, con sede en Ginebra.

Gaviria se encarga de las relaciones bilaterales entre Colombia y Suiza, de igual forma, Mendoza tiene a su cargo las relaciones multilaterales de Colombia ante la Naciones Unidas y otros organismos internacionales. La ONU tiene cuatro sedes en el mundo:  Nueva York (Norteamérica) atiende temas de seguridad. Nairobi (Äfrica), estudia asuntos ambientales. Viena (Suiza) se encarga de armas nucleares. Ginebra (Suiza) analiza los temas relacionados con los Derechos Humanos.

Suiza es el segundo país con más casos de coronavirus percapita y en Ginebra por cada 75 personas, una tiene coronavirus.

Mendoza es ficha del expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos y fue nombrada el 27 de Julio de 2018, a solo 10 días de finalizar el gobierno santista.

Estamos en una emergencia sanitaria mundial por el Coronavirus y no se deben mirar razas, ni credos, ni partidos políticos para ayudar a los ciudadanos, la actitud de Mendoza es reprochable, porque ella es la representante de Colombia ante la ONU en casos de Derechos Humanos y ha dejado mal el nombre del país.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario